Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

De los 20 millones de personas que cayeron en pobreza en América Latina, apenas 7 han conseguido salir

Mujer peruana
Teresa Burelli (Comunicación FMBBVA)

Los últimos datos del equipo de Research de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) estiman que la pobreza extrema en América Latina  se ha incrementado en los últimos años a raíz de la pandemia y, recientemente, por la guerra en Ucrania y el estado de la economía mundial, entre otras causas. Hasta tal punto que, en la actualidad, 42 de cada 100 personas pobres se encuentran en esta situación de pobreza extrema, es decir, no pueden cubrir sus necesidades básicas, como la alimentación.

A causa del COVID-19, 26 millones de personas han perdido su empleo. En particular, los más afectados fueron precisamente aquellos más vulnerables y con mayor probabilidad de recaer en la pobreza. Aproximadamente 20 millones de personas entraron en pobreza por la pandemia y a pesar de la recuperación registrada posteriormente, según los análisis de la FMBBVA, apenas 7 millones  han logrado volver a superar ese umbral al cierre de 2022.

“Nos movemos en los próximos años hacia un escenario de menor crecimiento económico y menor capacidad de los países de América Latina para impulsar políticas fiscales compensatorias de estos impactos; lo que son malas noticias para aquellos que se encuentran en pobreza y los que están cerca de caer en ella”, señala Giovanni di Placido, director de Estudios y Análisis de la FMBBVA. “Sin embargo, el sector privado e instituciones como las microfinancieras de la Fundación juegan un papel fundamental en la recuperación y en el fomento del crecimiento inclusivo.”

Agricultora peruana

Agricultora peruana

Los más de 3 millones de emprendedores que atiende la FMBBVA en cinco países de América Latina (Colombia, Perú, República Dominicana, Chile y Panamá) vieron sus ingresos afectados por la pandemia, pero el 84% logró recuperarse en alguna medida. Hoy, muchos vuelven a verse perjudicados por la inestabilidad en la región. La volatilidad de sus ingresos ha aumentado; el 33% de los clientes que tienen al menos 5 créditos con la entidad han cruzado la línea de pobreza al menos dos veces.

Por eso, la Fundación ha priorizado y aumentado el apoyo a sus emprendedores, más allá de los servicios financieros. Por ejemplo, ha expandido sus programas de educación financiera y, recientemente, la formación en habilidades digitales para fortalecer los negocios de los emprendedores. A día de hoy, ha formado a 504.123 personas.

Un ejemplo de éxito serían los clientes que digitalizaron sus negocios, ya que fueron capaces de transformarlos para robustecer sus ingresos. En concreto, en un programa piloto que se llevó a cabo en Colombia, en colaboración con el Trust for the Americas, el 91% reportó que sus ingresos aumentaron tras completar la formación en habilidades de marketing digital y office. Además, la digitalización ha demostrado que puede ser clave para la eficiencia, la apertura de nuevos mercados, la  competitividad y para hacer frente a los imprevistos. El aumento de los excedentes ha permitido que tras dos años de relación con la FMBBVA, uno de cada tres emprendedores (de media) genere ingresos suficientes para salir de la pobreza.

El sector privado, comprometido con el crecimiento inclusivo

La FMBBVA y sus cinco entidades no son las únicas dentro del sector privado que están comprometidas a erradicar la pobreza y la desigualdad.  Existe un importante consenso en la necesidad de hacerlos esfuerzos necesarios para impulsar un futuro con un crecimiento más inclusivo y sostenible, lo que está haciendo que la agenda no solo del sector público, sino sobre todo del sector privado, se esté moviendo en esa dirección.

En este sentido, Di Plácido señala que “las empresas lo han demostrado en sus estrategias de ESG (siglas en inglés de environmental, social, and governance) al tener en cuenta que es algo más que marcar casillas. Se trata de marcar la diferencia en su actuación para generar valor e impulsar el crecimiento, al tiempo que fortalecen el medio ambiente y nuestras sociedades”.

Lago Titicaca, Perú

Mujeres en Puno, Perú

Las inversiones de impacto experimentarán el mayor crecimiento de todas las estrategias ESG en los próximos 5 años. En el sector público, se espera que aumente de 123 mil millones USD en 2020 a casi 700 mil millones  en  2025. Del mismo modo, en el mercado privado, se prevé que el crecimiento de estas inversiones crezca de 180 mil millones USD en la actualidad a más de 650 mil millones en 2025, según los datos de la FMBBVA.

Di Plácido añade por último que: “Si bien el entorno actual, generado por los conflictos geopolíticos, la inflación, y el cambio climático, es retador y los expertos apuntan a un escenario más sombrío, el compromiso del sector privado es una luz en el difícil camino que nos toca recorrer en los próximos años para, entre todos,  erradicar la pobreza".

'Podcast': Javier M. Flores: Nos sentimos orgullosos de haber ayudado a millones de personas a tener una mejor calidad de vida

00:00 22:13