Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 21 nov 2017

¿Qué pasará de aquí a 5 o 10 años con la regulación del sistema financiero?

El equipo de regulación de BBVA Research ha analizado los distintos escenarios y las tendencias regulatorias para el sistema financiero europeo en un contexto de cinco a diez años, asignando distintas probabilidades a cada uno de ellos. María Abascal, de BBVA Research, explica los resultados.

Para los bancos es clave entender las tendencias regulatorias que vienen para poder adaptarse a los distintos escenarios. Y para realizar este ejercicio es muy importante comprender bien el marco actual y tener en cuenta las implicaciones del futuro de Europa tras el ‘brexit’.

Tendencias regulatorias en materia de fortaleza de los balances bancarios

Por un lado, esperamos una simplificación de los ratios de capital. Esto es, una mayor relevancia del ratio de apalancamiento, más fácil de calcular que los activos ponderados por riesgo y en detrimento de los modelos internos, que puede llevar aparejado una menor sensibilidad del riesgo.

También esperamos un ajuste en el marco de resolución. Después de los recientes casos de resolución en Europa, cabe esperar que se realicen ajustes para garantizar que los acreedores privados absorben las pérdidas antes que los contribuyentes; y para ello hay que eliminar una serie de agujeros legales.

Otra de las tendencias sería el tratamiento regulatorio del soberano. Este es un tema enormemente complejo y sensible para el que anticipamos un debate largo y pausado. En todo caso, cualquier actuación en esta línea debería tener un periodo de transición suficientemente largo para poder gestionarlo adecuadamente.

También está presente la tendencia de la proporcionalidad en la regulación. Aquí hay una baja probabilidad de que se produzca una diferenciación de requerimientos de capital por tamaño o complejidad de la entidad. Sin embargo, hay una alta probabilidad de que se diferencien los requerimientos de ‘reporting’ o ‘disclosure’ en función del tamaño.

Por último, la gobernanza interna de las entidades es una tendencia creciente, que cobra cada vez más importancia: la documentación, los procesos de toma de decisiones y también la responsabilidad y rendición de cuentas del ‘senior management’.

Tendencias regulatorias en el marco institucional

En la Unión Europea, le damos alta probabilidad a seguir con pequeños avances frente a un escenario de grandes y rápidos avances. El plano de políticas macroprudenciales va a seguir teniendo creciente importancia y es posible ver algún avance hacia alguna centralización de algunos poderes en la Junta Europea de riesgo sistémico que haga una gestión más eficiente. Por último, frente a una tendencia de desregulación, consideramos poco probable que Europa desmantele la enorme cantidad de regulación adoptada en los últimos años, pero no hay que descartar algún tipo de movimiento en este sentido, como reacción a lo acordado en otros países como Estados Unidos o Reino Unido.

¿Qué tendencias cabe esperar en la agenda de regulación?

En otros ámbitos podríamos anticipar mayor importancia de la protección del consumidor minorista y de la educación financiera. También, posiblemente, de todo lo relativo a la transformación digital; las autoridades van a priorizar todo lo relativo a fintech y posiblemente veamos acciones coordinadas a nivel nacional para fortalecer la ciberseguridad. Al mismo tiempo, otro área emergente sería el de las finanzas sostenibles; cabe esperar algún tipo de marco legislativo que garantice estas finanzas sostenibles y estables, con consideraciones medioambientales y sociales.

Otras historias interesantes