Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Consejos para mejorar la salud financiera

fin hucha pensiones planes ahorro servicios bconomy recurso salud fiannciera BBVA

Cuando se habla de un estilo de vida sano, casi siempre se piensa en la alimentación y en el físico. Sin embargo también compete al correcto manejo de las finanzas y la buena salud financiera.

Es importante reflexionar sobre el cuidado del dinero en el momento en que se enfrenta un problema financiero. De acuerdo con datos tanto de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) de 2018 y la Encuesta Nacional sobre Finanzas de los Hogares (ENFIH) de 2019, que aplicó INEGI indicaron que siete de cada diez mexicanos pagan sus cuentas a tiempo y que de las personas que tienen una deuda, 27% consideran su endeudamiento moderado, alto o excesivo. También las cifras de 2018 revelaron que el 35% de los adultos llevaban un presupuesto o registro de ingresos y gastos y en 2019 dos de cada diez adultos reportaron que podían pagar con sus ahorros una emergencia económica.

Nunca es tarde para iniciar un esquema de ahorro. El primer paso para encontrar el método adecuado es entender por qué se requiere hacer este ahorro, y  conocer cuál es la herramienta correcta para cumplir las metas y planes deseados. Ahorrar no es solo saber guardar, también es saber gastar, por eso BBVA México pone al alcance de los clientes la aplicación 'BBVA Plan', que permite a las personas establecer planes de ahorro tanto en tiempo como en monto y disponer de su dinero cuando lo necesite.

Asimismo, a través del programa de Educación Financiera de la institución se recomienda seguir los siguientes consejos para mejorar la salud financiera:

  • Siempre se puede gastar menos: más allá de un tema de austeridad, se trata de evaluar los gastos corrientes que se pueden eficientar, como los famosos “gastos hormiga”. Un ejemplo puede ser comprar productos como: café, cigarros, jugos envasados, refrescos. Es importante revisar si se compran con frecuencia, pues en ese caso, lo mejor será adquirirlos al mayoreo e incluirlos dentro del presupuesto mensual. De esta forma, se puede disminuir el costo sin dejar de consumirlos.
  • Planear. Administrar. Controlar: toda decisión que implique un gasto monetario a corto, mediano o largo plazo deberá pasar por preguntas como: ¿es necesario?, ¿hay presupuesto para adquirirlo?, ¿es el mejor momento para comprarlo? Si se compra un automóvil, pensar primero en la utilidad del mismo y para qué se utilizará, sin dejar de lado todos los costos de mantenimiento que representará y el monto por asegurar el vehículo.
  • Tener deseos es válido: sí, siempre y cuando éstos no estén por encima de las necesidades que permiten costearlos. Cuando se compren productos o servicios que puedan parecer innecesarios la recomendación es que entren en el presupuesto, y que no sobrepasen el 25% de los ingresos totales.

En dado caso que se decida hacer un gasto, ya sea porque es necesario o porque es algo que se desea, una alternativa es tener en mente una meta que permita ahorrar y fijarse un objetivo con el fin de no endeudarse y adquirir el bien a través del ahorro. Una opción para los clientes de BBVA México es descargar y usar BBVA Plan. Por otro lado, el Programa de Educación Financiera de BBVA México cuenta con diversos talleres en línea que están a disposición de clientes y no clientes del banco, a través de los cuales las personas pueden adquirir mejores competencias para el uso de sus recursos financieros.

Tener una buena salud financiera es tan importante como llevar una alimentación sana. Dedicar tiempo para revisar en qué se utiliza el dinero y administrar los recursos sin duda dará como resultado una mejor calidad de vida.