Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Resultados Act. 30 abr 2020

Resultados de BBVA: cinco claves para entender las cuentas del primer trimestre de 2020

Los ingresos recurrentes (margen de intereses y comisiones netas) de BBVA crecieron con fuerza en el primer trimestre y el margen neto fue el más alto de los últimos diez años. Asimismo, el resultado atribuido absorbió los saneamientos para anticipar el impacto de la crisis del COVID-19. Según Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, “la recurrencia de nuestro beneficio antes de provisiones y nuestra sólida posición de capital y liquidez, nos permiten afrontar la crisis desde una posición de fortaleza, y acometer en este primer trimestre una anticipación de provisiones por la pandemia”.

El beneficio ordinario de BBVA en el primer trimestre de 2020 ascendió a 1.258 millones de euros, un 6,4% más a tipos de cambio corrientes. Una vez dotados los saneamientos que anticipan el deterioro del escenario macroeconómico ocasionado por el COVID-19, el beneficio atribuido ascendió a 292 millones de euros. Incluyendo, además, el impacto del ajuste del fondo de comercio de Estados Unidos, el resultado recogió una pérdida de 1.792 millones de euros.

Ingresos típicos del negocio bancario. El margen de intereses alcanzó 4.556 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un incremento interanual del 7,5% a tipos de cambio constantes (+3,6% a tipos de cambio corrientes). Las comisiones netas ascendieron a 1.258 millones de euros, un 6,3% más a tipos de cambio constantes (+3,6% a tipos de cambio corrientes). En conjunto, los ingresos recurrentes del negocio bancario finalizaron el trimestre con un incremento interanual del 7,2% a tipos de cambio constantes (+3,6% en corrientes).

Margen neto y eficiencia. La fortaleza de los ingresos recurrentes y el control de costes impulsaron el margen neto un 20,3% a tipos de cambio constantes (+14,1% a tipos corrientes) hasta 3.566 millones de euros. Se trata de la cifra más elevada de los últimos diez años. Los gastos de explotación se mantuvieron contenidos, con un alza de tan solo el 2,2% con respecto al mismo periodo de 2019, muy por debajo de la inflación media en las geografías donde opera el banco. Todo ello llevó a una mejora del ratio de eficiencia, que cayó hasta el 45% a cierre de marzo, la cifra más baja desde marzo de 2011.

Indicadores de riesgo. La crisis provocada por el COVID-19 tuvo impacto en los indicadores de riesgo. Como consecuencia de los saneamientos en el trimestre, el ratio de cobertura se incrementó hasta el 86% en marzo de 2020 (frente al 77% de diciembre de 2019) y el coste del riesgo acumulado, hasta el 2,57% (1,16% sin incluir el deterioro de activos financieros por efecto del COVID-19). La tasa de mora mejoró hasta el 3,6% en marzo, frente al 3,8% de cierre de 2019.

Solvencia y liquidez. BBVA ha demostrado de forma recurrente su elevada capacidad de generación de capital: su base de capital se ha multiplicado por 2,3 con respecto a 2008. El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ se situó en el 10,84% a 31 de marzo de 2020, dentro del objetivo del Grupo de mantener un colchón sobre su nuevo requerimiento de ratio CET1 (actualmente en el 8,59%) de entre 225 y 275 puntos básicos. En cuanto a la liquidez del banco, el BBVA mantiene una posición cómoda con un coeficiente de cobertura de liquidez (ratio LCR o ‘Liquidity Coverage Ratio’) y un coeficiente de financiación estable neta (ratio NSFR o ‘Net Stable Funding Ratio’) por encima del 100% requerido por el regulador.

Respuesta ante el COVID-19. BBVA se ha marcado tres prioridades durante la crisis del COVID-19: proteger la salud de los empleados y sus familias, los clientes y la comunidad; seguir dando un servicio esencial en las comunidades donde opera, y brindar apoyo financiero a los clientes. En este sentido, el banco ha implantado el trabajo en remoto en todas las geografías, y actualmente un 95% de los empleados de servicios centrales y un 71% de los de oficinas trabajan desde casa. BBVA ha promovido entre sus clientes el uso de canales digitales. Así, las ventas digitales (medidas en unidades vendidas sobre el total) alcanzaron el 63% en marzo. Los clientes digitales son ya un 59% del total, y los clientes móviles, un 54%. Asimismo, el Grupo ha activado en todas las geografías iniciativas de ayuda financiera para los clientes más vulnerables. BBVA se ha comprometido a donar 35 millones de euros para apoyar a las autoridades sanitarias y organizaciones sociales y fomentar la investigación científica.

Otras historias interesantes