Innovación y vanguardia, recursos tecnológicos y humanos, un nuevo enfoque corporativo que se prepara para un mundo cada vez más digitalizado pero que necesita de la relación presencial confiable. Todo reunido con original estilo artístico en una celebración social de bienvenida al nuevo miembro de la Ciudad Global BBVA, que se yergue en un rincón porteño que emula Wall Street.

La fiesta de bienvenida a la sociedad para la torre de 33 pisos, a 155 metros de altura, que lleva en lo alto del rincón de los rascacielos de la ciudad de Buenos Aires, Catalinas 1 y 2, los logos del BBVA, no tendrá el 20 de abril el clásico corte de cintas con coro de aplausos que forma parte de la rutina ceremonial. Se cambia la tijera y la cinta por una maqueta de la torre que, al contacto con la energía humana, encenderá todas las luces, en la fachada e interiores del edificio.

La plaza pública de 3600 metros cuadrados que rodea a una de las caras laterales del rascacielos, la que ocupa el ángulo de las avenidas Alem y Córdoba, estará iluminada a pleno, especialmente decorada y cubierta de pantallas Led, será el lugar de arribo de los invitados a la inauguración oficial de la torre corporativa BBVA en Buenos Aires.

Los senderos convergen en un ‘front desk’ apostado en la antesala exterior al edificio, cuya vidriada fachada se iluminará con efectos virtuales. Previo al ingreso al ‘hall’, las visitas atravesarán por una pasarela bordeada por maquetas de más de dos metros de altura, representativas de las cinco torres corporativas del banco en: el Paseo de la Reforma de México DC, el barrio Las Tablas de Madrid, el parque Titanium de Santiago de Chile, la avenida Mariscal López y Torreani Viera de Asunción del Paraguay y la BBVA Compass, en el distrito residencial y comercial Galleria area, en Houston, Estados Unidos: es la bienvenida a la Ciudad BBVA.

Se pensó en una contundente demostración de vanguardia tecnológica, exhibida mediante islas de realidad virtual

La propuesta audiovisual y gastronómica que aguarda en la amplia planta que hace las veces de salón de fiestas casi automáticamente los absorberá en una lógica digital con calor humano. Al revés que en la parte exterior, una pantalla estará mostrando el entorno de afuera pero con una intervención virtual en la que todo cartel parece llevar el nombre BBVA.

Igual te interesa…

Sucursal BBVA Torre

Son escenas, detalles, de un gran acontecimiento que, desde el momento en que los constructores entregaron las llaves de la torre ya lista para habitar, en la segunda mitad del año pasado, obsesionan a los responsables de llevar a buen puerto la celebración en público: el gerente de Publicidad, Santiago Sanguinetti, y la subgerenta de Eventos, Promociones y PR, Paula Morera. Calculan que acudirán a la cita cerca de 400 personas, entre funcionarios del gobierno nacional, políticos, empresarios, periodistas y profesionales, a quienes recibirán las máximas autoridades anfitrionas: el presidente del grupo BBVA, Francisco González, junto al titular de la filial argentina, Martín Zarich.

Uno de los aspectos más cuidados en la planificación de la fiesta ha sido dejar en claro que el BBVA se propone liderar la digitalización de la banca en el mundo como facilitador de oportunidades. Se pensó en una contundente demostración de vanguardia tecnológica, exhibida mediante islas de realidad virtual, audiovisuales 360, juegos de realidad virtual, pantallas innovadoras.

Los asistentes podrán bajar una App para participar en las actividades interactivas

El arte tuvo parte

Cohesionar todos los elementos visuales y sonoros con la circulación de invitados de características heterogéneas desembocó en la búsqueda de soluciones artísticas que las amalgamaran. La agencia MCI Group trasladó a un juego de espejos los entornos de afuera y de adentro experimentados por las visitas. Así, en el ‘hall’ central, un tubo de vidrio con forma de pecera proyectaría una recorrida en ascensor de los 33 pisos, en los que iría mostrando diferentes momentos de cada jornada.

