Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 02 nov 2018

Presidente Santos: "Hay una guerra menos en el mundo, ¡y es la de Colombia!"

“El sol de la paz brilla, por fin, en el cielo de Colombia”, así terminó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, su intervención al recibir el Premio Nobel de Paz en una ceremonia, en el mismo el escenario que acogió la fase pública de conversaciones de paz con las Farc hace 4 años.

A la ceremonia asistieron la familia del presidente Santos y representantes de las víctimas de las Farc como Clara Rojas, Íngrid Betancur, Fabiola Perdomo, Leiner Palacios y Alan Jara, políticos que estuvieron secuestrados por más de seis años por este grupo guerrillero, además de los miembros del equipo de negociador, encabezados por Humberto de la Calle, entre otras personalidades de la vida pública nacional.

El presidente, Santos, inició su intervención reafirmando que “Hace tan solo seis años los colombianos no nos atrevíamos a imaginar el final de una guerra que habíamos padecido por medio siglo. Para la gran mayoría de nosotros, la paz parecía un sueño imposible, y era así por razones obvias, pues muy pocos –casi nadie– recordaban cómo era vivir en un país en paz”, señaló el Primer Mandatario.

El Jefe de Estado Colombiano recordó que “Tan solo hace dos meses, los colombianos –y de hecho el mundo entero– quedamos impactados cuando, en un plebiscito convocado para refrendar el acuerdo de paz con las FARC, los votos del “No” superaron por estrecho margen a los votos del “Sí”. Fue un resultado que nadie imaginaba”, comentó.

Y destacó un pasaje de Cien Años de Soledad, la obra maestra del Premio Nobel, Gabriel García Márquez, que de alguna manera reflejaba lo que estaba pasando: “Era como si Dios hubiera resuelto poner a prueba toda capacidad de asombro, y mantuviera a los habitantes de Macondo en un permanente vaivén entre el alborozo y el desencanto, la duda y la revelación, hasta el extremo de que ya nadie podía saber a ciencia cierta dónde estaban los límites de la realidad”, comentó.

Santos recalcó, “La guerra que causó tanto sufrimiento y angustia a nuestra población, a lo largo y ancho de nuestro bello país, ha terminado”.

EntregaNobelPaz_Santos

“El Premio Nobel de Paz va destinado al Presidente Santos únicamente, pero también se debe entender como un tributo al pueblo colombiano”, dijo el Comité Noruego del Nobel al galardonar al Primer Mandatario.

Santos reconoció que tras el resultado adverso del plesbicito del 2 de octubre, que la noticia del Premio Nobel de Paz llegó como un regalo del cielo. “En un momento en que nuestro barco parecía ir a la deriva, el Premio Nobel fue el viento de popa que nos impulsó para llegar a nuestro destino: ¡el puerto de la paz! Gracias, muchas gracias, por este voto de confianza y de fe en el futuro de mi país”, afirmó el Primer Mandatario.

El Primer Mandatario colombiano destacó que hoy Colombia tiene un nuevo acuerdo para la terminación del conflicto armado con las FARC, que acoge la mayoría de las propuestas que hicieron los diferentes sectores, tanto los del No como los del Si.

“Este nuevo acuerdo se firmó hace dos semanas y fue refrendado la semana pasada por el Congreso de la República, por una abrumadora mayoría, para que comience a incorporarse a nuestra normatividad. El largamente esperado proceso de implementación ya comenzó, con el aporte invaluable de las Naciones Unidas. Con este nuevo acuerdo termina el conflicto armado más antiguo, y el último, del Hemisferio Occidental”, señaló el Jefe de Estado.

Imagen de COLOMBIA Proceso de PAZ Manifestación 2013 Bogotá

Miles de personas se movilizaron en Colombia en un clamor por lograr un acuerdo final de paz. - Presidencia de la República

La voz del Comité Noruego

Berit Reiss-Andersen, vicepresidenta del Comité Noruego del Nobel, destacó la labor del presidente Santos, de los negociadores y quienes hicieron parte del proceso de paz que se firmó en Colombia. “Un pueblo que, a pesar de grandes penurias e innumerables abusos, nunca ha perdido la esperanza de una paz justa. Nuestro tributo corresponde más que todo a los representantes de las víctimas de la guerra civil”, aseguró.

Reiss-Andersen resaltó los efectos por décadas del conflicto colombiano. “Más de 220.000 colombianos han perdido la vida. Cuatro de cinco de los asesinados han sido civiles no beligerantes. Además, entre cinco y siete millones de colombianos han sido forzados a refugiarse, muchos de los cuales han vivido como ‘habitantes desplazados’ dentro de su propio país”.

Igualmente, destacó que iniciar un proceso de paz, por parte de Santos, fue una iniciativa que requirió de coraje político y gran perseverancia. También resaltó el hecho de que después de los resultados adversos del acuerdo firmado en Cartagena en el plebiscito del 2 de octubre, Santos declaró que no iba a renunciar y que seguiría trabajando con todas sus fuerzas.

La representante del Comité Noruego también reconoció, que hubo quienes opinaron que era muy temprano para darle el premio Nobel de Paz este año a Santos y que más bien se debería esperar un año más para ver si el proceso prosperaba. “Sin embargo, el comité lo vio de manera diferente. En nuestra opinión no teníamos ningún tiempo para perder. Todo lo contrario, el proceso de paz se encontraba en un peligro inminente de fracasar y necesitaba todo el apoyo internacional que podía recibir. Además, estábamos nosotros completamente convencidos de que usted, señor Presidente, siendo el líder más elevado de Colombia, tenía que ser el que haría avanzar el proceso de paz”, puntualizó.

Foto Comité Noruego Premio Nobel

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en compañía de los miembros del Comité Noruego, durante el acto de la entrega del Premio Nobel de Paz. - Presidencia de la República

Otras historias interesantes