Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro Act. 23 jul 2020

Cuatro recomendaciones para ahorrar en estos tiempos

Siempre hay un motivo para ahorrar y más aún en tiempos de pandemia, donde el contexto económico no es muy favorable. Por tal motivo, desde BBVA proponemos una serie de recomendaciones para que las finanzas personales no se vean afectadas y sea posible el ahorro.

La realidad es que la pandemia del COVID-19 ha pegado fuerte no sólo a la salud, sino también a la economía personal de los paraguayos. Por esa razón, el dilema entre gastar y ahorrar se hace más presente y debe ser prioritario replantear los hábitos de consumo y ponerse en modo ajuste.

El hecho de tener un colchón de dinero puede solucionar muchos problemas frente a los imprevistos. Por eso se trata de una buena oportunidad para reconsiderar cómo se manejan las finanzas personales y tener en cuenta que siempre es un buen momento para empezar con el hábito del ahorro.

1-Antes de comprar, comparar precios

Lo primero es lo primero: el ahorro es parte de un proceso de planificación y organización y hoy en día, mediante las herramientas online, es muy fácil poder analizar lo que ofrece el mercado en cuanto a productos y servicios con sus características y por supuesto, sus precios.

Antes de comprar siempre se debe comparar el precio de un producto con respecto a otro igual o de similares características. ¿Por qué comparar? Elementalmente porque el mismo producto o servicio pueden comercializarse a precios diferentes según la empresa o el lugar.

En el caso de los servicios que se pagan por un tiempo más prolongado, como un seguro de vehículo o un seguro médico privado, conviene contactar con dos o tres empresas diferentes para optar por aquella que ofrezca los mejores servicios a un costo razonable. De hecho, esta es una práctica común en las empresas.

 2- Reducir los gastos hormiga

Es muy frecuente tener la sensación de que la plata se fue sin saber en qué. Los gastos hormiga son los pequeños gastos que no son ciertamente necesarios y que se hacen de forma frecuente y casi inconsciente. Por ejemplo: comprar un café a media mañana, adquirir ropa por impulso, contratar servicios de ‘streaming’ de video o música que no se utilizan mucho, comprar artículos innecesarios de Amazon, entre otros.

Estas pequeñas sumas de dinero, sin duda, pueden representar importantes cantidades a largo plazo. Así, se deben identificar estos pequeños gastos superfluos y desmedidos hechos por impulso. Por ello, se recomienda realizar el ejercicio de ir anotando cada desembolso por el lapso de un mes y así registrar cada ingreso y egreso de la cuenta.

De esa forma se determinará en qué se gasta la plata y se podrán realizar acciones para corregir el exceso de gastos hormiga en caso que los hubiere. Reducir pequeños gastos puede llevar a grandes ahorros.

 3- Elaborar un presupuesto mensual

La información es oro y esto se aplica especialmente a las finanzas personales. Por tanto, cómo administrar el dinero se convierte en una pregunta que muchas personas se hacen al final del mes. La respuesta es sencilla: Creando un presupuesto.

Un presupuesto podrá ayudar a crear un plan de ahorro si se tiene la economía en orden puesto que, en él, se consigan los ingresos personales y los egresos como gastos fijos, variables y el pago de dudas en un periodo de tiempo determinado.

Una vez que se tenga una idea de cuánto se gasta mes a mes es posible comenzar a organizar los gastos y así establecer un presupuesto con el que se pueda vivir. También, debería ser utilizado para limitar gastos excesivos, identificar los gastos hormiga que se puedan suprimir y establecer un porcentaje de ahorro por mes.

4- Uso de productos financieros creados para iniciar el ahorro

Una vez establecido el presupuesto es esencial establecer objetivos financieros a corto, mediano o largo plazo.

Estos pueden ser desde comprar un celular hasta comprar una casa o viajar a un lugar lejano.

Para poder cumplir estos sueños u objetivos es básico tener en cuenta qué productos financieros podrían ayudar a llegar a la meta. Por ejemplo, una caja de ahorro que permita consultar los movimientos de la cuenta, puede servir de instrumento para hacer un seguimiento de los gastos ya que todo queda registrado y se puede ver desde la ‘app’ móvil o BBVA Net.

Otra alternativa interesante es el Ahorro programado ‘Mis Metas’ de BBVA Paraguay, mediante el cual se acumula una cantidad de dinero mensual en una alcancía virtual con la que asegura el ahorro y además genera intereses por el tiempo en que se establezca. Se trata de una herramienta esencial para personas que tienen una meta específica en mente, como un viaje o la compra de algún electrodoméstico para el hogar, sin la necesidad de recurrir a un préstamo.

Otra opción es establecer un ahorro a plazo fijo digital. Este producto financiero está destinado a personas que deseen ganar más con su dinero a cambio de no retirar el capital por un tiempo determinado, al vencimiento o al plazo fijado. Además, brinda la facilidad de contratarlo ‘online’ de forma rápida y segura con tasas muy convenientes.

BBVA ofrece instrumentos bancarios específicos para que los clientes puedan disponer de sus ahorros e incrementarlos para cumplir con sus objetivos financieros.

Otras historias interesantes