Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 19 oct 2016

La misión espacial europea que nos dirá si hay vida en Marte

Todos los ojos de la Agencia Espacial Europea (ESA) están hoy pendientes de nuestro vecino espacial más próximo. Si las cosas van según lo previsto, a las 14:42 GMT tocará la superficie de Marte por primera vez una nave fabricada en Europa. Se trata del módulo de aterrizaje Schiaparelli, uno de los integrantes de la misión ExoMars que buscará rastros de vida en el planeta rojo durante los próximos años.

El módulo se desprenderá de la sonda orbital Trace Gas Orbiter (TGO) y entrará en la atmósfera marciana a 21.000 km/h. Solo seis minutos después, “amartizará” en una región cercana al ecuador del planeta. Schiaparelli probará las tecnologías de aterrizaje más punteras y abrirá el camino a futuras expediciones, robóticas o humanas.

El progreso del descenso, que utilizará un escudo térmico, un paracaídas y varios propulsores, podrá seguirse en directo a través de las redes sociales, en las cuentas de Twitter que la ESA ha creado para esta misión.

El módulo lleva el nombre del astrónomo italiano que, en 1877, descubrió unas formaciones acanaladas que cruzaban la superficie del planeta. Giovanni Schiaparelli nunca habló de que pudieran tratarse de construcciones artificiales. Pero una incorrecta traducción al inglés de su artículo científico prendió la mecha de la imaginación de algunas personas que, como el astrónomo Percival Lowell, creyeron estar ante una señal de vida inteligente.

En busca de rastros de vida

Aunque hoy sepamos que en Marte no hay ninguna civilización equiparable a la humana, la ESA quiere averiguar si alberga o ha albergado algún tipo de vida.

Por ello, además de probar las tecnologías más novedosas de aterrizaje extraterrestre con Schiaparelli, la ESA mantendrá a la TGO orbitando en torno a Marte para investigar si sus emisiones de metano tienen un origen geológico o biológico.

Si el metano de Marte está acompañado de otras moléculas de carbono, podría estar relacionado con la vida

El asesor científico de la ESA Mark McCaughrean explicaba así el proyecto recientemente en la Fundación BBVA: “Sabemos que la atmósfera de Marte contiene metano, que debería haber sido destruido por la luz solar. Esto quiere decir que algo lo está produciendo hoy en día”.

Hay dos opciones: que tenga un origen geológico bajo la superficie, donde las rocas cambian de un tipo a otro en presencia de agua tibia, una especie de proceso metamórfico; o que proceda de metanógenos, formas de vida muy primitivas que también tenemos en la Tierra, añadía McCaughrean.

“Así que si este metano está acompañado de gases como el azufre, estará probablemente ligado a la geología; si está acompañado de otras moléculas de carbono, podría estar relacionado con la vida”, concluye el asesor científico de la ESA. Y esto es lo que intentarán averiguar con los datos que recoja la sonda orbital TGO.

Imagen de las naves de la Agencia Espacial Europea que buscará vida en Marte.

El módulo lleva el nombre del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli

Además, si el aterrizaje de Schiaparelli se produce con éxito hoy, en 2020 llegará a Marte un segundo módulo, Pasteur, que taladrará su suelo para intentar localizar rastros directos de vida. Según explicaba McCaughrean, Pasteur “tendrá un robot a bordo que se desplazará buscando lugares interesantes donde podría haber habido vida en el pasado o incluso en la actualidad, a dos metros bajo la superficie, a salvo de la radiación ultravioleta dañina del espacio”.

Entrevista completa con Mark McCaughrean en la Fundación BBVA

Otras historias interesantes