Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 09 ago 2016

Situación Comunitat Valenciana, BBVA Research: “El crecimiento del PIB se estabilizará en el 2,7% durante los dos próximos años”

BBVA Research prevé que el crecimiento del Producto Interior Bruto de la Comunitat Valenciana se estabilice en torno al 2,7% en 2016 y 2017, lo que permitirá la creación neta de 120.000 empleos en este periodo. Así lo han indicado Rafael Doménech, economista jefe de economías desarrolladas, y Alberto Charro, Director Territorial, en la presentación del informe Situación Comunitat Valenciana correspondiente al primer semestre de 2016. Este escenario supone enlazar cuatro años consecutivos de crecimiento económico y recuperar la mitad del empleo destruido durante la crisis. No obstante, el número de ocupados aún será un 10% inferior al alcanzado a finales de 2007. El incremento de la incertidumbre asociado al contexto interno, a los riesgos geopolíticos, a la volatilidad de los mercados financieros y a la recuperación de la economía mundial podría afectar negativamente a la actividad valenciana.

El informe Situación Comunitat Valenciana revela que la economía regional creció un 3,5% en 2015, registrando un incremento del empleo inédito en los últimos nueve años. Los datos de actividad del inicio de 2016 muestran que el aumento de la demanda interna y la creación de empleo mantienen su dinamismo. Adicionalmente, a los factores externos que han apoyado la recuperación se suman una nueva caída del precio del petróleo y una política monetaria algo más expansiva de lo previsto hace tres meses. En este contexto, el servicio de estudios de BBVA calcula que el PIB valenciano podría estar aumentando a ritmos cercanos al 0,8% trimestral (por encima del 3% en términos anualizados) en el inicio del año. Esta tendencia sugiere que el crecimiento de la economía valenciana continúa y podría estabilizarse durante los próximos dos años alrededor del 2,7%, cinco décimas por encima de su media histórica.

Nuevo incumplimiento del objetivo de estabilidad

Pese a la mejora cíclica de los ingresos y la reducción de los gastos por intereses, el déficit de la Generalitat Valenciana se elevó hasta el 1,9% del PIB regional en noviembre de 2015. Esta ratio podría superar el 2% al cierre del ejercicio, lejos del objetivo de estabilidad (-0,7%). Asimismo, los presupuestos vigentes mantienen una política expansiva y no incluyen medidas que compensen esta desviación, por lo que el incumplimiento del objetivo de déficit podría extenderse a 2016. Respecto a la política de endeudamiento de 2015, la Generalitat sigue financiándose exclusivamente a través de los mecanismos de liquidez articulados por el Gobierno central, disminuyendo su exposición en préstamos y valores a largo plazo. Al cierre del tercer trimestre de 2015, la deuda valenciana se sitúa entorno al 40% del PIB regional y se mantiene como la comunidad autónoma más endeudada en términos de Producto Interior Bruto.

Perspectivas 2016-2017

La inercia de crecimiento mostrada por la economía valenciana y el panorama económico europeo sostienen un escenario en el que la recuperación de la actividad en la región se consolida. El crecimiento se apoyará en una política monetaria expansiva, en una política fiscal con un tono expansivo, en los efectos de las reformas implementadas y en los cambios en la estructura productiva. Entre estos últimos destaca la reorientación de la inversión hacia el sector industrial y de la demanda agregada hacia las exportaciones. Además, los bajos precios del petróleo dan un nuevo impulso a la renta disponible de las familias, los márgenes empresariales y los flujos comerciales, lo que favorecerá al consumo y a la inversión.

120.000 puestos de trabajo en 2016 y 2017

El informe Situación Comunitat Valenciana refleja que, en el escenario más probable, se crearán 120.000 puestos de trabajo en el bienio 2016-2017. Los datos del presente ejercicio adelantan un crecimiento saludable del empleo, que podría situarse en el 0,9% trimestral en el primer trimestre del año.

Esta tendencia de crecimiento permitirá enlazar cuatro ejercicios consecutivos de crecimiento económico y recuperar la mitad de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis. Con todo, a finales de 2017 el número de ocupados aún será un 10% inferior al alcanzado en el cuarto trimestre de 2007.

Incertidumbre sobre la política económica: un obstáculo para el crecimiento

Anticipar con las menores incertidumbres posibles el entorno regulatorio, fiscal o institucional es una condición indispensable para la adecuada toma de decisiones por parte de familias y empresas. Sin esta certidumbre podría producirse un retraso de proyectos de inversión o de compra de bienes y servicios, lo que afectaría negativamente a la demanda interna y a las expectativas de crecimiento futuro. Por ello, la incertidumbre sobre la política económica supone uno de los principales obstáculos para mantener el crecimiento. Entre los objetivos de la Generalitat Valenciana y del próximo sistema de financiación autonómica destaca, según señala BBVA Research, un plan creíble de reducción del déficit en sus cuentas públicas. Consideran indispensable que ese plan venga acompañado de la implementación de reformas estructurales que incentiven la inversión y la creación de empleo, al mismo tiempo que mejoren el capital humano.

Otras historias interesantes