Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 05 mar 2018

¿Qué es el código SWIFT?

El código SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication) también es conocido por un acrónimo más breve: BIC (Bank Identifier Code). Se trata de una combinación alfanumérica de entre ocho y once dígitos que se emplea para identificar el banco de destino de una transferencia bancaria internacional. Con este código, se puede identificar la entidad bancaria, el país y la región referida.

El código SWIFT o BIC solo se emplea en países que no pertenecen a la zona SEPA (Zona única de Pagos en Europa o ‘Single Euro Payments Area’ en inglés). En esta zona se incluye todo el territorio europeo,donde el código utilizado es el IBAN (International Bank Account Number).

Los dos objetivos principales del código SWIFT o BIC son :

  • incrementar la seguridad en los envíos de dinero entre distintos países.
  • evitar errores a la hora de emitir cualquier transferencia o realizar un pago.

Pero este código no solo implica una mejora en la seguridad de las acciones mencionadas; también ha reducido los tiempos de espera para la realización de las mismas y las comisiones que se les aplican.

Cada entidad bancaria tiene un código propio compuesto por una serie de entre 8 y 11 dígitos que le diferencia del resto de competidores. Los cuatro primeros dígitos son los que identifican al banco en cuestión; los dos siguientes aportan información sobre el país al que pertenece la entidad y los dos que le siguen delimitan la localidad en la que se encuentra la oficina central. Los tres últimos dígitos del código son opcionales y se emplean para indicar cuál es la oficina bancaria desde la que se opera. Lo habitual es que estos tres últimos no se incluyan en las transferencias o aparezcan con una triple X. En el caso de BBVA, el código SWIFT es BBVAESMM.

Diferencias entre códigos

SWIFT e IBAN se diferencian en que, mientras el primero identifica una entidad determinada, el segundo muestra información sobre una cuenta concreta perteneciente entidad bancaria, sin que resulte evidente el lugar en el que se encuentre.

Así, el IBAN está compuesto por 24 caracteres alfanuméricos. Los dos primeros, dos letras, identifican el país de origen (en el caso de España, todos los IBAN empiezan por ES). A esas dos primeras letras les siguen dos dígitos de control y 20 números más que se corresponden con la cuenta corriente de cada cliente. Y es que el IBAN sustituye al Código de Cuenta Bancaria (CCC), que se componía de 20 números, y añade los cuatro dígitos iniciales (dos letras y dos números) con el objetivo de facilitar la automatización y el control de cobros y pagos entre países.

Hasta febrero de 2016, los países de la zona SEPA tenían que utilizar el código SWIFT o BIC junto al código IBAN para operaciones transfronterizas. Actualmente, el código SWIFT ya no es exigible entre países SEPA pero sí debe utilizarse en operaciones internacionales en las que se interactúe con países no pertenecientes a este área.

¿Quieres abrirte una cuenta en BBVA?

España | México | Argentina | Perú | Colombia

Otras historias interesantes