Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Opinión 25 marzo 2020

‘Banking as a Service’: un negocio con el que todos ganan

BBVA lanzó hace casi un año y medio Open Platform, su primera plataforma especializada en ofrecer servicios de banca para terceros (‘Bank as a Service’ o BaaS’) en los Estados Unidos. Abhishek Gupta, CEO de Open Platform, explica en este artículo cuáles son los beneficios de este modelo de negocio.

El ‘Banking as a Service’, o BaaS, propone un nuevo modelo de negocio que permite a otras empresas comenzar a ofrecer a sus clientes una gama de productos y servicios financieros sin necesidad de disponer de una licencia bancaria propia. En su lugar, BBVA Open Platform pone a disposición de estas empresas las herramientas necesarias para que comiencen a ofrecer productos bancarios, gracias a la experiencia y servicios de BBVA.

BBVA, consciente del potencial de este revolucionario modelo de negocio, fue uno de los primeros bancos en EE. UU. en comenzar a ofrecer este tipo de servicio. Y aunque el banco no ha hecho públicos los datos específicos sobre los resultados de esta plataforma, sostiene que el estado de salud de la cartera es excelente.

Pero, ¿en qué consiste exactamente el modelo de BaaS, cómo funciona y cómo aporta valor?

Desde su irrupción en el mercado, nuevos bancos exclusivamente digitales y aplicaciones de asesoramiento financiero han conseguido atraer a millones de clientes ofreciéndoles propuestas innovadoras para ayudarles a gestionar más fácilmente sus vidas financieras.

Se trata de productos que, a partir de soluciones de banca y pagos habilitados mediante APIs, permiten a terceras empresas incorporar servicios financieros a su propia experiencia de marca. Gracias a estas APIs, o interfaces de programación de aplicaciones, aquellos proveedores que superen los requisitos de seguridad, legales y de cumplimiento normativo establecidos por BBVA, pueden conectarse directamente a los sistemas troncales de banca en tiempo real del banco, esto es: a las áreas responsables de procesar las transacciones de dinero y de almacenar datos de manera segura.

La banca como servicio se ha convertido en una palanca de innovación todavía más potente de lo esperado, a medida que empresas en otras verticales de diferentes sectores –más allá de la banca digital y las finanzas personales–, han comenzado a incorporar servicios bancarios a sus productos y ecosistemas.

Innovación más allá de la banca

La realidad es que la innovación en tecnología financiera es importante para cualquier empresa en la que la gestión de tesorería forme parte de su día a día. Es decir, básicamente para cualquier empresa. Efectivamente, casi todas las compañías tienen necesidad de mover dinero de un punto ‘A’ a un punto ‘B’ dentro de su operativa común, sea para cumplir con sus obligaciones salariales, gestionar los efectos comerciales de los cobros y pagos, implantar programas de fidelización, controlar los gastos de los empleados, crear una tienda o mercado virtual donde puedan interactuar compradores y vendedores, o ayudar a los clientes a gestionar sus finanzas mejor.

Nuestros clientes en Open Platform están desarrollando experiencias revolucionarias en campos como el de la aviación, la fidelización de clientes, los recursos humanos y beneficios sociales y la banca de empresas. Las posibilidades son prácticamente infinitas.

Partiendo de la convicción de que cualquier empresa es, en el fondo, una empresa de tecnología financiera, en BBVA utilizamos dos canales principales para conectar a los consumidores finales – tanto particulares como empresas – con experiencias innovadoras en diferentes sectores:

En primer lugar, forjamos alianzas: Aprovechamos nuestras soluciones de banca y pagos a través de APIs para permitir a nuestros socios ofrecer a sus clientes un producto bancario de BBVA, como cuentas y préstamos, directamente a través de sus propios canales.

Y en segundo lugar, operamos a través de la marca de terceros: Gracias a nuestras soluciones de banca y pagos por APIs, permitimos que terceras empresas puedan incorporar servicios de pagos y de banca de marca blanca como parte de su experiencia de cliente y bajo y las ofrezcan bajo su propia marca.

Tecnología y procesos

La correcta ejecución de estos modelos depende de dos capacidades fundamentales. Por un lado, de contar con la tecnología necesaria para soportar estos servicios y, por otro, de poner en marcha los procesos adecuados que garanticen el máximo nivel de seguridad, gestión del riesgo y cumplimiento normativo.

Desde el punto de vista tecnológico, la plataforma de banca que permite a los terceros ‘leer y escribir’ en los sistemas del banco es la espina dorsal de nuestros servicios. Sin embargo, el verdadero elemento diferenciador es nuestra tecnología nativa en la nube. Nuestros socios son empresas tecnológicas así que es importante que entendamos no sólo su estructura, sino también su diseño, para ofrecerles la misma agilidad y velocidad que ellos ofrecen. Esta arquitectura en la nube nos permite darles servicio rápidamente y trabajar de manera sincronizada con nuestros clientes a medida que incrementan su escala.

Desde el punto de vista del proceso, el modelo de banca como servicio debe permitir a empresas externas al banco operar dentro del marco de cumplimiento normativo y legal establecido por los organismos federales y estatales. Desarrollar un proceso a partir de esta idea supone, desde luego, todo un reto. Sin embargo, estableciendo un marco robusto de diligencia debida y monitorización, y fortaleciendo las vías de comunicación con el banco, hemos sido capaces de reducir el tiempo que necesitamos para dar acceso a nuestros clientes a nuestros servicios. Eso implica que pueden comenzar a hacer crecer sus negocios y ofrecer mejores servicios de banca y pagos a sus clientes mucho más rápidamente.

Triple beneficio

De cara al futuro, creemos que nuestro modelo de banca como servicio generará una situación triplemente beneficiosa, tanto para nuestros clientes –que ganan acceso mejores experiencias y acceso a nuevos servicios–, como las empresas que trabajen con nosotros y el propio banco. Es decir, una relación de ‘win-win-win’.

Así, las empresas que incorporen servicios de banca y pagos a sus plataformas se beneficiarán al optimizar su propia operativa (incrementando la velocidad y reduciendo costes), al incrementar su nivel de atracción y retención de clientes (gracias a la mejor experiencia de usuario que podrán ofrecer) y al acceder a nuevos flujos de ingresos incentivando los depósitos y agilizando el intercambio.

Por su lado, el propio banco también se beneficia de estas relaciones. Nuestras estrategia de alianzas en EE. UU., –apoyada sobre nuestras APIs de banca y pagos–, está diseñada para proporcionar exponencialmente más clientes y depósitos al banco. Esto es posible gracias a que Open Platform permite a algunas de las principales empresas tecnológicas, compañías ‘fintech’ y de otros sectores, ofrecer servicios de banca y pagos a sus clientes, diseñados específicamente para ajustarse a sus necesidades, que en última instancia residen en la plataforma troncal de BBVA.

Otras historias interesantes