Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 06 sep 2018

¿Qué novedades trae este año la campaña de fin de año de planes de pensiones?

En los últimos años, se está hablando cada vez más sobre cómo hacer viables las pensiones en el futuro, habida cuenta de los problemas estructurales de la economía española: el número de beneficiarios crece a mayor velocidad que el de cotizantes, cada vez los jubilados viven más años mientras la tasa de natalidad permanece estancada, y la propia estructura del sistema, que es de carácter solidario, lo que significa que las pensiones de hoy se financian por los trabajadores actuales, no con lo que aportaron mientras formaban parte de la población activa los que ahora son pensionistas.

Por ello, es cada vez más común que las personas suscriban un plan de pensiones privado para asegurarse una situación más desahogada el día de mañana. En España, sin embargo, parece que todavía queda mucho camino que recorrer en este sentido, ya que, según datos de la OCDE, los españoles ahorran hasta 14 veces menos (en términos de PIB) que los daneses en este tipo de productos.

En la coyuntura actual, es importante tener en cuenta distintos elementos antes de optar por alguno de los que ofrece el mercado:

1. Pensar en el largo plazo. Los planes de pensiones no son para invertir a corto sino, al contrario, para dejar que el dinero crezca de manera sostenida en el tiempo. Por ello, es conveniente asumir algo más de riesgo que en otros productos del mercado, cuando aún nos quede mucho tiempo para jubilarnos ya que así podremos sacarle un mayor partido a nuestros ahorros. Lo ideal es ir reduciendo el riesgo de la cartera a medida que se acerca la edad de jubilación.

2. Informarse de las comisiones. Aunque están limitadas por ley en España (hasta un máximo del 1,5%), conviene analizar de verdad cuánto va a costarnos nuestro plan de pensiones y cotejarlo con otros similares de su misma categoría. En internet existen multitud de comparadores.

Plan de pensiones BBVA

3. La paradoja de la liquidez. A diferencia de los fondos de inversión y salvo excepciones muy determinadas, como una enfermedad grave o el desempleo prolongado, no podremos retirar el dinero del plan de pensiones hasta el momento de la jubilación. Por ello, conviene analizar la cantidad de nuestros ahorros que podemos destinar a él. No obstante, para aumentar el atractivo de estos productos, a partir de 2025 el dinero ahorrado en planes de pensiones se podrá rescatar a los 10 años.

Cambios en la fiscalidad

La principal ventaja de un plan de pensiones es la deducción de hasta 8.000 euros en la base imponible del IRPF por la cantidad que hayamos aportado. Dicha cantidad podrá reducirse en el caso de que cobremos menos (el 30% de todos los rendimientos de trabajo) o ampliar a otros 2.500 euros más aportados al cónyuge si éste no gana más de 8.000 euros. Precisamente por este aspecto son muchos los que hacen aportaciones extraordinarias a finales de año para poder cuadrar sus cuentas de cara a la siguiente declaración de la Renta.

Las personas que decidan a partir de 2025 rescatar su plan de pensiones con antigüedad superior a los 10 años deberán tener presente que lo que obtengan tributará como renta del trabajo, aumentando la base imponible del IRPF (hasta 12.450 euros pagarán un 19% de impuestos, siendo la carga fiscal ascendente hasta alcanzar el tramo más alto, que comienza en los 60.001 euros, donde se tributa un 45%).

El modo en el que se rescata el plan es clave para su tributación. Se puede rescatar en forma de renta, y se recibe periódicamente una cantidad, y si se puede en forma de capital, con lo que se reciben los fondos de una única vez. También existen las formas mixtas y en disposición, donde se obtiene el dinero sin una periodicidad regular de acuerdo a las limitaciones establecidas por el propio plan.

Otras historias interesantes