Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguros 12 jul 2018

Los tres tipos de seguros de auto para tener tranquilidad en vacaciones

Los accidentes viales ocurren a diario y su número se incrementa con la llegada de fechas como las de verano, donde una gran parte de la población se sube al auto para recorrer el país a través de sus carreteras en busca de las vacaciones. La República mexicana no dispone de una ley que obligue en todo su territorio a contratar un seguro de auto a los dueños de los mismos.

Consulta tu seguro de auto
¿Necesitas un préstamo para las vacaciones?

Tanto es así que solamente 14 de los 32 estados que conforman México se han acogido hasta el momento a la iniciativa del Gobierno de implantar el seguro obligatorio, siendo Querétaro el último en sumarse a la recomendación gubernamental. A pesar de que la obligatoriedad de contratar un seguro depende de la decisión de cada estado de la República, hay que recordar que para poder circular por las vías, caminos y puentes federales es obligatorio que el auto que transite por ellos cuente con la cobertura mínima.

Según los datos ofrecidos en 2017 por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), más del 70% de los autos mexicanos circula sin seguro, lo que significa que más de 11 millones de vehículos se encuentran desprotegidos ante posibles contingencias.

Conviene destacar que contar con un seguro para el auto no es solamente un asunto de carácter responsable sino que además permite disponer de un respaldo económico frente a situaciones inesperadas y que además salvaguarda el bienestar del asegurado y su familia, así como de terceros implicados en un posible siniestro.

Allí donde el seguro es obligatorio, el propietario del vehículo debe contratar una póliza de responsabilidad civil para poder circular por las calles, también conocida como seguro a terceros. Esto garantiza que en el caso de que se produjera un accidente, todos los afectados están cubiertos, pueden recibir atención médica y que los daños materiales que puedan haber sufrido están también dentro de la cobertura. En cambio, el coche del asegurado y los daños que este hubiera sufrido no estarían cubiertos.

Para poder cubrir todos los daños existe la posibilidad de contratar una póliza que vaya más allá de la cobertura mínima obligatoria y que incluya la protección de los daños del propio auto, así como la pérdida total del mismo, entre otros.

Los tipos de seguros de auto más frecuentes son los siguientes

Responsabilidad civil: Su cobertura alcanza la responsabilidad civil de bienes y personas, la defensa jurídica y la asistencia legal y los gastos médicos de los ocupantes del vehículo.

Limitada: Además de los términos señalados en el tipo anterior, cubre el robo total del vehículo.

Amplia: Cuenta con todas las coberturas de la limitada a las que se añaden el pago de fianza, una extensión de responsabilidad civil al manejar cualquier auto, los daños materiales, la asistencia vial para los casos de fallos macánicos o eléctricos y el arrastre de grúa.

Conviene también tener en cuenta que todos los seguros marcan una serie de exclusiones en las que no se puede hacer efectivo el cobro del mismo. Algunos de ellos son los siguientes: los objetos que habiéndose dejado en el interior del vehículo hayan sido sustraídos, los casos en los que el conductor no tenga licencia para manejar o cuando el conductor estuviera al volante bajo la influencia del alcohol o las drogas.

Los principales términos que se deben conocer en lo que respecta a las pólizas de seguros

La prima: Se trata del precio que datermina la aseguradora para proteger el auto y cuya cantidad ha de ser cubierta por el asegurado. Su monto puede satisfacerse en un solo pago anual o mediante cómodas cuotas mensuales.

El deducible: Es la cantidad recogida en cada póliza que tendrá que pagar el asegurado en el caso de que sufra un siniestro. Puede ser una cantidad fija o un porcentaje del valor del auto.

La suma asegurada: Se refiere a la cantidad máxima a la que tendrá que hacer frente la aseguradora en el caso de que se produzca un siniestro y se calcula en función del valor de la factura del auto o del valor comercial que esté establecido en los libros de guía correspondientes.

Bancomer ofrece un servicio de seguros de auto que se adapta a las necesidades del propietario, que no tiene más que invertir unos pocos minutos en cotizar desde aquí la modalidad de seguro que mejor se ajusta a su criterio y así circular con tranquilidad por las carreteras mexicanas a partir de estas vacaciones de verano en compañía de sus seres queridos.

Contratar un seguro de auto con Bancomer es tan sencillo como se muestra en este práctico vídeo.

Otras historias interesantes