Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 25 feb 2022

Una política social efectiva para México es la generación de empleos

Empleo

La crisis sanitaria ha causado daños importantes en el sector laboral mexicano, que deben atenderse y servir para la implementación de nuevos mecanismos que incentiven la generación de empleos mejor remunerados, que protejan a los trabajadores ante una eventual pérdida, eviten el crecimiento de la informalidad y el incremento de la pobreza en el país.

Carlos Serrano Herrera, economista en Jefe de BBVA México detalla en el artículo ‘Pandemia y falta de inversión dañan el mercado laboral y aumentan la pobreza’ publicado en el periódico El Financiero, la situación en la que se encuentra actualmente el mercado laboral y la pandemia debe servir como oportunidad para enfrentar los rezagos que existen al respecto y diseñar e implementar una política social efectiva basada en la generación de más y mejores empleos.

Serrano explica que la tasa de participación laboral compuesta por las personas que ya tienen empleo más las que están en busca de uno, como porcentaje de la población económicamente activa en febrero de 2020 antes de que iniciara la pandemia era de 60.2% y cayó hasta 47% durante el punto más difícil de la crisis sanitaria hacia el segundo trimestre de ese año y precisa que “desde entonces, el indicador se ha venido recuperando para ubicarse en 59.5% en diciembre de 2021 lo que implica que, a dos años del estallido de la pandemia, hay trabajadores que todavía no regresan al mercado laboral”.

Ahora bien en lo que se refiere a la tasa de desempleo el economista hace énfasis en que tampoco se ha recuperado y previo a la pandemia estaba en 3.6% y hacía el mes de junio de 2020 en el momento más álgido de la crisis por el virus del Covid19 “ascendió a 5.4% y desde entonces se ha venido recuperando hasta ubicarse en 4% al cierre de 2021. Es decir, hay más desempleo que antes de la contingencia sanitaria”.

La situación en la que se encuentra actualmente el mercado laboral y la pandemia debe servir como oportunidad para enfrentar los rezagos

Para Serrano es muy preocupante que esta recuperación en el empleo sea débil y que a eso se sume que la generación de trabajos es de menor calidad y destaca que la tasa de subocupación en febrero de 2020 se ubicó en 8.9% y se elevó en 25% igual en el momento más difícil de la pandemia, para lograr en diciembre de 2021, bajar a 11.1% aún más alto que antes de la crisis por el virus.

Y destaca que “igualmente, la población en condiciones críticas de ocupación (quienes trabajan menos de 35 horas por semana sin así desearlo, quienes trabajan más de 35 horas a la semana pero ganando menos de un salario mínimo o más de 48 horas semanales pero ganando menos de dos salarios mínimos) representaba el 23% de la población ocupada en febrero de 2020, y el 24.3% en diciembre de 2021. Finalmente, la informalidad se mantiene en niveles muy altos, alcanzando el 56.2% (frente al 56.1% pre-pandemia)

De acuerdo con el economista es claro que la pandemia ha dañado de manera significativa el mercado laboral, es decir más desempleo e informalidad y malas condiciones laborales, con lo cual también se puede explicar el aumento de la pobreza en el país y citando a CONEVAL, puntualiza que “la pobreza laboral está todavía por encima de los niveles que registraba antes de la crisis sanitaria: en diciembre de 2021 se ubicó en 40.3% de la población, por encima del 36.6% observado en el primer trimestre de 2020”.

El titular de BBVA Research México expone que la crisis sanitaria debe representar oportunidades para mejorar las condiciones del mercado laboral, primero con mecanismos más efectivos para apoyar a las personas que pierden su trabajo y contar con un seguro de desempleo. Segundo es fundamental reducir la informalidad pues esté tipo de trabajadores no tienen protección ante eventualidades y tercero la implementación de “políticas fiscales contracíclicas que ayuden a mitigar los efectos de crisis macroeconómicas en la población más vulnerable”.

Serrano advierte que una de las principales acciones que necesita el país para poder incentivar la generación de empleo es “mejorar el clima de certidumbre para lograr mayores niveles de inversión”. Porque una política social efectiva para México requiere de niveles altos de inversión que permitan la creación de empleos, con mejores salarios que impacten directamente en el desarrollo, el bienestar de la población y el crecimiento económico.

El artículo se publicó en El Financiero el 24 de febrero de 2022 y puede consultarse en este link.