Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Diseño 14 nov 2018

La iniciación en 'visual thinking' para 'muggles'

Salvador Valle es responsable de experiencia de usuario en BBVA Next Technologies, desde donde se dedica a investigar sobre nuevos modelos de interacción. En este artículo explica los pasos clave para iniciarse en el mundo del ‘visual thinking’ y sacar el máximo provecho a estas técnicas de dibujo para explicar y difundir ideas.

Mi nombre es Salvador Valle y soy responsable de experiencia de usuario en BBVA Next Technologies. Aunque a decir verdad tendría que haberme presentado de otra manera: “Hola, me llamo Salva y soy un ‘muggle’”.

Con esta denominación es como se conoce a los ‘no magos’ en la saga de Harry Potter. ¿Y por qué soy un ‘muggle’? La respuesta es que no sé dibujar. Me falta ese talento, esa ‘gota de magia’ que tienen las personas capaces de representar en un papel lo que tienen en su cabeza.

Todos los que no contamos con ese don sabemos que puede llegar a resultar frustrante enfrentarnos a este reto. Pero aunque no podamos llegar a ser magos, sí podemos ser esa mezcla de mago y ‘muggle’ que en la saga Harry Potter llamaban ‘Sangre Sucia’.

visual-muggle-bbva

Tarjeta para 'muggles' que no conocen las herramientas del 'visual thinking'.

Algo que, lejos de ser considerado como algo despectivo, puede llegar a tener un punto ‘molón’. Pero, como todo, requiere primero de un aprendizaje. Para poder ‘hacer magia’ con el ‘visual thinking’ primero hay que adquirir ciertos poderes que nos ayuden en nuestro día a día.

¿Para qué sirve el ‘visual thinking’?

Esa forma de transmitir información, que puede llegar a ser compleja, usando dibujos o recursos gráficos es algo que puede tener una gran utilidad en el día a día. Visualizar nuestras ideas para entenderlas mejor es posible gracias al uso de las herramientas ‘visual thinking’ en cuatro grandes áreas.

La primera es la llamada ‘visual management’. Son los tableros que ayudan a agrupar conceptos y resultan esenciales en el desarrollo de proyectos, productos y servicios. La segunda se denomina ‘sketchnoting’, tus notas o apuntes visuales, tan personales que ayudan a activar la atención, comprender los conceptos y sintetizar.

Algo que va en la línea de la siguiente: la ‘facilitación gráfica’. Permite sintetizar ideas, recordando los puntos clave para mejorar los procesos de aprendizaje, toma de decisiones y dinámicas de grupo. Por último, queda el ‘graphic recording’, que consiste en dibujar lo esencial en tiempo real durante eventos, reuniones y cursos para fomentar la memoria en grupo y la motivación.

Descritas esas herramientas, queda lo más importante: la ‘varita’ para hacer la magia. De la misma forma que existe una para cada mago, existen muchos rotuladores para poder plasmar el ‘visual thinking’. Yo, por supuesto tengo mis favoritos, y para encontrar el tuyo te recomiendo: que sean constantes en su trazo, que sequen rápido para que puedas colorear sin que se mezclen colores y que no traspasen.

Pero, por muy buena que sea la varita si no tenemos hechizos y pociones, la magia brillará por su ausencia. En el caso del ‘visual thinking’ no es necesario saber dibujar, para lograr el poder solo hay que tener en cuenta estos trucos:

1. Formas abiertas, formas cerradas

Las formas geométricas más básicas van a ser nuestro perfecto aliado para comenzar. No es imprescindible saber dibujar, representar objetos, ideas y conceptos complejos es posible usando la sintetización geométrica de la forma. Es decir, formas cerradas como el cuadrado, el círculo, el óvalo, el rectángulo, el triángulo, el rombo y el trapecio. No hace falta complicarse más. Lo mismo que con las formas abiertas: la línea, el arco, la onda, la espiral y la línea quebrada.

visual-thinking-bbva

2. De grande a pequeño y al detalle

Este será nuestro orden de dibujo, siempre se pintará primero la forma más grande y se finalizará con el detalle.

visual-thinking-bbva

3. Contenido, contexto, diseño

Esto es algo muy importante. Para dibujar algo primero tenemos que saber qué queremos plasmar, luego qué sentido queremos darle, o en qué contexto está, y por último ya nos pondremos a dibujarlo.

visual-thinking-bbva

4. Dibujar de adelante hacia atrás

Esta parte suele ser especialmente complicada para los ‘muggles’, pero hay que acostumbrarse a dibujar siempre primero lo que está más cerca y después incluir los elementos que están en el plano más lejano.

visual-thinking-bbva

5. Dibujando personas

Incluir personajes a los dibujos es algo que le da mucha fuerza a nuestras creaciones. Aunque, de primeras puedan parecer difíciles, hay que usar las formas básicas antes descritas para representar de forma sencilla a las personas: círculos, triángulos, cuadrados, rectángulos, líneas…

visual-thinking-bbva

6. Flechas y procesos

Las flechas resultan un elemento muy útil para representar flujos, así que no te olvides de ellas para enriquecer tus creaciones. Hazlas simples, no te compliques la existencia, y los dibujos se entenderán mucho mejor.

visual-thinking-bbva

7. Escribe algo que se lea

No todo es dibujar en ‘visual thinking’, también se puede escribir. Pero ojo, es muy importante que lo que escribas se lea. Para ello, es importante trabajar tu caligrafía y tener un par de tipos de letra distinta para títulos, destacados y texto normal.

8. El detalle, como cierre

Aunque se quede justo para el final, el detalle es muy importante. No es lo mismo una bomba, que una bomba a punto de estallar; un café, que un café caliente; o un coche, que un vehículo que circula a toda velocidad.

visual-thinking-bbva

Seis trucos básicos, que no son los únicos, pero bueno para ir empezando es más que suficiente. Es complicado en una noticia contaros todo. ¿Qué podéis hacer? Practicar y veréis como vuestros poderes de ‘visual thinker’ empiezan a aparecer por sí solos.

Estos son los poderes que adquieres

Solo hay que dedicarlo un poco de esfuerzo, y pronto veremos cómo el ‘visual thinking’ nos da poderes, tales como activar nuestra atención, estimular la investigación o facilitar la comprensión de conceptos. Y es que al extraer esas ideas fundamentales, desarrollamos nuestra capacidad de síntesis, de pensamiento, estructuramos mejor los contenidos y potenciamos la creatividad. Una forma de cultivar la emoción estética y mejorar la motivación, algo esencial para lograr lo que nos propongamos.

Aunque no os lo creáis, ya se tienen poderes. Queda practicar un poco cada día y veréis lo fácil que es mejorar en muy poco tiempo. Por último, aquí os dejo un ejemplo de mis apuntes y como un ‘muggle’ como yo, utiliza el ‘visual thinking’ para mejorar su forma de trabajar.

visual-thinking-bbva

Ejercicio de 'visual thinking' - Salvador Valle

Otras historias interesantes