Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El consumo en Perú inicia su recuperación

Las medidas de confinamiento para evitar la propagación de la COVID-19 han generado un fuerte impacto económico que se refleja en una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) y la caída del empleo. Pese a esto, el consumo en Perú comienza a mostrar signos de recuperación, según el indicador de gasto de consumo de BBVA Research, aunque con distinto grado de mejora en las diferentes zonas del país.

“Este crecimiento está en línea con el reinicio de la producción en ciertos sectores, autorizados para operar según el plan de reactivación del gobierno, y con una mejora relativa de la actividad económica”, señaló Hugo Perea, economista jefe de BBVA Research para Perú.

De esta manera, el incremento de la participación de las compras online con tarjetas (con respecto de las compras presenciales) llegó a niveles del 50%, frente a un 20% en los primeros dos meses del año. Sin embargo, se ha observado una tendencia a la baja en las últimas semanas, ubicándose actualmente en un porcentaje alrededor del 40%.

El indicador de gasto de consumo de BBVA se realiza usando información transaccional de tarjetas de crédito y débito de las personas, lo cual permite hacer un seguimiento de los cambios en el comportamiento de las compras y en los retiros de dinero.

¿Cómo se comportó el consumo durante la cuarentena?

Durante los primeros días de confinamiento se elevaron significativamente las compras con tarjetas en supermercados y farmacias, posiblemente por las dudas surgidas sobre el normal abastecimiento de estos productos esenciales. En particular, el gasto con tarjetas en supermercados se ha duplicado; es decir, obtuvo un crecimiento que ronda el 100% con respecto al mismo periodo de 2019.

Además, debido al reinicio de diversas actividades económicas, otros tipos de gasto con tarjetas han empezado a reactivarse, como es el caso de los combustibles, muebles para el hogar, lavanderías, entre otros.

El indicador de consumo de BBVA Research muestra un salto al inicio de la Fase 3, que podría verse impulsado por el gasto contenido de los ciudadanos. También se ha detectado que, durante la cuarentena, las personas han priorizado el uso de tarjetas de débito con respecto a las de crédito para realizar compras, aunque la tendencia en ambos casos ha sido al alza.

Finalmente, con respecto a la disposición de efectivo en los cajeros automáticos, no se observaron retiros importantes, aunque sí se ha registrado un incremento en el monto promedio de retiros por cajeros.

Otras historias interesantes