Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 29 may 2020

Onur Genç: El sector bancario turco está bien preparado para afrontar esta crisis

El consejero delegado de BBVA se ha referido a la economía y el sistema bancario turcos, en una entrevista con la agencia de noticias Anadolu. Onur Genç valora positivamente los avances de Turquía a nivel económico y considera que los bancos están en buena forma para afrontar esta crisis. La digitalización, en su opinión, será un factor determinante para el éxito de los bancos en el entorno actual. En este sentido, pone como ejemplo de líder digital a Garanti BBVA, con casi nueve millones de clientes digitales, de los que  más de ocho millones son clientes móviles.

Sobre la economía turca, Onur Genç ha destacado la necesidad de prestar atención a la balanza de pagos. “El gobierno turco está intentando solucionar el déficit por cuenta corriente acumulado durante años, volviendo a reequilibrarlo”. Ha señalado que el año pasado, el país no tuvo un déficit por cuenta corriente, sino un superávit: “Tenemos que tener cuidado con la dependencia de la balanza de pagos de fuentes exteriores, que es lo que ha causado el déficit de años pasados. Es algo que tenemos que controlar. Y esto es lo que está haciendo el país ahora. El país tiene mucho potencial”.

Preguntado por cómo enfrenta el sector bancario global, y en Turquía en particular, la crisis generada por el COVID-19, Onur Genç ha explicado en primer lugar que, a diferencia de la crisis financiera de 2008 o la crisis que sufrió Turquía en 2001, en esta ocasión el origen no es la banca. “Este es un aspecto positivo de la situación actual que merece la pena ser destacado”. En lo que respecta al sector financiero turco, el consejero delegado de BBVA considera que está bien preparado para hacer frente a la pandemia. En términos generales, resalta que los bancos en todo el mundo están mejor posicionados para afrontar una crisis de estas características de lo que estaban en 2008, sobre todo en cuanto a capital y liquidez.

Onur Genç sí prevé un impacto de esta crisis en la rentabilidad de las entidades, así como en el coste de financiación. La marcha de los bancos está estrechamente ligada a la evolución de la economía y, en este momento, las perspectivas de crecimiento económico para este año son negativas en casi todos los países, recuerda. Por lo tanto, en algunos sectores  aumentará el coste de financiarse, lo que inevitablemente impacta en la rentabilidad. No obstante, añade: “Aunque la rentabilidad se vea afectada, creo que contamos con suficiente capital para amortiguar el impacto. Los bancos podrán resistir la situación actual”, señala.

Respecto a la banca turca, el consejero delegado estima que “es uno los puntos fuertes de la economía”. “Están en un momento muy bueno en términos de capital, liquidez y fortaleza y tenemos que transmitir confianza en la fortaleza, la resistencia y el futuro del sector bancario de Turquía”, explica.

Los bancos más digitales saldrán reforzados de la crisis

Onur Genç anticipa un efecto notable de esta crisis en el modo de operar y trabajar de las entidades, donde los bancos que mejor usen la tecnología saldrán reforzados. Se refiere, por ejemplo, al aumento en el uso de los canales digitales por parte los clientes durante el periodo de confinamiento. En el caso de BBVA, se registra un aumento del 32% en las transacciones por canales digitales en todo el mundo, entre las semanas previas y las posteriores al inicio de la pandemia. Pero no solo aumentaron las transacciones, sino que se incrementó la comunicación a distancia, ya que los empleados no se reúnen con el cliente en un lugar físico sino por videollamada. “Vamos a atravesar un periodo en el que los bancos les darán más importancia a estos canales. Se trata de una consecuencia importante de la crisis”, resalta.

“En las operaciones digitales, tanto BBVA como su filial turca han conseguido muy buenos resultados. Tanto a nivel mundial como en Turquía, hemos visto cómo la pandemia nos ponía a prueba. La pregunta era si de verdad éramos tan buenos, presionándonos para demostrarlo”, afirma.

Para BBVA, por tanto, el creciente valor de la digitalización ha supuesto un espaldarazo a su estrategia. En el caso de BBVA Garanti, Onur Genç resalta su liderazgo en materia digital. El banco en Turquía tiene 8,8 millones de clientes digitales, de los cuales 8,2 millones son clientes móviles. “Cuando observamos los porcentajes en este período, la proporción de quienes usan canales digitales entre los clientes activos aumentó al 76%”, afirma. En concreto, Garanti BBVA marcó un récord cuando 3,6 millones de clientes accedieron a los servicios digitales de la entidad en un único día.

El consejero delegado de BBVA subraya que la pandemia del COVID-19 refuerza la idea de que las personas deben estar en el centro de la actividad bancaria. “Hay que unir las personas y la tecnología”, asegura. Una de las enseñanzas de la crisis, en su opinión, es que para tener éxito, las entidades deben combinar la fortaleza de sus servicios digitales con el factor humano, que es esencial para mantener la confianza del cliente. Así, la relación personal continúa, no solo en la sucursal, sino con un creciente peso de los canales a distancia, destaca. De cara al futuro, anticipa que este asesoramiento al cliente será el principal valor añadido de los trabajadores de banca.

Otras historias interesantes