Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 15 abr 2016

Los bancos centrales, una pieza clave de la economía mundial

El panorama económico mundial no podría entenderse sin el papel fundamental que están desempeñando los bancos centrales. No hay día en que hablen los presidentes de los principales reguladores del mundo (Kuroda, Yellen, Draghi o Carney, por citar algunos) en el que los mercados no experimenten grandes movimientos. Y para siempre quedará en nuestra memoria financiera el whatever it takes pronunciado por Draghi en 2012.

Los bancos centrales son responsables de mantener la estabilidad de los precios y la confianza en la moneda nacional, produciendo efectos en la regulación del crédito y el ahorro.

Otro objetivo, quizás menos conocido, que persigue la banca central es gestionar eficientemente las reservas internacionales para afrontar turbulencias financieras y cambiarias. Actualmente, el volumen de reservas total que gestionan los bancos centrales asciende aproximadamente a 13 billones de dólares, convirtiéndose en actores muy relevantes en el escenario económico actual.

Diseño de la Política Monetaria

Desde el año 2008, con el comienzo de la crisis financiera, las prioridades de la política monetaria cambiaron con el objetivo de fortalecer el sistema bancario. Las medidas e instrumentos tradicionales de los bancos centrales tuvieron que ser complementados con la articulación de las llamadas operaciones de expansión cuantitativa (Quantitative Easing en inglés).

Esta política monetaria expansiva consiste en la compra masiva en el mercado secundario por parte del Banco Central de la deuda emitida principalmente por los Estados, aunque también adquieren títulos de deuda privados. El objetivo último es impulsar los mecanismos de transmisión de la política monetaria que permitan estimular la economía.

Gestión de las Reservas Internacionales

Las premisas básicas de los bancos centrales en su gestión de las reservas internacionales ha sido tradicionalmente, por orden de importancia: (I) la seguridad, preservación del capital; (II) un alto grado de liquidez; y, en último lugar y como factor deseable, (III) una rentabilidad adecuada. Estas premisas convierten a los bancos centrales en inversores públicos muy conservadores, anteponiendo la disponibilidad inmediata (inversiones muy líquidas a corto plazo) y la preservación del capital a la rentabilidad.

Sin embargo, y paradójicamente debido sus propias políticas monetarias, tenemos en la actualidad un entorno de  bajas rentabilidades y tipos negativos en la mayoría de los mercados desarrollados. Esto ha hecho que, en la búsqueda de una mayor rentabilidad, muchos bancos centrales salgan de sus zonas de confort y comiencen a realizar inversiones ligeramente más arriesgadas, aumentando la diversificación de divisas (incluyendo el RMB, por ejemplo), ampliando la gama de instrumentos hacia rentabilidades algo mayores (ajustadas al riesgo) o alargando las duraciones medias de sus carteras.

 

ALEMANIA EDIFICIOS:FRA01. FRÁNCFORT DEL MENO (ALEMANIA), 12/01/2015.- Vista general del nuevo edificio del Banco Central Europeo (ACB) hoy, lunes 12 de enero de 2015, en Fráncfort del Meno (Alemania). El edificio será inaugurado oficialmente el 18 de marzo. EFE/BORIS ROESSLER

Vista general del edificio del Banco Central Europeo (ACB) en Fráncfort - EFE/BORIS ROESSLER

Los bancos centrales y su relación de clientes con las entidades financieras

Los bancos centrales también necesitan el apoyo de las entidades financieras para realizar sus funciones. BBVA, por ejemplo, cuenta con un equipo dedicado en exclusiva a la cobertura de clientes del sector público, entre los que se incluyen los bancos centrales. La unidad de Global Public Finance es responsable de cubrir a los clientes del sector público y ofrecerles distintas alternativas de colaboración y apoyo: color de mercado/research, capacidades transaccionales y de producto así como sesiones específicas de formación.

Desde esta unidad, BBVA ofrece a los bancos centrales mecanismos de apoyo para la gestión de sus reservas internacionales, como la compra-venta de bonos soberanos y otros instrumentos de inversión, depósitos a plazos, mandatos para la externalización de la gestión de parte de sus reservas e instrumentos de cobertura.

En esta línea de apoyo, la entidad organiza anualmente el Seminario para Emisores e Inversores del Sector Público que está dirigido muy especialmente a los bancos centrales, fondos soberanos y emisores públicos como tesoros nacionales, agencias públicas y entidades multilaterales. Se trata de un marco de encuentro para los clientes del sector público que permite un análisis en profundidad de diferentes mercados financieros y en el que se repasan temas de actualidad tan relevantes como el panorama macroeconómico mundial, estrategias de asignación de activos o los flujos de inversión. El objetivo de este foro es entender mejor las necesidades de este cliente tan específico y apoyarles en la consecución de su estrategia de inversión.

Marta Delgar, Global Public Finance

Otras historias interesantes