Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deuda> Tarjeta de crédito Act. 18 ene 2023

Cómo utilizar correctamente una tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito: qué es, cómo usarla y qué tipos existen

Cada vez más mexicanos son usuarios de productos financieros. Entre los que se ocupan con más frecuencia están las tarjetas de crédito, que se han convertido en uno de los medios de pago más populares; por eso, usarlas de manera responsable beneficia las finanzas personales.

De acuerdo con datos del Banco de México al tercer trimestre de 2022, el número de tarjetas bancarias vigentes fue superior a 28 millones.

Una tarjeta de crédito es una herramienta muy útil cuando se necesita financiar una compra. Aunque esto puede ser contraproducente si no se toma en cuenta que el dinero que se está utilizando es un préstamo con intereses que la institución financiera hace al usuario. Por eso, si no se toma en cuenta la capacidad de pago antes de usarla, puede convertirse en un problema.

Sin embargo, es posible evitar las deudas usando la tarjeta de manera inteligente y de esta manera usar el crédito de forma responsable.

Convertir a la tarjeta de crédito en una aliada

El objetivo de estas recomendaciones es utilizar responsablemente este producto financiero, lo que ayudará a tener unas finanzas sanas, por ejemplo:

  • Antes que nada, es importante elaborar una lista de prioridades, cosas de las que no se pueda prescindir para garantizar el bienestar físico, mental y emocional.
  • Aprovechar la tarjeta para facilitar los pagos, cubrir urgencias o eventos inesperados. Recordar que es de gran ayuda si se utiliza dentro del presupuesto y línea de crédito autorizada.
  • Utilizarla para realizar un consumo Inteligente. Se trata de saber poner límites, decidir cuánto se debe gastar y no excederse. Por tal motivo es fundamental considerar lo que es necesario; o si no, mejor ignorarlo.
  • Es conveniente comparar precios, probablemente se encuentre una mejor oferta que tenga algún descuento que valga la pena obtener, como pago diferido, meses sin intereses, o bien, algunos otros beneficios o promociones especiales al pagar con una tarjeta de crédito.
  • No comprar por impulso o dar “tarjetazo”, como comúnmente se dice. Una manera de lograrlo es diferenciar lo que realmente se necesita de lo que a veces sólo es un deseo.
  • Aprovechar los meses sin intereses. Esta es una alternativa muy cómoda de pagar los productos o servicios que no se pueden adquirir de contado. No obstante, se debe tener cuidado para no excederse en las compras, pues éstas ocuparán parte del saldo de la línea de crédito, lo que hará que el saldo disponible de la tarjera se encuentre restringido y, por ende, si se atrasa el pago, se terminará pagando más al acumularse intereses y multas.
  • Es importante tener presente la fecha de corte de pago de la tarjeta para realizarlo puntualmente, pues así se evitará incurrir en intereses, multas y gastos de cobranza.
  • Considerar que las tarjetas de crédito ofrecen hasta 50 días del uso del financiamiento, lo cual se logra haciendo compras después de la fecha de corte, pues éste es cada 30 días y la fecha límite de pago es de 20 días después. Al sumar estos plazos se podrá hacer uso del crédito por hasta 50 días, sin que haya cobros de intereses, siempre y cuando que al término del plazo se pague el total de la deuda.
  • Ante una eventualidad se puede disponer de efectivo de una tarjeta de crédito, lo más recomendable es no tener demasiadas deudas en la misma. Hay que recordar que disponer de efectivo de la tarjeta de crédito generará comisiones e intereses por cada disposición que se realice y de esta manera aumentará el cobro mensual.
  • Vale la pena recordar que la tarjeta de crédito no es un ingreso adicional, sino un préstamo que se tiene que pagar. Además, si solo se paga una parte del saldo al final del periodo, el monto que no se pague generará intereses que tendrían que pagarse al siguiente mes.
  • Es Indispensable señalar que, de no saldar la totalidad de las deudas, cada mes se incrementará la cantidad de intereses que se tiene que pagar, por lo que cubrir más del monto mínimo que solicita el banco, reducirá el monto y plazo de la deuda y de esta manera se mantendrá el control de las finanzas.
  • Revisar siempre el estado de cuenta y conservar los comprobantes de compra, ya que, en caso de existir cargos no reconocidos, errores u omisiones, se pueden reportar al área de aclaraciones, o bien, a las instituciones correspondientes.
  • Hay que tener presente que, si las tarjetas de crédito se encuentran “hasta el tope”, es decir, se usa de manera excesiva el crédito disponible, el historial crediticio baja. Tener más crédito disponible ayuda a obtener una mejor calificación en el buró de crédito, lo que permitirá que con el tiempo la institución bancaria pueda aumentar el límite de crédito de la tarjeta.
  • No hay que olvidar que mantener un récord impecable en el historial crediticio es la mejor carta de presentación ante cualquier institución financiera y esto abrirá las puertas cuando se solicite todo tipo de crédito.
  • Evitar usar varias tarjetas de crédito, ya que se puede perder el control de los gastos que se generan con cada una de ellas, además de que hay que pagar por cada una la anualidad y comisiones. Es recomendable contar solo con una, para mantener un nivel de consumo adecuado, y con esto tener un efecto positivo que mejore las finanzas.

Para BBVA México la prioridad siempre será el bienestar de sus clientes, empleados y de la sociedad en general. Por esta razón, ha desarrollado una serie de talleres de educación financiera con diversas temáticas, los cuales pueden tomarse en línea, son totalmente gratuitos y pueden acceder a ellos personas que no sean clientes de la institución. Esto con la finalidad de brindar a la población herramientas y conocimientos para que mejore sus hábitos de ahorro, pero sobre todo esté en posibilidad de tomar decisiones que impulsen el bienestar de sus finanzas personales.