El montaje técnico y la presentación que potenciarán la demostración del poderío tecnológico del que se pertrechó el banco se le encomendaron al estudio Inchausti & Parinelli, de los famosos escenógrafos que trabajan con el teatro Colón y en publicidades nacionales y extranjeras, que hicieron el evento de la embajada de Grecia en el que se reprodujo la costa de Mikonos: Agustín Inchausti y Gustavo Parinelli.

La idea y el montaje de las dos islas de realidad virtual que serán dispuestas en el ‘hall’ del edificio para amenizar la espera de las visitas que vayan llegando se encargaron a la empresa Underground, especializada en 3D, que preside Sebastián Ortega.

Igual te interesa…

Fotografía de Torre BBVA Francés

Se pensó que los asistentes puedan bajar una App, como se hace en Disneyword, para participar en las actividades interactivas, como los juegos o las experiencias virtuales.

La musicalización elegida aprovechó la identidad de marca global, en la que se exalta precisamente el ADN musical. El audio de la fiesta se reparte en ocho bocas de salida entre tres y cuatro metros que combinan los efectos del surround 5.1.

Pero el gran desafío del evento consiste en poner en contacto a los invitados con el recurso humano vinculante a fin de establecer lazos de confianza, lo cual exige aprovechar la cibernética para aplicarla al mejor conocimiento del plantel del grupo. A tal efecto fue convocado el reconocido fotógrafo que desarrolló la marca de indumentaria Bolivia, especialista en tomas gestuales, con historia: ‘Chino’ Zavalía.

Encaró la tarea de retratar uno por uno, en sesiones de 40 minutos, a distintos  empleados, armando una presentación en 22 retratos de los que hacen el día a día. Cada historia y la ampliación virtual de la información en torno de sus vidas, gustos, opiniones, con la indumentaria de cada instancia, son incorporados en realidad aumentada a un ‘layout’, pasible de ser transitado con un dispositivo, foto por foto, como se hace en los museos. Este recurso artístico de vanguardia tecnológica y digital permite captar en imágenes y transmitir valores tales como la actitud corporativa, comprensión, trabajo en equipo, empatía.

La Torre BBVA de Buenos Aires se inaugura oficialmente el jueves 20 de abril de 2017.

BBVA

El capítulo social

El corte de cinta, aunque ‘sui generis’, los discursos, el brindis, el cóctel integran la agenda obligada de cada acto inaugural, pero los organizadores quisieron darle un toque digital que lo distinga y convocaron al director de Contenido Audiovisual, Christoph Behl, para que realice a todo 3D y 360 grados un corto de tres minutos que contenga un popurrí de animación, fotografía, pintura, punto de fuga, con el proyecto global que encarna este centro financiero y complejo de negocios que BBVA erigió en Catalinas Norte.

Las imágenes serán reflejadas en forma retroenvolvente en las tres caras laterales de la torre que dan al este, oeste y norte, y que mapean las escenas desde cada uno de los ángulos desde los que se observen, como un prisma que en cada cara refleja distintas formas de ver una misma realidad.

Y como broche a una velada cuyos ejes buscados por los organizadores se sintetizaron en dos conceptos: innovación y vanguardia, el bajista de Soda Stéreo, Zeta Bosio, aceptó el reto de enfrentar por primera vez en público la reinvención electrónica que creó del rock sinfónico, el Shoot The Radio, que ya había anticipado en el estreno del homenaje a Gustavo Ceratti, en febrero, junto al Cirque Du Soleil: Séptimo Día, No descansaré, coproducido junto a Pop Art Music y Soda Stereo.

Combina a través de consolas, al estilo de los DJ e influencia de Alejandro Pont Lezica, música y sonidos, expresándolos en forma visual como un videoclip virtual.

Comunicación corporativa