Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué hace BBVA para promover ciudades y comunidades sostenibles?

Según Naciones Unidas, hoy en día, más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades, una circunstancia que seguirá al alza en los próximos años. Esto ha llevado a un aumento de la contaminación ambiental, la desigualdad y la pobreza en dichas ciudades, que pone el foco en la necesidad de trabajar en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº. 11 de la ONU: lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. En esta tarea también BBVA tiene cosas que decir y hacer.

Tomar una senda más sostenible se hace imperativo para mejorar la calidad de vida de la personas, pues la escasez de recursos como el agua, la falta de acceso a la vivienda, las dificultades para acceder a un empleo y el cambio climático son factores que afectan el bienestar de las personas. De ahí, que la transformación de las ciudades en mejores lugares para vivir y trabajar, respetando el medio ambiente, proporcionará mayores niveles de crecimiento y desarrollo económico.

BBVA está comprometido con la sostenibilidad ambiental y el ODS Nº. 11; en ese sentido, fomenta la construcción de infraestructuras sostenibles y el reciclaje para ayudar en la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, apoya con financiación destinada a proyectos verdes y para facilitar el acceso a viviendas ecológicas.

BBVA, por las edificaciones sostenibles

Dentro de su Plan Global de Ecoeficiencia, BBVA se ha comprometido a construir y renovar sus sedes corporativas con altos estándares de sostenibilidad y ya 17 de ellas en todo el mundo han sido reconocidas con las certificaciones LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) oro y platino por ser edificaciones sostenibles, eficientes y respetuosas del medioambiente.

Para recibir dicha certificación, las construcciones de BBVA deben estar en un terreno sostenible y con adecuadas conexiones de transporte público; hacer un uso eficiente del agua y de la energía, que impliquen importante ahorros en estos recursos (entre el 12 y el 48 por ciento), y usar materiales renovables, entre otros factores.

En los diferentes países donde opera, BBVA desarrolla diferentes campañas para incentivar entre sus empleados el reciclaje y una adecuada gestión de recursos en las ciudades. En ese sentido, se han logrado importantes ahorros, tanto de agua como de energía y se ha disminuido de manera considerable el uso de papel, gracias a los desarrollos tecnológicos y al proceso de transformación digital de la entidad.

Actualmente, el 43% de los empleados de BBVA está trabajando en edificios certificados y un porcentaje similar en edificaciones que tienen establecida la recogida selectiva de residuos. El objetivo para 2020 es aumentar al 46%, el porcentaje de trabajadores en inmuebles certificados, una disminución adicional de un 5% en el consumo de papel por ocupante, así como ampliar la estrategia de la recogida selectiva de residuos. Además, dentro del ‘Compromiso 2025’ de la entidad, se ha fijado un objetivo del 70% de la energía contratada por el banco sea verde en 2025.

Ciudad-BBVA-nuevo-logo-Vela

17 sedes corporativas de BBVA han sido reconocidas con las certificaciones LEED oro y platino por ser edificaciones sostenibles, eficientes y respetuosas con el medioambiente.

Compromiso 2025

En su interés por hacer frente al cambio climático y promover el desarrollo sostenible, y en el marco de su Compromiso 2025, BBVA se ha comprometido a movilizar 100.000 millones de euros para financiar proyectos verdes, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera.

En 2018, el Grupo destinó más de 1.600 millones para infraestructura sostenible y agronegocios. En mayo de ese año, emitió su primer bono verde por un valor de 1.000 millones de euros, la mayor realizada por una entidad financiera en Europa. Dichos recursos se han destinado a la financiación de proyectos de energía eólica y energía solar que han generado 558 gigavatios/hora de energía renovable. Además, se han financiado proyectos de transporte sostenible. Con esto, se contribuyó a reducir las emisiones de carbono en 274.609 toneladas de CO2 en dicho período y se espera que en 2019 se reduzcan otras 106.529 toneladas.

En América Latina, BBVA fue el primer banco privado en emitir un bono verde, concretamente en México, donde realizó dos colocaciones por un valor total de 7.000 millones de pesos. Además, ha sido la primera entidad en realizar un préstamo verde corporativo en América del Sur, a la empresa Ferreycorp de Perú, por un valor de 70 millones de dólares.

BBVA está totalmente comprometido en la movilización de los recursos necesarios para contrarrestar los efectos negativos en el medio ambiente y el año pasado colocó bonos verdes y sociales por 7.889 millones de euros y 1.850 millones de euros en préstamos verdes.

Este año, en su propósito de ayudar a reducir las emisiones de CO2, BBVA ha lanzado al mercado español una línea de préstamo verde por un valor de 20 millones de euros para facilitar a sus clientes la compra de vehículos híbridos y eléctricos, a través del Préstamo Coche Ecológico. A esto se suma el lanzamiento de una línea de crédito para la adquisición de viviendas ‘verdes’, es decir, que su construcción tenga alta eficiencia energética. Quienes financien su vivienda a través de este préstamo, se beneficiarán de una bonificación en el diferencial de su hipoteca.

Asimismo, el banco está promoviendo, junto con Endesa, la construcción de un parque eólico en Zaragoza, que aportará capacidad instalada renovable adicional en España y producirá 34,64 megavatios. Esta generadora proveerá hasta el 30% del consumo de energía de BBVA en España, tanto de edificios corporativos como de la red de sucursales. El 70% restante los proveerá Endesa a través del modelo de suministro tradicional basado en certificados verdes. Todo esto contribuirá a reducir las emisiones de CO2. El compromiso del Grupo es que en el 2030, la energía que utiliza sea 100% renovable.

El Grupo ha proyectado que hasta 2025 destinará 12.000 millones de euros en financiación de infraestructuras en educación, salud, vivienda social y transporte sostenible. Además, con esos recursos promoverá la emisión de bonos sociales intermediados como bookrunner (suscriptor, administrador o coordinador de una emisión de títulos valores), fondos de inversión y participaciones, así como financiación de agronegocios bajo criterios de sostenibilidad.

BBVA y los ODS

El ‘Compromiso 2025’ se enmarca en el esfuerzo de BBVA por contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Impulsados por Naciones Unidas, son una llamada universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Los 17 objetivos de Naciones Unidas incluyen nuevas esferas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras prioridades. En conjunto, BBVA contribuye a todos los ODS, dado el amplio abanico de negocios del Grupo, incluida la actividad de la Fundación Microfinanzas, y su presencia global.

Otras historias interesantes