Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Arquitectura 20 jul 2016

¿Qué aportará el proyecto de Distrito Castellana Norte a Madrid?

Una valiosa oportunidad para revitalizar una zona al norte de la capital con numerosas problemáticas a su espalda: aislamiento e inconexión con áreas colindantes y la propia ciudad, insuficiencia de infraestructuras y equipamientos públicos, congestión del tráfico en puntos clave como el Nudo Norte, deterioro patrimonial que reduce la calidad de vida de los ciudadanos y desluce el aspecto de los barrios, etc. Necesidades que han quedado reflejadas en las conversaciones y encuestas que permanentemente realiza Distrito Castellana Norte (DCN) para conocer el sentir y las inquietudes de vecinos y madrileños.

Así, donde actualmente nos encontramos solares sin uso y amplias zonas pendientes de urbanizar, DCN visiona viviendas, oficinas y espacios públicos seguros y acogedores donde vivir, trabajar y hacer comunidad; donde se depositan de manera incontrolada basuras y escombros, DCN creará amplias zonas verdes, plazas públicas y bulevares peatonales; donde hay necesidad de nuevas conexiones entre los barrios, DCN ampliará las redes de transporte público y los accesos peatonales…

Fotografía de Distrito Castellana Norte Escombros basura descampado BBVA

Situación actual del Distrito Castellana Norte

Un proyecto elaborado por y para los madrileños

Más de 500.000 vecinos habitan en los 20 barrios que están implicados en el ámbito de actuación de Distrito Castellana Norte. Ellos son los verdaderos protagonistas de un proyecto que pretende regenerar y dinamizar un entorno que lleva esperando su oportunidad más de 20 años. DCN está dispuesto a liderar esta transformación y ofrecer a Madrid y a los madrileños un proyecto de primera magnitud, diseñado por los mejores urbanistas y arquitectos a nivel mundial como Richard Rogers (galardonado con un Premio Pritzker en 2007, fue el autor de la T4 del aeropuerto de Barajas).

Una de las premisas que abandera Rogers, considerado internacionalmente como el “padre del urbanismo moderno”, es que las ciudades deben utilizar suelo abandonado y edificios en desuso para crear nuevas infraestructuras. Además de ser fiel defensor de la creación de urbes para vivir y disfrutar, de usos mixtos, sostenibles y vanguardistas.

Escombros y basuras en el espacio destinado al Distrito Castellana Norte

Tal es la relevancia de esta planificación urbana que excede incluso del ámbito de Madrid, aportando beneficios al conjunto de la geografía española gracias al alto impacto económico y social de su desarrollo. Durante los 15-20 años de su ejecución, DCN permitirá generar más de 120.000 nuevos puestos de trabajo[1] y 3.340 millones de euros en ingresos fiscales para las arcas públicas[2]. Todo ello sin coste para los madrileños, pues la iniciativa privada invertirá 6.000 millones de euros para su puesta en marcha.

El 80% del suelo será para infraestructuras y equipamientos públicos

 La última encuesta realizada por DCN refleja que el empleo (97,3%), el transporte (93%) y los servicios públicos (93%) son los beneficios del proyecto más valorados por los madrileños[3]. En su planeamiento, el 80% de los terrenos se destinará a infraestructuras y equipamientos, siendo las Administraciones Públicas las que marquen el ritmo en la ejecución de estas dotaciones en función de sus plazos y prioridades. Tal y como ha apuntado recientemente el presidente de Distrito Castellana Norte, Antonio Béjar, “si las instituciones consideran que la remodelación del Nudo Norte debe acometerse en el año uno, en el siete o en el diez, pues eso será lo que se haga”.

Fotografía de Distrito Castellana Norte plano parque central BBVA

Plano del parque central en el Distrito Castellana Norte

En cuanto a la movilidad urbana, DCN propone un potente sistema de transporte público con capacidad para gestionar 72.000 pasajeros/hora en cada uno de los puntos de intercambio modal, ofreciendo a los ciudadanos una accesibilidad total a sus servicios. Los vecinos del norte estarán a 5 minutos a pie de una estación de Metro o Cercanías, a 15 minutos de la Puerta del Sol en Metro y a 25 minutos del aeropuerto en Cercanías. En este sentido, cabe señalar que el plan de DCN es una puerta abierta a la creación de un hub de comunicación internacional con la estación de Chamartín como eje de conexión tanto con el aeropuerto como con la estrategia de la alta velocidad (AVE).

Por su parte, se destinarán 31 solares para la construcción de nuevos equipamientos públicos que darán servicios tanto a los barrios implicados como a los colindantes, entre los que se contemplan: colegios, centros de salud, centros sociales y residenciales, espacios deportivos y centros culturales y bibliotecas.

Movilidad urbana sostenible en Distrito Castellana Norte

DCN es la herramienta perfecta para convertir a Madrid en la nueva “City”

Madrid tiene la posibilidad de afianzar su posición de motor de España y situarse a la altura de otras grandes urbes europeas. Es más, cuenta con considerables fortalezas para aspirar a ser la nueva “City” y el destino de numerosas multinacionales con sede en Londres que tras la aprobación del “Brexit” busquen una nueva ubicación. DCN es la herramienta perfecta para ello, pues entre otras medidas pretende generar dos focos de atracción de inversión y talento en su ámbito: un nuevo distrito financiero cercano a la actual área de negocios de las Cuatro Torres de la Castellana y un centro tecnológico que albergue empresas con gran potencial innovador y económico.

Madrid se enfrenta a un gran reto: tener una visión de ciudad a largo plazo y fijar una hoja de ruta de hacia dónde quiere dirigirse, siempre con la mirada puesta en el bienestar de sus ciudadanos. Distrito Castellana Norte es un proyecto ambicioso y de futuro que visiona una ciudad de primer nivel, capaz de poner fin a los problemas que actualmente existen en el norte y de dotar a la ciudad de un gran atractivo que   haga repuntar la inversión y el empleo.

Otras historias interesantes