Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Pagos móviles 12 nov 2019

Pagar de turista como si estuvieras en tu país

Comercios, restaurantes y cadenas hoteleras de España ofrecen a los viajeros de otros países la posibilidad de comprar con el móvil. Los pagos con códigos QR permiten a las compañías agilizar el proceso e incrementar las ventas. Plataformas como WeChat Pay y Alipay son centrales para la experiencia de compra del turismo procedente de China, uno de los más rentables para el país.

España es el segundo país del mundo con más ingresos por turismo. En 2018 un total de 83 millones de viajeros visitaron el país y se gastaron alrededor de 67.000 millones de euros, según la Organización Mundial del Turismo. En este contexto, facilitar los pagos a turistas extranjeros se ha convertido en una prioridad para todo tipo de compañías. Comercios, restaurantes y cadenas hoteleras utilizan la tecnología para permitir a los viajeros realizar compras en España como si estuvieran en su propio país.

“El peor momento de la compra es cuando la tienes que pagar”, afirma Carlos Laita, responsable de Innovación y Desarrollo de Mercado en BBVA. Los comercios están interesados en ofrecer soluciones de pago a los turistas para agilizar el proceso e “incrementar las ventas de este tipo de clientes”. Por ejemplo, en España ya hay múltiples establecimientos que permiten a los turistas chinos pagar con las aplicaciones móviles que utilizan a diario en su propio país: WeChat Pay y Alipay.

BBVA ya ofrece ambas soluciones de pago a comercios españoles. De hecho, es el primer socio oficial de WeChat Pay en España y en 2017 se convirtió en el primer banco español en ofrecer a sus clientes la posibilidad de aceptar pagos en sus comercios con Alipay. En China estas aplicaciones no solo se utilizan para pagar: sirven para chatear, pedir un taxi, pagar una multa, jugar online, pedir comida a domicilio o incluso abonar las facturas del agua o el gas.

En España, el principal beneficio que aportan estas plataformas a los viajeros es la comodidad. Antes el turista chino “tenía que pagar con metálico, con los inconvenientes que tiene manejar una moneda extranjera, o mediante tarjetas de pago, que en China no son habituales y que además son mucho más incómodas y pueden ser robadas o extraviadas mucho más fácilmente”, comenta Laita.

Ahora solo tiene que abrir su aplicación y mostrar un código QR que le identifica: “El dependiente escanea ese código QR, mediante su sistema de cajas conectado a una API de BBVA o mediante la aplicación BBVA SmartPay para Android o iOS, e incluye el importe a cobrar. A partir de ese momento en BBVA nos encargamos de autorizar en tiempo real dicha transacción con los sistemas de WeChat Pay o Alipay, confirmando o denegando el pago al comercio”.

“En España apuestan por estas soluciones compañías que están en zonas turísticas con un alto tráfico de clientes extranjeros y las que en su oferta incluyen marcas de lujo”

Los turistas chinos se caracterizan por viajar en grupo y porque su gasto medio es muy superior al de viajeros de otros países. En 2018 visitaron el país 650.000 turistas chinos —un 26% más que el año anterior— con un gasto medio de 2.500 euros cada uno. Es decir, el triple que el resto de viajeros internacionales. Y los ingresos que generan no paran de crecer. El turista chino gastó de promedio un 15% más en la Semana Dorada de este año, que tuvo lugar entre el 1 y el 7 de octubre, que en la de 2018 a través de Alipay.  Los compradores gastaron un promedio de 12.000 yuanes —cerca de 1.500 euros— al visitar España durante este periodo, un 48% más que el año anterior.

Esto ha llevado a compañías como El Corte Inglés o cadenas hoteleras como Only YOU y Ayre Hotels a facilitarles el pago mediante WeChat Pay y Alipay. Sobre todo apuestan por implementar estas soluciones en España aquellas compañías “que están en zonas turísticas con un alto tráfico de clientes extranjeros y, en especial, las que en su oferta incluyen marcas de lujo”, según explica Laita. Los establecimientos más frecuentados por los turistas chinos en España, según Alipay, son los grandes almacenes, que este año han registrado un 200% de aumento en el número de transacciones y un 10% en las compras, seguidos de atracciones turísticas y artículos de lujo.

Más allá de las aplicaciones chinas, en Europa ya existen algunas iniciativas de carteras digitales o ‘wallets’ cuyo objetivo es facilitar el pago a través de QRs y que buscan promover la interoperabilidad en toda Europa. El objetivo es que los usuarios puedan realizar pagos basados en códigos QR a comerciantes de todos los países que las acepten, de forma cómoda y sencilla. Todas estas iniciativas tienen un objetivo común: darle una bienvenida más cálida a los turistas y hacerles sentirse como en casa.

En América Latina, el uso de pagos por códigos QR en comercios también ha crecido en popularidad recientemente y, en el último año, BBVA ha realizado distintos esfuerzos para garantizar que sus clientes tienen esta forma de pago a su disposición. En Perú,  los clientes de BBVA ya pueden pagar mediante códigos QR a través de la funcionalidad Lukita, accesible desde dentro de la ‘app’ móvil del banco, y que permite pagar en comercios de forma sencilla y cómoda. Y en México, los clientes también puedan emplear su ‘app’ bancaria para pagar mediante los códigos QR ofrecidos en el país mediante el programa de Cobro Digital (CoDi), implementado por el Banco de México (Banxico).

Otras historias interesantes