Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 06 nov 2018

¿La subida de tipos pondría en riesgo la economía global?

La mejora sostenida del ciclo económico estadounidense soporta el proceso de subida de tipos que está cometiendo la Reserva Federal (Fed). Sin embargo, el riesgo de que el Banco Central decida llevar los tipos de interés de referencia a niveles que comprometan la economía global no son menores. Sara Baliña, de BBVA Research, analiza los motivos que llevan a esta situación.

Sin lugar a dudas, el hecho de que el Banco Central aumente los tipos de interés de referencia puede poner en riesgo la estabilidad financiera global y el crecimiento económico mundial. Los motivos fundamentales de este riesgo residen en:

  • Una cierta moderación del crecimiento económico mundial en respuesta al estrés financiero observado en los países emergentes. Esto se suma a la escala de tensiones proteccionistas en un mundo especialmente vulnerable a costes de  financiación más altos dado los niveles de endeudamiento que se presenta.
  • El impacto de los programas de estímulo fiscal acometidos en Estados Unidos pueden influir en la función de redacción del Banco Central. En este sentido, es importante mencionar dos elementos de gran relevancia:
    • Por un lado, ese estímulo fiscal puede provocar un cierto aumento de las expectativas de infracción y hacer que el Banco Central decida subir tipos más rápido con mayor intensidad de lo previsto por los mercados financieros.
    • Por otro lado, una vez que se produzca la finalización de estos estímulos en 2020, podemos asistir a una cierta pérdida del fuelle del ciclo estadounidense que coincida justo con la conclusión de las subidas de tipos por parte del Banco Central.
  • El tercer motivo es la presencia de ciertas señales de sobrevaloración en algunos activos financieros, fundamentalmente en el mercado de crédito de Estados Unidos lo que, unido a un cierto deterioro de las métricas de endeudamiento empresarial en España, pueden ejercer de amplificaciones en un entorno de tipos de interés más alto, que también pueden convivir con un escenario de menor dinamismo económico.

Hasta el momento, los mercados de acciones y los mercados de crédito han tenido un buen comportamiento sustentado en un ciclo económico fuerte. Sin embargo, debería observarse su respuesta ante un escenario de tipos progresivamente más altos. Tampoco es descartable asistir a salidas de capitales de los activos más arriesgados, que se contagiarían a los mercados emergentes y podrían tener un impacto en la demanda doméstica estadounidense.

¿A quién podría perjudicar, más directamente, un cambio de la hoja de ruta de la Fed?

El riesgo de accidente de la Reserva Federal se trasladaría al mundo a través del canal financiero con dos elementos de seguimiento: el impacto en las economías emergentes más vulnerables y el impacto inducido que pueda tener en la demanda doméstica de Estados Unidos. Para minimizar este riesgo, es clave que la Reserva Federal no introduzca incertidumbre sobre el nivel de llegada de los tipos de interés a medio plazo, sobre todo para evitar subidas abruptas en los tipos largos de la curva de tipos (que son la referencia a la hora de tomar decisiones de inversión global).

Por el momento, el mercado se ha ido ajustando y se ha acomodado ese escenario de tipos más altos. A día de hoy, la subida de tipos pronosticada para diciembre está prácticamente descontada y las probabilidades de que el año que viene se produzcan tres subidas es un hecho. Los tipos de interés de referencia en Estados Unidos a finales del 2019 estarían en torno al 3,25% pero, por otra parte, es necesario saber que son tipos de referencia relativamente elevados que se podrían soportar en un escenario mundial relativamente benigno.

Otras historias interesantes