Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 17 abr 2018

Cómo preparar un plan de negocios

Un plan de negocios es un documento imprescindible para cualquier empresa. Se trata de la tarjeta de presentación del negocio, ante posibles inversores, donde se muestran los objetivos, estrategias a seguir y los recursos que se necesitan para ponerse en marcha o crecer.

Sacar adelante una empresa es un reto complicado en cualquier circunstancia, pero hacerlo sin un buen plan de negocios es una misión imposible. En este documento hay que identificar, analizar y describir la oportunidad de negocio, examinar su viabilidad a todos los niveles (técnica, económica y financiera) y desarrollar las estrategias que se necesitan para pasar del proyecto o idea a una empresa real.

Para desarrollar un buen plan de negocios hay que seguir estos pasos:

Introducción

Debe constar de:

  1. Carta introductoria: aquí es donde el emprendedor expone la razón por la que está haciendo este plan de negocios y los aspectos más importantes del proyecto empresarial.
  2. Portada: en ella se debe incluir el nombre de la empresa, logotipo y todos los datos de contacto (dirección, teléfono, correo electrónico, etc.). Cada plan de negocios debe ir numerado para tener un registro de cada copia que se ha enviado e incluir la fecha para diferenciarlo de otras versiones.
  3. Índice: su misión es facilitar a los inversores el estudio del plan de negocios. Por lo tanto, hay que incluir los números de página en el índice para que el lector no se pierda.
  4. Resumen ejecutivo: debe resaltar lo más importante del documento e incluir la historia de la compañía, el tipo de negocio y la estructura legal, entre otros aspectos.

Descripción del negocio

Aquí es donde hay que explicar la misión de la empresa, el objetivo del negocio y el/los mercado/s objetivo/s. La redacción tiene que ser breve, clara y concisa y las observaciones que se hagan deben estar basadas en estudios, citando siempre las fuentes.

Mercado

El emprendedor describe los siguientes aspectos:

  1. Competencia: es importante ser realista en este punto y analizar las fortalezas y debilidades de los productos y servicios de la competencia. Conviene incluir una lista de los principales competidores, sus ventas anuales y el porcentaje del mercado.
  2. Estimación de ventas: estos números son fundamentales ya que constituyen la base para desarrollar los siguientes aspectos del plan de negocios. Se presenta en unidades y en dinero y debe abarcar los próximos cinco años.
  3. Nicho de mercado: explica el tamaño total del mercado, así como el segmento en el que se va a centrar la actividad de la empresa y su viabilidad: descripción geográfica, estilo de vida, género, edad, ocupación y tamaño de las empresa, entre otras características. Conviene analizar los números provenientes de fuentes independientes con el fin de comprobar que dicho mercado es viable y que hay potencial para crecer.
  4. Clientes: analiza, de forma específica y detallada, al cliente-objetivo para el producto o servicio que se ofrece: circunstancias en las que compran, preferencias, etc. En este texto, es importante analizar qué necesidades tienen los nuevos clientes.

Desarrollo y producción

¿Cómo se hacen las cosas en la empresa? Para contestar a esta pregunta, hay que hacer una descripción del producto o servicio, de la producción y de las instalaciones.

El emprendedor informa, en este apartado, sobre cuál es el estado actual del producto o servicio y qué es lo que queda por hacer para que pueda ser vendido en el mercado. El inversor también debe conocer las etapas de su fabricación, saber cuáles son los problemas que se ha encontrado el emprendedor en su diseño y desarrollo y qué soluciones se han puesto en marcha.  

Estrategia de ventas y mercadotecnia

El emprendedor debe explicar qué características y servicios va a enfatizar, hacer una descripción detallada de la campaña de publicidad en medios y contar si, para promover sus productos, va a utilizar fuerza de venta de la empresa, representantes independientes de ventas, mercadotecnia directa y/o ‘telemarketing’.

Dirección

¿Quién manda en la empresa? Es el momento de contarlo. El plan de negocios debe incluir una descripción de los directores con las responsabilidades de cada uno y su experiencia, además de sus sueldos y bonos de ejecutivos. En este apartado, el emprendedor analiza, además, la experiencia de cada consejero y la razón por la que cada uno de ellos puede hacer del negocio un éxito.

Finanzas

Llega el momento de dar cuenta de los números para el futuro:

  1. Flujo de efectivo: cuánto se necesita, cuándo y de dónde se obtendrá. Aquí hay que detallar las fuentes de ingreso menos los gastos y los requerimientos de capital para obtener un dato de flujo neto. Normalmente, se ofrecen proyecciones de flujo de efectivo de tres años.
  2. Estado de resultados: el emprendedor debe combinar ingresos, costos y gastos para demostrar cuánto va a ganar o perder la empresa cada año.
  3. Balance: es una fotografía de la empresa, tomada en un punto del tiempo, en la que se calcula el valor neto de la compañía en ese momento.

Financiación

En este punto, los posibles inversores deben saber qué aportaciones de capital necesita el emprendedor para que la empresa funcione y se desarrolle.

Cuando se tienen claros todos estos apartados, hay que procurar redactarlos de una forma breve; un buen plan de negocios no debería ocupar más de 30 páginas. Un consejo: hay que procurar que lo lean varias personas para poder ver si capta la atención y si deja claro que en él hay una oportunidad de inversión. De esta forma, con las aportaciones externas, se puede ir puliendo el documento hasta dar con el plan de negocios perfecto.

Otras historias interesantes