Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 29 nov 2017

Paises EAGLEs: paises que crecerán por encima del G7 en los próximos 10 años

mundo planeta tierra recurso

En este post os presentamos el concepto de paises EAGLEs, desarrollado por BBVA Research.

Abarca una selección de países que merecen especial atención, al estar previsto que su contribución individual al crecimiento mundial en los próximos 10 años iguale o supere a la de las mayores economías desarrolladas (excluido EE. UU.). De ahí el acrónimo EAGLEs: “Emerging and Growth- Leading Economies” (economías emergentes y motores del crecimiento).

Su metodología ofrece varias ventajas. Primero, está basada en medidas objetivas, lo que permite diferenciar los hechos reales de las modas pasajeras. Segundo, es un concepto dinámico: algunos países podrían convertirse en EAGLEs en el futuro, mientras que otros podrían dejar de serlo. Para centrarnos en aquellos países emergentes con más posibilidades de convertirse en EAGLEs, mantendremos una lista de candidatos potenciales con países emergentes lo bastante grandes y dinámicos como para lograr este status.

Como reflejo del aspecto dinámico del concepto, que lo distingue de otros existentes como los BRICs, BBVA Research ofrecerá a los inversores un informe trimestral sobre los acontecimientos económicos: el “BBVA EAGLEs Outlook”. Anualmente, elaborarán también un informe de actualización, titulado “BBVA EAGLEs Long-Term Update”, en el que se reconsiderarán las perspectivas de crecimiento para los próximos 10 años bajo el prisma de cualquier nuevo desarrollo con potencial de influir en ellas.

Este informe anual servirá de base para determinar qué países seguirán formando parte de los EAGLEs, así como qué nuevos países se incluirán en la lista. Como apoyo, se recurrirá a los equipos locales de BBVA Research así como al conocimiento de institutos de análisis económico (think-tanks) radicados en cada uno de los países considerados.

El crecimiento de las regiones emergentes, incluso excluyendo a China, superará al del G-7 en 3-4 puntos porcentuales

Al mismo tiempo que el mundo desarrollado paga el peaje de varios años de excesos financieros, los mercados emergentes destacan con una intensa recuperación. Hay cuestiones puramente cíclicas que explican esta diferencia en parte, pero no en su totalidad. Más allá de las diferencias cíclicas, es clave entender algunas características singulares del potencial de crecimiento de las regiones emergentes y sus posibles implicaciones como elemento diferenciador frente al mundo desarrollado.

En primer lugar, se prevee un crecimiento medio más lento de forma generalizada: una reducción del crecimiento del PIB cercana a 1 punto porcentual (p.p.) para la media del G-7 y en torno a 2 p.p. para los mercados emergentes con respecto a la década anterior a la crisis. La superior reducción en el caso de las regiones emergentes pretende compensar las diferencias – mencionadas anteriormente – ligadas al ciclo en las tasas de crecimiento actuales. Con todo, los mercados emergentes conservan un diferencial de crecimiento positivo frente a los mercados desarrollados de unos 4 p.p. al año.

En segundo lugar, incluso excluyendo a China, la brecha entre las tasas de crecimiento sigue siendo sustancial: en torno a 3 p.p. al año. Por último, dejando al margen a China, las tasas de crecimiento de Brasil, India y Rusia no son tan diferentes de la media de mercados emergentes no pertenecientes al selecto club de los BRICs.

La lista de economías clave aumenta: los EAGLEs liderarán la demanda incremental en la economía mundial

A medida que se consolida el viraje del crecimiento mundial hacia las regiones emergentes, la cuestión es: ¿qué consecuencias tendrá esto en la relevancia económica de los distintos países en el contexto mundial? Para responder a esta pregunta, optan por observar el crecimiento del PIB en términos incrementales, en lugar de el tamaño absoluto del PIB.

¿Por qué? Conceptualmente, el tamaño per se es demasiado estático y no permite anticipar tendencias a largo plazo. Además, la demanda incremental es más relevante para las nuevas oportunidades de negocio. Por último, los anémicos niveles de crecimiento de la actividad en todo el mundo otorgan una prima a aquellos países que están creciendo, aun cuando el tamaño de su economía no esté completamente desarrollado.

Utilizando este método, a continuación se presentan las cifras relevantes en sus previsiones. Anticipan que el PIB mundial, medido con un criterio de PPA, crezca en torno a 40 billones (desde un nivel de partida de unos 70 billones) en los próximos 10 años. De esta cifra, EE. UU. aportará unos 2,8 billones de PIB mientras que los demás países del G-7 (a los que denominamos G-6) añadirán alrededor de 2,4 billones, lo que equivale a una media de 400.000 miles de millones cada uno. Por otro lado, según las previsiones, habrá 10 economías emergentes que aportarán más demanda adicional que el país promedio del G-6, a saber, China, India, Brasil, Corea, Indonesia, Rusia, México, Turquía, Egipto y Taiwán: que constituyen los EAGLEs de BBVA.

La observación del PIB desde un punto de vista incremental arroja resultados llamativos. En primer lugar, mientras que muchos analistas prevén ya que para el final de la década China alcance en tamaño a EE. UU. con un criterio de paridad del poder adquisitivo (PPA), su planteamiento pone énfasis en que ello implicaría que la demanda adicional de China sea alrededor de 4 veces superior a la de EE. UU. India igualará de hecho la contribución de EE. UU. al crecimiento mundial.

En su opinión, esto supone que el peso de China y, en menor medida, de India en los asuntos económicos mundiales, será incluso mayor de lo que cabría pensar atendiendo al tamaño de su PIB. Pero hay algunas lecturas muy interesantes si miramos fuera de los BRICs. Por ejemplo, a Corea e Indonesia: cada uno de estos países, pese a no formar parte del club BRIC, aportará más crecimiento que Rusia.

Además, en términos agregados, el PIB de los 6 EAGLEs no integrantes de los BRICs representa actualmente casi la mitad del PIB total del G-6. Sin embargo, en los próximos diez años su PIB registrará una variación en torno a un 40% superior.

Otras historias interesantes