Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Renting 13 nov 2017

Renting: cinco razones para tenerlo en cuenta

El renting o alquiler a largo plazo de vehículos crece a pasos agigantados. Hasta ahora, eran sobre todo las grandes empresas las que recurrían a este servicio, pero cada vez son más las pymes, autónomos e incluso particulares que se suman a la iniciativa. La pregunta es: ¿qué beneficios aporta el renting frente a la tradicional compra de un coche?

El renting de automóviles crece y de eso no cabe duda. En 2016, la flota de renting en España aumentó en 38.863 unidades, según datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Así, pasó de las 447.623 unidades en 2015 a las 486.486 en 2016, representando a finales de este año el 15,30% del total de matriculaciones en España.

Las grandes empresas son las usuarias por excelencia de este servicio. Pero las operadoras de renting tienen un nuevo objetivo; quieren que pymes, autónomos e incluso particulares se sumen a su cartera de clientes. Y no van por mal camino. En 2016 y según la AER, estos tres colectivos se acercaban ya al 50% del total (42,43%), destacando las pymes, que suponen el 34,61% del total de vehículos de renting. En el caso de los particulares, la oferta es todavía anecdótica, pero se están preparando nuevos productos para seducir a este colectivo.

¿Qué modelos hay en BBVA Autorenting?

Ventajas del renting para grandes empresas, pymes y autónomos

Lo que está claro es que grandes y pequeños empresarios encuentran cada vez más motivos para elegir el renting frente a otras opciones como la compra, el alquiler tradicional o el préstamo. La pregunta ahora es: ¿qué ventajas ofrece este servicio?

  1. No requiere un gran desembolso inicial. La compra de un coche supone una gran inversión y no son pocos los que necesitan pedir un préstamo para hacerle frente. Con el renting este desembolso inicial no existe, pues la cuota mensual que se abona a la empresa de renting ya incluye todos los gastos e impuestos.
  2. Proporciona mayor seguridad financiera. La cuota de renting es un gasto fijo que no se ve afectado por elementos variables como los tipos de interés o la inflación. Además, la empresa arrendadora se hace cargo del coste de las revisiones mecánicas del vehículo, de la reparación de posibles averías y del cambio de neumáticos (con la periodicidad con la que se haya especificado este cambio). El único gasto ligeramente variable es el seguro, pues aunque se corresponde con una pequeña parte de la cuota, su importe se ajusta cada año dependiendo de la siniestralidad. En definitiva, con el renting resulta más sencillo presupuestar el gasto que supone disponer de un vehículo, pues se elimina la incertidumbre ante la aparición de posibles averías o la necesidad de nuevas revisiones.
  3. Permite ahorrar tiempo. La empresa de renting se encarga de realizar todos los trámites y gastos. La única obligación del cliente es la de realizar un único pago mensual, lo que supone una liberación para poder dedicar tiempo a otras tareas.
  4. Hace efectivas algunas ventajas fiscales. En función del cliente del que se hable, las ventajas fiscales son unas u otras. Así, empresas y sociedades mercantiles pueden deducir el 100% del importe de la cuota de renting en el Impuesto de Sociedades, ya que se considera un gasto propio de su actividad profesional. Los autónomos, por su parte, pueden deducir la cuota en el Régimen de Estimación Directa del IRPF siempre y cuando puedan justificar que se trata de un gasto necesario para el desarrollo de su actividad profesional. En el caso de clientes particulares, no existe ninguna ventaja fiscal.
  5. Otorga flexibilidad. Alquilar a largo plazo permite a los empresarios aumentar o disminuir el número de vehículos que componen su flota para adaptarse a la carga de trabajo que tengan en cada momento. Además, una vez terminado el contrato, que en 2016 tenía una duración media de 46,41 meses según la AER, el renting ofrece varias posibilidades: devolverlo a la empresa arrendadora, entregarlo y firmar un nuevo contrato con un vehículo a estrenar o acordar con la empresa la compra del vehículo que se ha estado utilizando.

¿Conoces BBVA Autorrenting?

Otras historias interesantes