Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cocina 25 abr 2018

Los postres de Jordi Roca se suben a la pasarela

Comparten apellido, Girona ha sido el lugar que les ha visto crecer y ambos han hecho de su trabajo un espacio de creación y genialidad. Sin embargo, a Jordi Roca y a Carina Roca el lazo más fuerte que les une es Rocambolesc y la pasión por romper los moldes, o diseñar unos nuevos.

Había una vez una joven que terminó hechizada por la magia de un lugar tan frío como dulce. Aquel lugar era Rocambolesc, la heladería regentada por el menor de los hermanos Roca y su mujer Alejandra Rivas, y donde, semana tras semana, Carina Roca disfrutaba de los polos y helados que la pareja creaba.

Pero Carina Roca es más que una seguidora de esta ‘gelateria’: es la responsable de Vadenassos, la colección de ropa que esta diseñadora golosa ha creado como homenaje a Rocambolec y en la que trata de plasmar la magia, el humor y el color de sus productos.

Postres que visten modelos

Al igual que Jordi Roca se pone el delantal y crea algo maravilloso, cuando Carina Roca se arma con una aguja e hilo produce arte. “Son propuestas divertidas, creativas, arriesgadas, con un punto naïf, locas, limpias, frescas, estilizadas, pero pensadas cuidadosamente”, cuenta la responsable de Vadenassos. En la colección hay prendas que se transforman, estampados plisados que aparecer y desaparecen —como explosiones de sabor— piezas con doble posicionamiento y partes ocultas que se destapan.

carina roca -bbva

Fotografía: David CostaModelo: Valentine KozenkoAgencia modelo: Model On TopMakeup: Júlia BoschAsistente: Blanca BeylerDiseño de moda: Carina RocaCréditos making of:Fotografía: Martí PujolCréditos imágenes editorial:Fotografía: VidalOrgaDiseño gráfico: Raul Garcia y Carina RocaIlustración cómic: Carla Mayordomo

El elemento ‘nariz’, tan característico del menor de los hermanos Roca, está presente en la colección de manera cómplice. Implícito en su nombre, Vadenassos (“va de narices”) surge del tamaño de la propia nariz de la diseñadora, que pronto relacionó con Jordi y su polo ‘Rocatocha’.  En las piezas están presentes incluso los toppings de Rocambolesc convertidos en patrones, popelinas de las batas de los cocineros, crepes que aportan movimiento y diferentes texturas.

Pero, ¿cómo es posible relacionar comida y ropa? Carina los liga a través del proceso de creación, el cual asegura que es totalmente trasladable de los fogones al taller de costura: “En la cocina de los hermanos Roca se trabaja duro, de forma constante. El cocinero utiliza muchísimo las manos para crear y experimentar. Diseñan el plato, ensayan prueba-error prueba-error hasta dar con el producto final”. Ambas profesiones requieren de creatividad y experimentación.

La joven diseñadora comenta que la conexión emocional que se da entre quien prepara los platos y quien se los come es aplicable a la moda. Con sus diseños pretende que quien vea su colección sienta la misma satisfacción que le produce a ella realizarla. El mensaje que busca transmitir lo tiene claro: “pasión, dedicación y calidad”.

Pero sus ideas no solo las encuentra en los helados. Moverse, salir, observar, disfrutar… “El entorno me enriquece”, asegura Carina Roca, quien considera viajar fundamental para desarrollarse como persona y como profesional. Lo que no le resta importancia al valor de las raíces. Para ella, Girona es “un respiro revitalizador” que la acompaña cuando trabaja pues trata de enfocar el diseño “a una moda ética, sostenible y local”. Algo que logra combinar con su gusto por grandes diseñadores internacionales como  Hussein Chalayan, Rei Kawakubo o Virgil Abloh.

carina roca2 -bbva

Fotografía: David CostaModelo: Valentine KozenkoAgencia modelo: Model On TopMakeup: Júlia BoschAsistente: Blanca BeylerDiseño de moda: Carina RocaCréditos making of:Fotografía: Martí PujolCréditos imágenes editorial:Fotografía: VidalOrgaDiseño gráfico: Raul Garcia y Carina RocaIlustración cómic: Carla Mayordomo

Su relación con los hermanos Roca ha sido cercana desde que comenzó con el proyecto Vadenassos, y contó con el apoyo del equipo de Rocambolesc durante todo el proceso de creación, hasta que llegó el momento de mostrar el resultado a Jordi y Alejandra. “Creo que se sorprendieron. Les encanto todo y se mostraron muy interesados. Diría que agradecidos. Y sin dudarlo yo infinitamente más”, confiesa la modista.

Tanto que ahora es la propia Carina quien está trabajando en el nuevo diseño de los uniformes de la heladería. “Me identifico muchísimo con el concepto del proyecto de Rocambolesc y con su saber hacer. Si Rocambolesc fuera una marca de moda seguro que yo sería su fan incondicional”, comenta orgullosa del proyecto.

La moda se alimenta de multitud de disciplinas y en el caso de Vadenassos, parece que lo hace casi de forma literal. La esencia y el sabor de Rocambolesc se han convertido en el patrón del que ha surgido la colección de esta prometedora diseñadora.

Otras historias interesantes