Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Las claves para entender el lenguaje de moda: Python

Imagen de Meetlatam Chile 2016 Tecnología digitalización

En el mundo de los programadores hay un nuevo lenguaje que está dando mucho que hablar: Python. Estamos ante un tipo de lenguaje de programación (conjunto de símbolos y reglas sintácticas y semánticas que son necesarias para crear programas que controlen el comportamiento físico y lógico de una máquina) que apuesta por la simplicidad, versatilidad y rapidez de desarrollo, cuyo nombre está inspirado en el grupo de cómicos ingleses “Monty Python”.

Su expansión y popularidad es relativamente reciente ya que fue creado a finales de la década de los ochenta por Guido Van Rossum en el Centro para las Matemáticas y la Informática en los Países Bajos, como un sucesor del otro lenguaje de programación, el  ABC. Aunque no se publicó  hasta 1991. En la actualidad es administrado por la Python Software Foundation.

¿Por qué Python?

En los últimos años Python ha alcanzado gran popularidad debido a varias razones:

  1. Contiene una gran cantidad de librerías (tipos de datos y funciones incorporadas en el propio lenguaje) que te ayudan a realizar tareas sin tener que programar desde cero.
  2. Permite crear programas de forma veloz y sencilla y con menos líneas de código que con otros lenguajes.
  3. Puedes desarrollar Python en diversas plataformas como Unix, GNU/Linux, macOs, Windows…
  4. Es gratuito, incluso para propósitos empresariales.

¿Cuáles son sus principales características?

Multiparadigma

Python es un lenguaje de programación multiparadigma, es decir, que no fuerza a los programadores a adoptar un enfoque particular de programación, sino que permite utilizar varios estilos.

Multiplataforma

Hay versiones disponibles de Python en muchos sistemas operativos distintos. Originalmente se desarrolló para Unix, aunque cualquier sistema es compatible con el lenguaje siempre y cuando exista un intérprete programado para él.

Interpretado

Un lenguaje interpretado o de script es aquel que se ejecuta utilizando un programa intermedio llamado intérprete. Es decir, el código fuente se traduce a un pseudo código máquina intermedio llamado bytecode la primera vez que se ejecuta generando archivos .pyc o .pyo, que son los que se ejecutarán en sucesivas ocasiones. Los lenguajes interpretados son más flexibles y portable frente a los compilados que tienen una ejecución más rápida.

Interactivo

Python dispone de un intérprete por línea de comandos en el que se pueden introducir sentencias. Cada sentencia se ejecuta y produce un resultado visible, que puede ayudarnos a entender mejor el lenguaje y probar los resultados de la ejecución de porciones de código rápidamente.

Funciones y librerías

Dispone de muchas funciones incorporadas en el propio lenguaje, para el tratamiento de cadena de textos, números, archivos, etc. Además, existen muchas librerías que podemos importar en los programas para tratar temas específicos como la programación de ventanas o sistemas en red o cosas tan interesantes como crear archivos comprimidos en .zip.

Sintaxis clara y legible

Python tiene una sintaxis muy visual, gracias a una notación indentada (con sangrado de texto mediante tabulación o espacios) de obligado cumplimiento. En muchos lenguajes, para separar porciones de código, se utilizan elementos como las llaves o las palabras clave begin y end. Para separar las porciones de código en Python se debe tabular hacia dentro, colocando un margen al código que iría dentro de una función o un bucle. Esto ayuda a que todos los programadores adopten unas mismas notaciones y que los programas de cualquier persona tengan un aspecto muy similar.

Python es una interesante realidad que está en constante evolución y desarrollo y cuenta con el apoyo de una comunidad que crece rápidamente. Empresas como Yahoo, Google, Walt Disney, la NASA o Red Hat ya utilizan Python en sus desarrollos.

Otras historias interesantes