Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 27 ene 2022

Las decisiones de la Reserva Federal y el impacto para México

Reserva Federal

Carlos Serrano Herrera, economista en Jefe de BBVA México, explica en la columna 'La FED comenzará a retirar los estímulos monetarios; México en buena posición', publicada en el periódico El Financiero, por qué el país tiene mejores elementos económicos que otros países emergentes para poder mitigar el impacto que el ciclo de subidas de la tasa de política monetaria  que adoptará la Reserva Federal en los próximos meses.

Serrano destaca que el colapsó que provocó el COVID en la mayoría de las economías del mundo, así como la incertidumbre en cuanto a los posibles efectos y duración en torno a la enfermedad , “desembocó en disrupciones en los mercados financieros globales debido al enorme aumento en la aversión al riesgo que provocó y que llevó a los inversionistas a demandar únicamente los activos más líquidos, en especial el efectivo. Incluso el mercado más líquido del mundo, el de bonos gubernamentales de Estados Unidos, experimentó periodos de iliquidez”.

Ante este panorama el economista detalla que para afrontar este escenario la Reserva Federal aplicó la expansión monetaria más relevante en su historia. Además de reducir en tiempo récord la tasa de política monetaria entre cero y 0.25%, aplicó un programa de compra de bonos del Tesoro estadounidense, así como respaldados por hipotecas. Medidas que Serrano considera han sido acertadas “pues permitieron que el correcto funcionamiento de los mercados de crédito se restableciera en poco tiempo, ayudando así a mitigar el impacto de la pandemia en la actividad económica”.

La Fed aumentará la tasa de interés cuatro veces, empezando en marzo de 2022, en 25 puntos base en cada ocasión y repetirá la misma dosis en 2023

De acuerdo con Serrano, Estados Unidos es la economía que mejor ha recuperado su nivel pre pandemia, que su tasa de desempleo se ha normalizado y los mercados financieros de bonos respaldados por hipotecas operan con normalidad, solo en el caso de la inflación precisa que es la más elevada en los últimos 40 años. Es por ello que la Fed “comenzará el proceso de retiro de los estímulos monetarios” e incrementará su tasa de política monetaria “y que al poco tiempo empezarán a reducir gradualmente el tamaño de su balance”.

El economista en Jefe de BBVA México puntualiza que en el caso de la inflación debe recordarse que está elevada por factores de oferta que han generado cuellos de botella en las cadenas globales de suministro por lo que la política monetaria no es tan efectiva para reducirla. También destaca que algunos factores de la demanda son de impacto temporal “como lo fueron la serie de apoyos fiscales que el gobierno entregó a la población que en su mayoría han expirado”, por lo que concluye con la alta probabilidad de que la inflación tenga un comportamiento descendente durante el 2022, “lo que le permitirá a la Fed retirar los estímulos con gradualidad”.

En lo que se refiere a las estimaciones de BBVA Research, Serrano especifica que este año la Fed aumentará la tasa de interés cuatro veces, empezando en marzo de 2022 “en 25 puntos base en cada ocasión y que repetirá la misma dosis en 2023” y hacía el verano podría “empezar con el proceso gradual de reducción del balance al ya no renovar vencimientos de los bonos que adquirió”.

El economista señala que en “anteriores episodios en que la Fed ha iniciado ciclos alcistas en sus tasas de interés han resultado en episodios de volatilidad financiera en mercados emergentes, en los que las monedas se debilitan frente al dólar y en donde hay menor disposición de financiamiento”.

Aun cuando Serrano advierte que México se encuentra inmerso en un situación económica compleja, probablemente los efectos sean más limitados en comparación con otras economías emergentes y explica que obedece a tres factores muy importantes. Primero el país ya tuvo una salida de flujos de portafolio entre 2020 y 2021 que no tuvo impactos significativos en los mercados de bonos, gracias a la profundidad de su mercado de capitales. Segundo, “no tiene desequilibrios externos significativos: tiene un déficit de cuenta corriente muy reducido cuyo financiamiento no representa mayores problemas”.

Como tercer punto el economista destaca que  el Banco de México es independiente, cuenta con elevados niveles en sus reservas internacionales y un tipo de cambio flexible que puede mitigar los choques externos que podría generar el ciclo alcista de la Fed. Por lo que concluye que para México y las economías emergentes 2022 será un año de  retos importantes, en el que la toma decisiones que tendrá la Reserva Federal aun cuando habrá escenarios de turbulencias, el país se encuentra preparado para enfrentarlas.

El artículo se publicó en El Financiero el 27 de enero de 2022 y puede consultarse en este link.