Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sistema financiero 26 feb 2018

S&P: la entrada de los gigantes tecnológicos en el sistema de pagos

Standard and Poor’s Global (S&P) analiza en un informe el impacto potencial de la entrada de los gigantes tecnológicos como Google, Apple, Facebook o Amazon en el sector financiero. Aunque no prevé que se produzcan de forma inmediata cambios en los ratings de los bancos, alerta de que, a largo plazo, estas compañías estarán bien posicionadas para posicionarse en algunos segmentos de la cadena de valor, como el sistema de pagos.

La agencia de ‘rating‘ estima que la mayor amenaza competitiva podría venir de aquellos nichos de negocios en los que las barreras de entrada son menores. Estos ‘titanes’ tecnológicos se benefician de una gran capacidad financiera, cuentan con marcas fuertes y bases de clientes leales y sistemas tecnológicos de última generación que les permiten recopilar, analizar y vincular datos de clientes. Además tienen intención de diversificar hacia áreas de negocio diferentes a su actividad principal.

En este nuevo entorno competitivo, la estrategia de transformación de la banca es fundamental. La visión de BBVA consiste en crear nuevas experiencias, ayudando a personas y empresas a mejorar sus vidas y negocios. En ámbito concreto de los pagos, “para el Grupo los pagos es un área clave porque es la base de la interacción, la confianza y los datos del cliente”, explica Ignacio Bañón, responsable global de Soluciones de Pago de BBVA. “En torno a nuestras soluciones de pagos construimos una buena parte de la relación con los clientes”, añade.

El informe de S&P se detiene en analizar el rol actual de los gigantes tecnológicos en tres áreas concretas del negocio financiero: sistema de pagos, préstamos y depósitos.

  • Pagos: El número de transacciones procesadas a través de móvil es aún mucho menor que las realizadas con tarjeta de débito o crédito. Sin embargo, a largo plazo, estas compañías podrían apalancarse en sus bases de clientes para restringir los servicios de pago tradicionales de los bancos. De hecho, ya cuentan con una gran experiencia en la industria de pagos a través de la oferta de “e-wallet” (monederos electrónicos) a sus clientes. Por ejemplo en China, los pagos con tarjeta de crédito tienen menor peso que en Europa o Norteamérica, gracias a empresas como Ant Financial y Tencent, que dominan el mercado de comercio electrónico.
  • Préstamos: A pesar de que estos gigantes tecnológicos están comenzando a entrar en el negocio de los préstamos, S&P no considera que su presencia sea significativa. De hecho, la agencia de rating prevé que estas entidades se centren en nichos de mercado como los microcréditos o el crédito al consumo. Y considera que, dado que parecen poco dispuestos a cumplir con la gran cantidad de requerimientos técnicos regulatorios exigidos, no parece que vayan a suponer una amenaza significativa para los bancos.
  • Depósitos: Al igual que ocurre con los préstamos, la agencia de calificación considera que la estricta regulación (especialmente en mercados desarrollados) limitará la capacidad de estas compañías a la hora de competir con bancos globales en este terreno.

Otras historias interesantes