Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 02 jul 2018

La reforma de viviendas y el seguro de hogar para inquilinos

Durante la primera quincena de junio en El Blog de Anida se han tratado temas como el esfuerzo económico medio que hacen los españoles para pagar la hipoteca o la reconversión de locales comerciales en viviendas, pasando por la revalorización de una vivienda en venta gracias a una reforma o la conveniencia de contratar un seguro para los inquilinos de viviendas en régimen de alquiler.

Los españoles necesitan una media de 7,1 años de renta bruta para amortizar la hipoteca sobre su vivienda, según los datos que proporciona el ‘Informe sobre Esfuerzo Económico de los Hogares’ realizado por el Banco de España. Una cifra que ha disminuido en los últimos diez años, cuando eran necesarios 9 años de media para conseguir el mismo resultado. Asimismo, el informe resalta que el 16,8% de los ingresos mensuales se destina al pago de la hipoteca, y sitúa como línea roja el 30%. Según los datos ofrecidos por Tinsa, Baleares es la comunidad autónoma donde las familias realizan un mayor esfuerzo económico mensual, dedicando el 22,6% de los ingresos brutos mensuales a este cometido, en contraposición a otras comunidades como Cataluña (17,9%), Madrid (16,2%) o Asturias, que con el 13,4% se sitúa como la región con menor dedicación económica al pago de la hipoteca.

La reactivación del mercado inmobiliario ha permitido que muchas personas decidan cambiarse de vivienda y poner en venta la actual pero, ¿qué pasos hay que seguir para lograr una venta rápida y rentable? En El Blog de Anida se analizan los principales factores que hacen que una casa sea más atractiva para los futuros compradores. Lo primero que ha de plantearse el vendedor es la posibilidad de realizar una reforma que permitirá una revaloración de la vivienda y una reducción de los tiempos de venta. Llevar a cabo reparaciones básicas en las instalaciones eléctricas, azulejos, puertas o ventanas o mejoras más profundas con cambios en cocinas, baños y suelos darán otro look a la casa, facilitando que los futuros compradores se imaginen viviendo en ella.

En los últimos años cada vez son más los que optan por el alquiler. La creencia general hace pensar que arrendar una vivienda es más rentable que la compra, debido a que no hay que pagar tasas iniciales de entrada, IBI o seguros de vivienda. Lo que la mayoría de los inquilinos desconocen es que los seguros de la vivienda en la que residen no cubren daños y perjuicios que se pueden producir tanto en el piso como en la comunidad de vecinos, conllevando gastos que tendrán que asumir. Por ejemplo, en el caso de que se produzca un incendio causado por un cigarrillo o una imprudencia en la cocina, no estará cubierto por el seguro de hogar del propietario, como tampoco lo están posibles inundaciones por dejarse abierto un grifo o los robos en casa. Por ello, en El Blog de Anida se muestran las diferentes coberturas que los inquilinos pueden contratar para la vivienda en la que se encuentran de alquiler.

Locales comerciales transformados en vivienda, una nueva opción para ahorrar

Recientemente, el Ayuntamiento de Barcelona determinó que de los 78.000 locales de planta baja registrados, 3.200 se habían reconvertido en viviendas o garajes. Y es que, según la Sociedad de Tasación, el metro cuadrado de estos locales puede llegar a ser hasta un 50% más barato que el de una vivienda en la misma zona. El encarecimiento de los pisos y el crecimiento del comercio electrónico han conducido a que muchos se queden desocupados, siendo una oportunidad de negocio para inversores que han decidido transformar locales comerciales en viviendas de alquiler permanente o turístico. Para ello, se han de tener en cuenta diferentes aspectos, como asegurarse de que esté permitido por los estatutos de la comunidad de propietarios, dentro de los parámetros de vivienda considerados por el Plan General de Ordenación Urbana, o que cumpla las exigencias de higiene y de seguridad.

Otras historias interesantes