Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Aplicaciones 05 abr 2016

¿Pagar con el móvil? Sí, ahora hasta los recibos

Desde el smartphone y en el lugar que prefieras, la app de BBVA ahora ofrece la posibilidad de pagar recibos no domiciliados así como cambios de domiciliación.

Es bastante común y a todos nos ha pasado en algún momento: llega a casa ese recibo que nunca tienes tiempo de domiciliar y hay que pagarlo en una fecha concreta. Aunque podrías acercarte a la sucursal a charlar con tu gestor, justo esta semana no tienes tiempo para nada y ese recibo te mira acusadoramente desde la bandeja del correo de la entrada de casa.

Los millennials están acostumbrados a vivir con la tecnología, pero los que pasamos de la treintena nos seguimos maravillando de lo mucho que nos facilita la vida. Y en este caso es más cierto que nunca.

La nueva versión de la app de BBVA (en iTunes y en Google Play) te permite realizar el pago de recibos no domiciliados desde el móvil. Sólo hay que seleccionar la opción, que así se llama, y “leer” el código de barras con la cámara del teléfono. Si no te convence, puedes introducir los datos de forma manual. Posteriormente seleccionas la forma de pago (a través de la tarjeta que se elija o con cargo a cuenta), y  ya está. Problema resuelto.

Pero esta funcionalidad va aún más lejos. También puedes cambiar la domiciliación de recibos, una tarea tediosa que a veces implica llamar a la compañía telefónica, a la del gas, o la luz.

Con la app móvil de BBVA accedes a la opción “traer mis recibos a BBVA”, y haciendo una foto al recibo que quieres cambiar, se inicia el proceso. Es el banco el que se ocupa del resto. Desde la misma opción del menú, puedes hacer un seguimiento del proceso y ver cuándo se ha completado. Ya está. A partir de ahora puedes volver a ser dueño de tu tiempo y dedicarlo a lo que quieras.

“Es un proceso totalmente omnicanal. El cliente puede realizar su solicitud de domiciliación por el móvil, la web o cualquier oficina y el seguimiento del estatus lo puede realizar en cualquier momento por cualquier canal independientemente de por donde lo haya originado”. explica Gonzalo Rodríguez, responsable de Transformación Digital para España.

El proceso de transformación digital en el que BBVA está inmerso, implica que es el cliente el que elige cómo quiere contactar con el banco. La ventaja de esto, no es solo el hecho de poder conectarte a tus cuentas desde el sofá de tu casa, si no que es posible empezar una operación en un canal y terminarlo en otro. Por ejemplo, solicitar una hipoteca desde el ordenador y acabar firmando en la sucursal. La sociedad está cambiando, los clientes y sus necesidades también, lo que motiva que se desplieguen una serie de productos y servicios entre los que puedan elegir en cada ocasión.

Las nuevas funcionalidades de la app BBVA son fruto de la utilización de la metodología Agile. Esta forma de trabajar está basada en equipos formados por personas de distinto perfil. Por ejemplo, el responsable de márketing está al lado del encargado en el desarrollo de software o del que analiza el feedback de los usuarios. Esto implica que se realicen entregas más rápidas y absolutamente adaptadas a las necesidades del mercado.

Si por ejemplo, se detectara que los usuarios abandonan el proceso en un punto concreto, a través del feedback recibido de los clientes, se estudiaría la causa y se implantaría la solución al problema. Todo ello en unos días, mientras que con metodologías de trabajo tradicionales, este proceso se demoraría meses.

Otras historias interesantes