Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Opinión Act. 06 abril 2020

Un paso al frente

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, analiza la situación generada por la crisis del COVID-19 en una columna publicada en las cabeceras del Grupo Vocento.

Más de un tercio de la población mundial vive hoy bajo medidas de confinamiento. El COVID-19 ha generado una emergencia sanitaria que ha obligado a gobiernos de todo el mundo a tomar medidas sin precedentes. Salvar vidas es, y tiene que ser, la prioridad.

En estos momentos, más que nunca, es esencial que todos, autoridades, empresas y la sociedad en su conjunto, unamos esfuerzos y actuemos de forma coordinada para luchar contra esta pandemia y aliviar el impacto económico del confinamiento. No hay tiempo que perder.
Las empresas podemos y debemos aportar todos nuestros recursos; nuestra capacidad de gestión a la causa. Por eso, desde el primer momento en BBVA nos hemos volcado con ayudas directas y en la compra de material sanitario crítico, que, gracias a la colaboración con otras empresas, ya está llegando a España.

“Los bancos jugamos un papel muy relevante; somos parte esencial de la solución”

Aunque lo urgente es afrontar la emergencia sanitaria, es necesario también trabajar unidos para mitigar sus repercusiones sociales y económicas, y preparar desde ahora la recuperación. Diseñar bien el proceso de salida será vital para que el impacto económico negativo en el crecimiento de España sea compensado con ritmos de crecimiento elevados lo antes posible.

La vuelta a la normalidad no va a ser automática ni está asegurada, particularmente en algunos sectores. Dependerá en gran medida de que seamos capaces de evitar ahora la paralización del tejido productivo, el cierre de empresas y, en definitiva, la destrucción de empleo.

Los bancos jugamos un papel muy relevante; somos parte esencial de la solución. Es momento de dar un paso al frente para ayudar a la sociedad a superar esta situación. Y ya lo estamos haciendo, apoyando a nuestros clientes ahora, cuando más lo necesitan. Las entidades hemos puesto en marcha de forma inmediata diversas iniciativas; algunas conjuntamente, otras a nivel individual.

Estamos proporcionando a nuestros clientes, tanto particulares como empresas, facilidades de pago como el aplazamiento y la flexibilización de las cuotas de distintos tipos de préstamos; hemos suspendido el cobro de determinadas comisiones; y estamos poniendo líneas de financiación a disposición de autónomos, pymes y empresas, colaborando igualmente con los programas de garantía de las autoridades públicas para fomentar que las empresas sigan teniendo acceso al crédito. Y no pararemos aquí. El día a día de nuestra gestión está encaminado a proteger la actividad económica y el empleo, cuidando especialmente a nuestros proveedores.

En estos momentos tan difíciles emerge también lo mejor de las personas, de las empresas, de la sociedad. Cada día veo tantos ejemplos de entrega, de heroicidad y de compromiso, que estoy seguro de que, con el esfuerzo de todos, saldremos más fuertes de esta crisis, habiendo crecido como personas y como sociedad.

Otras historias interesantes