Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 20 sep 2019

México se prepara para usar CoDI: qué necesitan saber los usuarios

Este mes entra en operación el sistema de Cobro Digital (CoDi), desarrollado por el Banco de México. Consiste en la realización de operaciones de compra-venta por medio de códigos QR y/o tecnología NFC con dispositivos móviles a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI). El objetivo es hacer más eficientes las transacciones de compra-venta, así como reducir el uso de dinero en efectivo, entre otros beneficios.

Para los clientes de instituciones financieras será sencillo comenzar a utilizar esta plataforma pues los requisitos para su uso, de acuerdo con el Banco de México, son sólo los siguientes:

-Contar con un dispositivo móvil con acceso a internet y la aplicación instalada de alguna institución financiera participante en el programa CoDi y SPEI.

-Tener una cuenta con cualquiera de los bancos participantes.

¿Cómo funciona?

Este sistema es fácil de usar y es instantáneo, el proceso de pago funciona así:

  1. El comercio genera una solicitud de cobro (código QR)
  1. El cliente usa su dispositivo móvil para escanear el código y posteriormente aceptar la transacción
  1. El banco valida la operación para liquidar el monto
  1. El comercio y el cliente reciben notificación del pago

¿En qué casos podrá usarse?

Este sistema podrá utilizarse para hacer pagos en ventas de mostrador, compras en comercios electrónicos y para el pago recurrente de servicios, pues será posible distribuir los códigos QR por distintos canales de comunicación. La plataforma estará disponible las 24 horas del día, los 365 días del año y se podrán efectuar cargos hasta por $8,000.00 sin cobro de comisión.

Para contar con todos los beneficios que ofrece el Cobro Digital, es necesario tener una cuenta digital. Por ejemplo, se puede obtener en BBVA a través de la ‘app’ BBVA en México y abrir de manera fácil y rápida una Cuenta Digital desde el celular  y sin tener que acudir a una sucursal.

Otras historias interesantes