Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía 09 oct 2018

La participación del trabajo en la renta nacional

Una parte de lo que se produce, de la renta que se genera, va a los propietarios del capital. ¿Qué significa esto? ¿Qué es la participación del capital en la renta? ¿Y la participación del trabajo en la renta? Luis Díez, de BBVA Research, da respuesta a estas preguntas.

En los propietarios del capital se encuentran desde los dueños de grandes empresas hasta autónomos, pequeños y grandes ahorradores y los dueños de una vivienda entre otros. Toda esa parte se conoce como “participación del capital en la renta”. El resto se destina a los asalariados y lo conocemos como “la participación del trabajo en la renta”.

¿Qué ha estado pasando con la participación de la renta del trabajo durante los últimos años?

Esto es un fenómeno global y, por tanto, afecta a la mayoría de las economías desarrolladas. Sin embargo, aunque la tendencia general sea a la baja, no se observa en todos los sectores de la economía. Por ejemplo, en el sector servicios, el peso de los salarios se ha incrementado de manera notable en las últimas décadas en países como Estados Unidos, Alemania o España. La participación del trabajo en la renta ha caído a nivel global, una situación misteriosa teniendo en cuenta que, previamente y durante muchos años, la parte de la tarta en mano de los trabajadores había permanecido constante con escasas variaciones a lo largo del tiempo.

¿Qué explica estas tendencias?

Hay diferentes teorías sobre la mesa. Entre las más populares están:

  • El descenso en el poder de negociación de los trabajadores.
  • La deslocalización de los sectores más intensivos en trabajo hacia países como China o India.
  • El auge de grandes empresas tecnológicas de carácter global, muy intensivas en capital y capaces de generar mucho valor sin utilizar tanto trabajo.

Estas explicaciones pueden ser importantes y formar parte de la historia, pero lo que se quiere destacar es una explicación más relacionada con mejoras tecnológicas y la caída en el precio del capital. El abaratamiento de los bienes de equipo y de la maquinaria ha inducido a las empresas a adquirir capital en vez de contratar trabajadores y eso ha generado una caída de la participación del trabajo en la renta nacional. Sin embargo, esa sustitución se ha dado mucho más fuerte en la industria, mucho más intensiva en tareas rutinarias que en servicios y, por tanto, es consistente con ambas, la evolución del peso de los salarios en los diferentes sectores y a la caída agregada.

Otras historias interesantes