Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inmobiliario 29 ene 2020

La venta de viviendas se modera a finales de 2019 en España

Según el informe de BBVA Research, el mercado inmobiliario español sigue sin recuperar el tono previo a las últimas reformas regulatorias. Así, pese a que los determinantes de la demanda son relativamente positivos, la venta de viviendas se moderó en noviembre, lo que no impidió un ligero avance en la contratación de hipotecas. Las variables de oferta, como el mercado de trabajo y algunos costes de producción, denotan debilidad y los visados se estancaron en octubre.

Según el Centro de Información Estadística del Notariado (CIEN), la evolución de las ventas en octubre y noviembre de 2019 sigue sin reflejar una clara recuperación tras los acusados descensos registrados desde la segunda mitad de 2018. En noviembre se vendieron casi 47.000 viviendas (+5,6% interanual). Una vez corregida la serie de estacionalidad y efectos de calendario (CVEC), las ventas residenciales mostraron un descenso intermensual del 1,1%.

Esta evolución contrasta con la que registran la mayor parte de los determinantes de la demanda que, aunque a tasas moderadas, siguen mostrando variaciones positivas. La economía sigue creando empleo (+2,0% interanual los afiliados a la Seguridad Social), crecen los salarios pactados en convenio (+2,3% interanual hasta diciembre), los tipos permanecen bajos y el saldo migratorio positivo impulsa la demanda potencial de vivienda. Por otra parte, la confianza de los consumidores volvió a deteriorarse en diciembre.

Las nuevas operaciones de crédito para compra de vivienda crecieron por cuarto mes consecutivo en noviembre, según los datos del Banco de España (+5,6% interanual), apreciándose un aumento del peso de los préstamos a tipo fijo, que supusieron el 45,0% del total del nuevo crédito en el mes. Los datos de CIEN también muestran un incremento interanual del número de hipotecas en noviembre (10,4%). Tras corregir la estacionalidad y los efectos calendario, el número de hipotecas creció el 1,6%, una variación intermensual, después de dos meses de contracción. Además, en el último trimestre del año, la evolución del mercado hipotecario está mostrando un mejor comportamiento que la compraventa de viviendas debido, en parte, a la peor evolución que muestran las compras de viviendas sin préstamo hipotecario que, en los once primeros meses de 2019, cayeron el 9,3%. Todo ello en un contexto de bajos tipos de interés, en el que el tipo medio de las nuevas operaciones hipotecarias se situó en torno al 2,0% en noviembre.

Según los datos del Ministerio de Fomento, en el pasado mes de octubre se aprobaron 9.200 permisos, lo que supuso un avance interanual del 7,2%. Tras corregir la serie de estacionalidad y efecto calendario, se aprecia cómo los permisos para iniciar nuevas viviendas en octubre permanecieron prácticamente estables (-0,7% intermensual). Por su parte, los indicadores relativos a la oferta residencial mostraron cierta debilidad en los últimos meses de 2019. En la segunda mitad del año el mercado de trabajo en el sector de la construcción reflejó un menor dinamismo que en la primera, y al final del ejercicio perdió tracción. El indicador de clima de la construcción residencial también denotó un deterioro en el final del año debido, sobre todo, a la peor evolución percibida en el empleo del segmento.

El mercado de suelo no consolidó en noviembre la evolución positiva del mes anterior. En términos interanuales, tanto el número de operaciones como la superficie total transada se redujeron en noviembre (-12,6% y -21,0%, respectivamente).

Otras historias interesantes