Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales Act. 07 sep 2016

Una ayuda para la vuelta de vacaciones

bonos versus préstamos 2

La vuelta de vacaciones suele ser motivo de decaimiento para muchos trabajadores. Al fin de los días de descanso, se suma el inicio de las rutinas y las obligaciones, y la temida cuesta económica. Muchos han gastado más de lo previsto durante el verano y el regreso es difícil de afrontar. Las entidades financieras ofrecen algunas alternativas para hacer frente a los gastos que supone el fin del periodo estival. La mejor opción son los conocidos préstamos rápidos, no sólo por la inmediatez, sino por la sencillez del proceso y por las ventajas que presenta respecto a otros productos.

Préstamo o crédito

Es importante tener en cuenta el tipo de producto que más encaja con el importe que queremos solicitar y los plazos a los que nos tenemos previsto devolver.  El préstamo o el anticipo nómina (que es otro tipo de préstamo) suele ser la opción más conveniente para pedir una ayuda económica y así afrontar gastos como el colegio, los libros, uniformes, impuestos, seguros, etc. Todos aquellos gastos que, no suponen una cantidad muy elevada, pero que al unirse, generalmente en el mes de septiembre, nos impiden pagarlos con cierta tranquilidad.

Cuando el cliente pide un préstamo el banco entrega el dinero de una vez para una necesidad concreta, por lo que tiene una duración previamente muy determinada. El banco cobra los intereses sobre el total del dinero prestado. Por el contrario, con el crédito se puede solicitar financiación en función de las necesidades de cada momento.

Banca móvil, banca digital

Préstamo inmediato y anticipo nómina

El préstamo inmediato de BBVA permite obtener financiación inmediata sin necesidad de aportar documentación. Con sólo indicar el dinero que se necesita y el plazo de devolución el banco abona el dinero en la cuenta, siempre que el cliente tenga una antigüedad superior a seis meses.

El importe mínimo se sitúa en 1.500 euros y el máximo 75.000 euros (en oficinas BBVA). Si la gestión se hace de manera ‘online’ o a través de cajeros, el importe máximo se sitúa en 15.000 euros. El plazo mínimo de devolución es de 12 meses y el máximo de 8 años, con un tipo de interés personalizado.

Si, por el contrario, el cliente prefiere pedir un anticipo de nómina, BBVA permite pedir el importe de tres nóminas hasta un máximo de 3.000 euros. El tipo de interés es 0% durante toda la vida del préstamo por domiciliación de nómina o pensión y mantenimiento de la misma durante la vida del préstamo. El plazo máximo para su devolución es seis meses.

Préstamo personal online

BBVA también dispone de otro tipo de producto con el que el cliente puede hacer frente a estas situaciones, sin bien, los plazos de devolución son más largos. Este tipo de producto también puede solicitarse para compras algo más elevadas, ya que los importes pueden variar desde  3.000 euros hasta 75.000 euros, con un plazo mínimo de devolución de dos años y un máximo de 10 años. En la actualidad el interés se sitúa en el 7,73% TAE.

Con sólo entrar en la página web y rellenar los datos de la operación (importe, finalidad, plazo…), además de otros datos personales y económicos, el cliente formaliza la operación. Una vez realizada, se valida mediante un mensaje SMS y sólo le resta esperar a la confirmación del banco para disponer del dinero.

La confirmación se produce en sólo 24 horas. En caso de que surjan dudas durante el proceso, la entidad pone a disposición del cliente información adicional con explicaciones detalladas. Además, el cliente cuenta con un simulador que le permite hacer un estudio sobre lo que le supondrá la solicitud de dicho préstamo. En sólo tres minutos podrá realizar una simulación sobre importes y plazos.

Otras historias interesantes