Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La casa domótica ya está a tu alcance: control y ahorro

casa-domótica-ahorro-control-eficiencia-energético-consumo-BBVA-sostenibilidad

Hace unos años, tener un hogar inteligente, una casa domótica era toda una declaración de estilo de vida. Hoy día, ya no es una opción futurista sino una alternativa real que mejora la calidad de vida gracias a un ‘smartphone’ o un altavoz inteligente. Además de sus comodidades, también puede suponer un importante ahorro para la economía familiar.

Etimológicamente, el término ‘domótica’ es la unión de domos, que en latín es “casa”, y tica, que viene del griego y significa algo así como “aquello que trabaja por sí mismo”. La domótica es “el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía, que aporta seguridad y confort, además de comunicación entre el usuario y el sistema”.

Según los datos que ofrece el Smart Home Report 2020, se espera que los ingresos mundiales en domótica, que, actualmente, son de 77.300 millones de dólares, aumenten a 175.700 millones en 2025. Su uso a través de altavoces inteligentes, sistemas de seguridad domótica, persianas domóticas, control de la iluminación y climatización hasta bombillas y enchufes, las instalaciones domóticas, parece que han venido para quedarse. De hecho, la tendencia indica que el Internet de las cosas está en pleno desarrollo, pero, atendiendo a un artículo publicado por Deloitte en 2020, “aunque la presencia de plataformas es elevada, los diversos productos no son capaces de trabajar de forma coordinada y, por ello, ninguna destaca como líder, lo que hace que la experiencia de usuario sea muy limitada”.

Conectividad

Cualquier hogar es susceptible de transformarse en domótico sin necesidad de grandes inversiones. Empezamos con los televisores inteligentes que nos permitían conectarnos a plataformas de contenidos como Netflix, HBO o Amazon, entre otras, y nos dimos cuenta de que apuntarse a lo domótico no es complicado; lo único imprescindible es disponer de una red wifi óptima con cobertura en toda la casa.

Un primer paso sencillo es adquirir enchufes y bombillas inteligentes y, para esto, firmas como Phillips, Osram y Simon están ‘poniéndose las pilas’.

En cuanto a asistentes de voz, Alexa (Amazon), Siri (Apple) o Google Assistant son algunas de las alternativas más conocidas para dar las órdenes necesarias a todos los dispositivos que estén conectados. Se trata de aglutinadores de esos sistemas con funcionamientos independientes y aplicaciones propias en un solo dispositivo que permite el funcionamiento conjunto de las mismas. Es Alexa el que ofrece mayor compatibilidad en la actualidad (más de 28.000 dispositivos) y, además, se puede instalar tanto en el sistema Android como en IOS. Le sigue Google Assistant, con compatibilidad con 10.000 dispositivos. Y en último lugar, Siri, que sólo es compatible con 300 dispositivos.

Ventajas de una casa domótica

Muchas son las mejoras que la domótica puede aportar en nuestras vidas, como, por ejemplo, aumentar la seguridad, facilitar la comunicación y la gestión remota, mejorar la calidad de vida y el confort, proporcionar informes de consumo y conducir a un ahorro significativo cada mes en las facturas al hacer un mejor uso de los recursos. Pero, antes de comprar o contratar es imprescindible asegurarse de que exista una compatibilidad completa entre los aparatos que se adquieran y nuestro software.

Todo esto es lo que se puede controlar desde un ‘smartphone’:

  1. Vigilancia y control de alarma

    vigilancia-control-alarmas-domotica-BBVA-sostenibilidad

    Además de la conexión automática al salir de casa, el sistema domótico puede avisar a la policía si detecta algún intruso. Y por supuesto permite ver en todo momento todo lo que ocurre en casa. Un uso muy interesante, en el caso de presencia de niños pequeños, es la utilización de estos sistemas para el control y seguridad de los mismos.

  2. Riego programado

    riego-programado-domotica-BBVA-sostenibilidad

    Tanto si se trata de un jardín como de una terraza o macetas, se puede delegar esa función incluso durante los periodos vacacionales. Y, también, el control de la temperatura de las plantas.

  3. Climatización a la carta

    climatizacion-calefaccion-aire-acondicionado-BBVA-sostenibilidad-domótica

    Además del encendido y el apagado de la calefacción y el aire acondicionado, se puede seleccionar la temperatura deseada.

  4. Sensores de movimiento

    sensores-movimiento-casa-domótica-sostenibilidad-BBVA

    Se usan, sobre todo, para reforzar la seguridad en la casa, pero, también, para personalizar la iluminación y la climatización. Los hay activos, pasivos y duales, además del sensor de movimiento crepuscular, que detecta un exceso o defecto de luz en la estancia.

  5. Iluminación

    iluminacion-domotica-bbva-sostenibilidad

    Desde evitar que las luces se queden encendidas cuando no hay nadie en la casa hasta simular la presencia de personas si el hogar está vacío para disuadir a posibles ladrones. Es posible, por ejemplo, generar escenas de iluminación en el caso de querer ver una película en el salón, o establecer el nivel de luz que más nos interese.

  6. Control de las persianas

    control-persianas-domotica-BBVA-sostenibilidad

    No basta con instalar un motor, para que se enmarquen dentro de lo que se denomina domótica deben identificar las necesidades del hogar, saber cuándo deben subir o bajar en función de las horas de sol y las preferencias establecidas en cuanto a la incidencia de la luz solar.

  7. Acceso de las puertas

    acceso-puertas-domotica-BBVA-sostenibilidad

    Es posible incorporar una modificación en la cerradura que permite abrir mediante el uso de dispositivos móviles.

  8. Visualizar el gasto de luz

    gasto-domestico-BBVA-domotica-sostenibilidad

    Es posible instalar en el cuadro de mando eléctrico elementos que permiten visualizar cuánta energía consumes e incluso el coste de la misma, lo que permite obtener una información clave a la hora de decidir cuándo es más económico, por ejemplo, poner la lavadora.