Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Aplicaciones 29 ago 2015

Software para finanzas personales: control y organización en tus cuentas

Los famosos libros de entrada y salida de capital y, a lo sumo, una hoja de cálculo de Excel o programas similares, es lo que casi todo el mundo entiende como controlar sus finanzas, y esto cuando las cuentas no se encuentran únicamente ‘en la cabeza’.

Evidentemente, existen formulas más precisas y, sobre todo, menos complicadas de llevar las ‘cuentas’ y todas pasan por el uso de las nuevas tecnologías y en concreto el PC. Sólo hay que hacer valer su nombre y utilizar el ordenador para poner orden en nuestras finanzas personales. Hace no tanto tiempo abrir un programa de software financiero sólo era apto para expertos en la materia, pero hoy en día todo es distinto. En la actualidad existen un buen número de opciones para todo tipo de usuarios, tanto si tiene amplias nociones de informática y finanzas, como si sólo dominan uno de los campos o incluso si son ‘novatos’ en ambos.

Entre los programas más utilizados se encuentra el clásico Microsoft Money, pero también hay otros con tirón como Buddi o Quicken. BBVA también ha lanzado una herramienta similar (BBVA Tu Cuentas), aunque hay muchas más alternativas algunas en forma de software libre. Pero, ¿qué puede aportar un programa informático? ¿cuáles son las ventajas de utilizar uno? Las principales virtudes de estas herramientas son las siguientes:

    • Control de los balances de cuenta, lo que permite conocer las compras, pagos y créditos que se registran en las tarjetas y cuentas bancarias. Los programas informáticos evitan los errores de cálculo matemático.
    • Conciliar las cuentas es mucho más sencillo, ya que el software realiza todos los cálculos y sólo hay que comprobar y marcar las transacciones a la hora de examinar el estado de las cuentas.
    • Obtener presupuestos más detallados de forma más sencilla, a través de asistentes. Además es posible crear múltiples presupuestos para diferentes objetivos o ámbitos de gasto ya que el programa registra los gastos, ingresos, dinero en efectivo y tarjetas de crédito para crear después un informe de seguimiento.
    • Planificación fiscal, ya que la mayoría de programas cuenta con módulos específicos que permiten categorizar cada movimiento a efectos fiscales. Así, por ejemplo, será más fácil determinar si estamos ahorrando lo suficiente para pagar a Hacienda.
    • Pago de facturas online es una opción que algunos programas poseen y que ahorra tiempo y aumenta la seguridad, ya que no es necesario introducir constantemente los datos financieros.
    • Planificar un calendario de pagos para que nunca se le olvide hacer frente a sus obligaciones, retirar su dinero de un depósito o transferir fondos a una cuenta determinada. Además, introducir estos datos de antemano, especialmente las transacciones recurrentes, reduce el número de datos que hay que introducir cada mes.
    • Análisis y búsqueda de inversiones una vez se han introducido los datos con los valores que se tiene en cartera. Además, es posible mantener los datos actualizados simplemente con conectarse a internet.
    • Control del patrimonio neto gracias a una visión global de todos los activos de los que dispones.

En general, el software financiero es una buena fórmula para hacernos con el control de nuestras finanzas personales, ya que permite acceder de forma rápida a toda la información y sólo resta ya crear una estrategia y ser lo suficientemente disciplinado como para seguirla, quizás el paso más difícil.

Otras historias interesantes