Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bonos 12 jun 2018

¿Qué son los SBBS?

Las titulizaciones de bonos soberanos (SBBS) son una propuesta de la Comisión Europea para desarrollar un activo de bajo riesgo denominado en euros. Pilar Soler, de BBVA Research, explica en qué consisten.

La idea de los SBBS lleva ya varios meses sobre la mesa y ha sido objeto de análisis por diferentes autoridades, especialmente por la Junta Europea de Riesgo Sistémico, que emitió un informe el pasado enero.

¿Qué características tienen estos activos?

La principal característica de los SBBS sería que no requiere mutualización o compartición de riesgos entre los estados miembros; cada estado va a ser responsable de hacer frente a la deuda que ha emitido con independencia de si se utiliza para respaldar una emisión de SBBS o no.

Estos activos serían emitidos por entidades privadas y bajo demanda del propio mercado. La composición del conjunto de bonos soberanos que va a respaldar estas emisiones se haría de acuerdo a una regla fija, que sería la participación de cada estado miembro en el capital del Banco Central Europeo.

Por último, estas emisiones se estructurarían en varios tramos: un tramo senior del 70%, que sería el último en asumir pérdidas, y dos o más tramos junior o subordinados al anterior. La diversificación en el conjunto de activos que respaldarían estas emisiones junto con esta división del riesgo de crédito en varios tramos es lo que permitiría conferir a los SBBS su condición de activo de bajo riesgo.

¿Qué ventajas y retos presentan los SBBS?

Contar con un mercado desarrollado de SBBS puede tener potenciales ventajas. Por un lado, permitiría aumentar la base de activos de bajo riesgo denominados en euros. Esto es especialmente importante en un momento como el actual, en el que la demanda de estos activos está en aumento y su oferta es limitada. Por otro lado, también sería una fuente de reducción de la fragmentación financiera, de reducción de riesgos y de distribución de los mismos entre agentes privados.

Sin embargo, no es una propuesta exenta de retos. La introducción de un nuevo activo, sobre todo si está estructurado en forma de titulización, puede presentar trabas a su desarrollo especialmente en las primeras fases. En este momento de la propuesta, por ejemplo, no está muy claro qué clase de demanda podrían tener algunos de los tramos de esta emisión.

¿Cuáles son los próximos pasos?

La propuesta de la Comisión Europea busca dotar a este nuevo activo de un marco regulatorio. Sin embargo, es solo una primera fase en su creación. Esta propuesta tendrá que seguir el proceso legislativo ordinario y será una vez que se haya aprobado cuando tengamos que ver qué clase de acogida le da el mercado a estos nuevos productos.

Otras historias interesantes