Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inflación 12 sep 2019

La perspectiva para las tasas de interés en México

La inflación ha tenido un significativo comportamiento a la baja en el último año. Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA México, en su artículo “Hacia dónde irán las tasas de interés en México”, publicado en el diario El Financiero, sugiere que Banxico está en el momento oportuno para iniciar un ciclo de bajadas en la tasa de política monetaria, con lo cual podría ayudar a mitigar la desaceleración económica.

Serrano señala que la tasa actual del Banco de México (Banxico) es de las más altas en los últimos 20 años, derivado de una elevada inflación que, entre 2017 y 2018, se ubicó por encima del 4%, arriba del intervalo superior de tolerancia. Precisa que ante la elevada inflación, el banco central provocó una política monetaria más restrictiva que, en su opinión, no es efectiva como reacción ante “choques temporales de oferta” (aumentos en precios de las gasolinas).

De acuerdo con el economista, la inflación acumulada en la segunda quincena de agosto se ubicó en 3%, cumpliendo con el objetivo de Banxico. “Es la segunda más baja de la década, solamente mayor a la de 2015, año atípico pues fue entonces cuando entró en vigor la reforma de telecomunicaciones que resultó en una reducción sustancial en los precios de servicios de telefonía”. Existe una gran diferencia entre el cierre que tuvo en 2017, de 6.8%, y de 4.8% en 2018, y estima que cerrará 2019 por debajo de lo establecido.

Serrano detalla que las razones por las que la baja inflación es un detonante para que Banxico inicie un ciclo importante de bajadas, obedece también a “un contexto de desaceleración en el crecimiento económico” ya que durante el primer semestre de 2019 el país creció 0.2%, muy por debajo del potencial que estima el economista en alrededor del 2%. Es decir, ante un panorama de menor crecimiento de la economía, “las presiones inflacionarias son menores”.

“Hay margen para bajar las tasas de política monetaria sin provocar un desajuste cambiario significativo”

El economista explica que todo este panorama permite descartar que “Banxico había sido reacio a bajar las tasas de interés por temor a una depreciación cambiaria”, afirmación que cobra relevancia con la reducción en agosto de la tasa, que no tuvo afectación en el tipo de cambio, y determina que a partir del anuncio del acuerdo migratorio del presidente Donald Trump el peso ha sido la divisa con el mejor comportamiento frente a las “monedas emergentes relevantes”.

Serrano enfatiza que “hay margen para seguir bajando las tasas de política monetaria sin que ello provoque un desajuste cambiario significativo”. Primero, porque ya se hubieran notado esos movimientos en el tipo de cambio. Segundo, porque aun considerando ese ciclo de bajadas, las tasas de interés en México continúan elevadas en comparación con otras economías emergentes y son sumamente atractivas si se les ajusta por el nivel de riesgo de cada país.

El economista jefe de BBVA México destaca que Banxico no debe arriesgar el objetivo inflacionario, con lo cual probablemente bajará 25 puntos base en cada una de las tres reuniones restantes que tendrá este 2019. Además, se debe considerar que la mayoría de los bancos centrales, incluida la Reserva Federal de Estados Unidos, están en un ciclo de reducción de tasas.

La colaboración completa para el periódico El Financiero se publicó el 12 de septiembre de 2019 y puede consultarse en este ‘link’.

Otras historias interesantes