Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Big Data Act. 12 sep 2016

Ocho razones para usar el ‘cloud computing’ en la empresa

El uso del cloud computing en el ámbito empresarial es ya imparable y ha supuesto un nuevo paradigma, que ha permitido a las empresas tecnológicas ofrecer servicios a empresas y organizaciones a través de la nube o, en lenguaje más claro, desde sus propios servidores.

Es un negocio en pleno crecimiento como lo demuestran los recientes resultados trimestrales de los líderes del sector, AWS (Amazon) o Azure (Microsoft), con crecimientos de doble dígito en sus operaciones.

En los últimos años, cualquier empresa –incluso la pymes- y de cualquier sector productivo que quiera más flexibilidad, agilidad y menores costes opta por los recursos que ofrece la nube.

Los motivos son muy diversos y van -probablemente- mucho más allá de permitir el archivo masivo de documentos y de ser una forma rápida de compartirlos. Por eso, también los organismos estatales apuestan por su utilización en sus diferentes organizaciones.

La nube, en  la administración pública

La Comisión Europea ha puesto en marcha dentro de la Agenda Digital Europea, la estrategia para “Liberar el potencial de la computación en nube en Europa”. Este programa busca acelerar y aumentar el uso del ‘cloud computing’ en toda la economía, impulsando a las empresas europeas y la productividad de la administración pública.

Esta agenda hace hincapié en que, debido al potencial económico de la nube para aumentar la competitividad global de Europa, el cloud computing “puede convertirse en un potente instrumento para el crecimiento y el empleo”.

En España, a través de la Agenda Digital para España, que busca hacer frente a la los retos de la europea, se han puesto en marcha diferentes iniciativas centradas en la nube como una oportunidad de mejora.

Por todo ellos, el uso de la nube en los últimos tiempos va en aumento y algunos estudios señalan un nivel de adopción superior al 50% en el combinado de pequeñas y medianas empresas en EE.UU. Por todo eso es conveniente hacer un repaso a los motivos –y ventajas-  del uso de la nube entre las empresas.

Principales ventajas

1.- Almacenamiento masivo

Esta es una de las principales razones -y más obvia- para utilizar el cloud computing. La cantidad de archivos de diferentes formatos que manejamos aumenta cada día. Las empresas trabajan con documentos gráficos, con presentaciones, con prototipos, etc. y requieren de sistemas de almacenaje con grandes capacidades. Hasta las más pequeñas necesitan gigas y gigas para archivar documentos. No tiene sentido hoy en día utilizar sus propios servidores para realizar ese trabajo. Por supuesto, es una gran herramienta también para los departamentos de administración y recursos humanos.

2.- Seguridad

Las empresas de cloud computing están invirtiendo grandes cantidades en seguridad y por eso son una buena apuesta en ese campo. Lo cierto es que una empresa incluso de tamaño medio difícilmente puede invertir en seguridad una cifra desorbitada. Y con toda seguridad siempre será más vulnerable que una empresa especializada. Además, los proveedores de cloud services ya cuentan con certificados de calidad y se somenten a auditorías internacionales de forma regular.

3.- Disponibilidad

Otro de los motivos para utilizar el cloud computing es poder acceder a todos los archivos desde a la oficina, la casa, o la playa… Es perfecto para empresas con empleados que no ocupan puestos fijos e incluso para empresas con varias sucursales en diferentes zonas o ciudades. Vivimos un momento en el que el teletrabajo es una forma para lograr la conciliación familiar  y la nube puede ayudar mucho a sacarle provecho.

4.- Competitividad

Además, al mejorar la accesibilidad y la movilidad, el modelo cloud mejora la agilidad o competitividad de una empresa y su forma de trabajar. Con su uso se generan dinámicas de archivo muy difíciles de conseguir con el modelo tradicional. La nube hace que aumente la colaboración, que los equipos estén mejor conectados y que puedan trabajar en documentos y aplicaciones compartidas de forma simultánea. Permite hacer un seguimiento de los asuntos del día de la empresa en tiempo real.

5.- Ahorro de costes

Las empresas de cloud computing ofrecen servicios que se pagan según se van consumiendo, es decir, mes a mes. Eso hace que no sea necesario desembolsar un montante inicial para utilizarlo. El uso de la nube conlleva también menos infraestructura y mantenimiento, que en el caso de empresas con sistemas “más anticuados” hacer subir la factura de gastos fijos.

6.- Actualización automática

Los proveedores de cloud computing son responsables de todas las tareas de mantenimiento de los servidores y actualizaciones de seguridad. Cualquier actualización normalmente es además notificada al cliente, pero estos no tienen que hacer nuevas inversiones.

7.- Flexibilidad

Las empresas pueden elegir los servicios de cloud computing que mejor se adecuen a sus necesidades. Lo único que deben hacer es pagar por el servicio a través de Internet y ya pueden comenzar a usarlo. Muchos servicios ofertan además un período de prueba gratuito y posibilidades de ampliación, así cuando se necesita más capacidad, se puede contratar más y cuando se necesita menos, se contrata menos y sólo se paga por lo que se usa.

8.- Libertad

Más que una razón en sí misma, en este punto se podrían englobar y resumir todos los anteriores pero de una forma más abstracta. La nube es mucho más que una herramienta que permite almacenar archivos y otras bondades de carácter tecnológico. La nube cambia el funcionamiento de una empresa dotándola de libertad, pero siempre teniendo el control de todos los recursos.

Otras historias interesantes