Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 08 feb 2016

Premio Fronteras del Conocimiento en Biomedicina a los desarrolladores de una técnica revolucionaria para estudiar el cerebro

El Premio Fronteras del Conocimiento, en la categoría de Biomedicina, ha recaído este año en los neurocientíficos Edward Boyden, Karl Deisseroth y Gero Miesenböck. Su trabajo en el desarrollo de la optogenética, una técnica que permite estudiar el funcionamiento del cerebro con una precisión sin precedentes, abrirá nuevas oportunidades en la investigación.

Miles de grupos en todo el mundo han empezado a usar la optogenética para profundizar en el conocimiento de funciones como el sueño, la percepción del tiempo o la toma de las decisiones. Esta técnica sirve además para entender los mecanismos de patologías como la epilepsia, la depresión, algunas formas de ceguera y la enfermedad de Párkinson, entre otras. “Si imaginamos que el cerebro es como un ordenador, la optogenética es un teclado que nos permite enviarle instrucciones muy precisas”, explicaba uno de los premiados, Edward Boyden, tras hacerse público el fallo del jurado. “Es una herramienta que hace posible un control exquisito del cerebro”.

Una técnica en constante evolución

La función de la optogenética es controlar con luz de una longitud de onda adecuada, la actividad de aquellas neuronas a las que previamente se han introducido proteínas sensibles a dicha luz. “La principal aplicación de la optogenética es la investigación básica, la comprensión de cómo funciona el cerebro”, declaraba otro de los galardonados Karl Deisseroth.

Los inicios en los años noventa de esta técnica no fueron fáciles. El premiado Karl Miesenböck recordaba que los revisores de su primer artículo “no se dieron cuenta en absoluto del potencial”, y concluía, “las técnicas innovadoras siempre tardan tiempo en calar”. Sin embargo, la optogenética, que todavía no se usa en humanos, ha ido evolucionando y ampliando con éxito la variedad de funciones cerebrales que pueden estudiarse, gracias a la acción de proteínas que reaccionan a distintas velocidades y a diferentes tipos de luz. Los galardonados han destacado que esta técnica permitirá desarrollar fármacos, mucho más específicos que los actuales, con un grado de precisión mayor en el tratamiento de la enfermedad mental o neurológica.

boyden_deisseroth_miensebock -premios- biomedicina

Edward Boyden, Karl Deisseroth y Gero Miesenböck

Una ciencia moderna

La categoría de Biomedicina, dentro de los Premios Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA, reconoce a un área de la ciencia moderna que estudia los aspectos biológicos de la medicina para desarrollar nuevos fármacos y tratamientos. Con este premio, la Fundación BBVA lleva reconociendo desde 2008 la labor de aquellos científicos pioneros que están consiguiendo avanzar en el estudio y el tratamiento de enfermedades graves, como el cáncer, con técnicas revolucionarias.

Otras historias interesantes