Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Gente Act. 06 nov 2018

Una de cada veinte personas en España es adicta al móvil

0404-apertura-adiccionmovil-bbva

El 5 % de la población española sufre adicción al móvil, mientras que el 15,4 % usa el teléfono móvil de una forma "muy elevada" que indica "riesgo de padecer complicaciones". Son las conclusiones de una investigación en la que han participado la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga y la Universidad San Ignacio de Loyola (Perú).

De una app a otra, del correo a la gestión de la cuenta corriente, sin olvidarse de pasar por Instagram, Facebook o Twitter. Actos cotidianos en el día a día a través de una pequeña —aunque cada vez más grande— pantalla. El problema viene cuando se presta a ello más atención que al entorno que nos rodea.

Es ahí cuando el uso del móvil se convierte en problemático. Cuando es excesivo en el número de horas o supone un obstáculo evidente en la relaciones sociales, familiares, laborales, etc., tal y como indica el estudio publicado en Frontiers in Psychiatry.

"Históricamente se ha observado que las variables psicológicas de ansiedad e impulsividad anteceden o predicen las adicciones con sustancias", elementos que ayudan y predisponen. "Esto implica que el uso problemático del móvil podría ser considerado una adicción", relata el investigador del departamento de Psicobiología de la UCM y uno de los autores del estudio, José de Sola.

Su uso se convierte en problemático cuando es excesivo en horas o interfiere en actividades cotidianas, laborales, sociales, familiares, e incluso perjudica la salud física del individuo sin capacidad de control

Un trabajo que se basó en encuestas realizadas entre enero y diciembre de 2014 a 1.126 individuos de toda España de entre 16 y 65 años. Además, en dicho estudio se tuvieron en cuenta factores de ansiedad, depresión, impulsividad y consumo de alcohol con el uso problemático del móvil.

Además, y no menos importante, el estudio deja a las claras que se trata de un problema que afecta más a los jóvenes, desde los 16 años, pero también "alcanza a poblaciones adultas de hasta 45 años". Por tanto, de ser una adicción, "el problema no sería exclusivo de los jóvenes y adolescentes, sino que implicaría a capas de población más amplias", matiza.

Otras historias interesantes