Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 02 nov 2018

Test de estrés: BBVA, de los bancos con menor impacto en capital y con beneficio en el escenario adverso

Una vez más, BBVA ha sobresalido en los test de estrés a la banca europea por su resistencia en potenciales situaciones de crisis económica. Según los resultados del ejercicio conocidos hoy, BBVA alcanzaría un nivel de capital CET1 ‘fully loaded’ del 8,80% en 2020 en el escenario adverso, y sería el segundo banco de su grupo de entidades europeas comparables con menos impacto negativo entre el ratio de partida en 2017 y el ratio final en 2020 (1,93 puntos porcentuales). De los grandes bancos europeos, es uno de los pocos capaces de generar beneficio acumulado en los tres años analizados (2018, 2019 y 2020), en el escenario adverso.

Los test de estrés de la ‘European Banking Authority’ (EBA) parten de la información de cada entidad a cierre de 2017 y, considerando que su balance es estático, proyectan dos escenarios macroeconómicos en los que comprobar su resistencia: uno base y otro adverso. El test examina cómo evolucionarían los ratios de capital, los resultados y otras métricas relevantes en tres años (2018, 2019 y 2020).

Los resultados permiten a las autoridades supervisoras evaluar la capacidad de cada banco para alcanzar niveles mínimos de capital bajo un escenario de crisis económica y en base a supuestos metodológicos comunes. Los resultados no se pueden considerar como una previsión de los beneficios de una entidad.

Como novedades, este año se ha incorporado el impacto de la nueva normativa contable (IFRS9), que además de restatear el ratio de capital de partida a cierre de 2017, supone calcular las provisiones para insolvencias siguiendo un modelo de pérdida esperada. Por tanto, en las pruebas de estrés los mayores impactos se ven  en el primer año (2018).

Como sucedió en los ejercicios de estrés de 2014 y 2016, en esta edición no se incluye un umbral de capital para aprobar o suspender el test, ya que los resultados del ejercicio se incorporarán en el Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (SREP) que el Banco Central Europeo (BCE) realiza a las entidades periódicamente, y que determina el capital que exige a cada una.

Sobre el resultado de BBVA en el test de estrés, Eduardo Ávila, responsable global de la relación con supervisores, comenta: “Los resultados publicados hoy por la EBA revelan, una vez más, la sólida posición de capital de BBVA, que se refleja en la resistencia de su capital en los escenarios más adversos,  gracias a su capacidad para generar resultados recurrentes”.

El ratio CET1 ‘fully loaded’ de BBVA inicial a 31 de diciembre de 2017 ha sido restateado para incluir el impacto de 31 puntos básicos derivado de la nueva normativa contable (IFRS9, por sus siglas en inglés). Así, el ratio inicial restateado es de 10,73%, frente al 11,04% reportado.

En el escenario adverso, BBVA alcanzaría un nivel de capital CET1 ‘fully-loaded’ del 8,80% en 2020. Este resultado supone que el Grupo BBVA tiene el segundo menor impacto en el escenario adverso entre el ratio de partida restateado y el ratio final del grupo de entidades europeas comparables (1,93 puntos porcentuales, frente a 4,34 de media de su grupo de comparables europeo, sin contar a BBVA). Los resultados de los test de estrés no tienen en cuenta el impacto de la venta de la participación en BBVA Chile, operación anunciada a finales de 2017 y cerrada el 6 de julio de este año, que sumaría 50 puntos básicos al ratio CET1 ‘fully-loaded’.

En el escenario base, el ratio ‘fully loaded’ de BBVA aumenta 1,99 puntos porcentuales hasta el 12,72% a 31 de diciembre de 2020.

Por otro lado, en el escenario adverso, BBVA sería una de las dos entidades de su grupo de comparables europeo en obtener un beneficio positivo acumulado entre 2018 y 2020: ganaría aproximadamente 344 millones de euros.

Este ejercicio de estrés a la banca es el sexto que realiza la Autoridad Bancaria Europea (EBA) desde 2009. En esta edición, han participado 48 bancos, que pasan el umbral de contar con un volumen de activos superior a los 30.000 millones de euros. El examen analiza el 70% de activos del sector bancario de la Unión Europea. Del total, cuatro bancos son españoles: BBVA, Santander, Caixabank y Sabadell.

Otras historias interesantes