Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 31 ene 2017

Una ventaja frente a la crisis

Los bajos tipos de interés han beneficiado a las familias españolas, y éstas han vivido diferentes fases durante la crisis. A partir de ahora, ¿qué se puede esperar del futuro más inmediato? Ana Rubio, de BBVA Research, explica los cambios que se avecinan.

- Pregunta: ¿Cómo han afectado los bajos tipos de interés a las familias españolas?

- Respuesta: El efecto neto ha sido positivo. Positivo porque lo que se han reducido los pagos por créditos ha sido más que lo que se han reducido los ingresos por depósitos, de forma que la carga financiera neta, que es pagos por crédito menos ingresos por depósitos y dividido por renta disponible, ha caído un 4%. Esto se explica tanto por precios como por cantidades. Por la parte de los precios, la reducción de los tipos de interés ha sido especialmente buena para las hipotecas españolas, dado que en su mayoría son a tipo de interés variable; y esto ha resultado ser una ventaja durante la crisis. Y en los depósitos se ha reducido su remuneración, pero no ha llegado a  niveles negativos; para las familias sigue en terreno positivo.

- P.: ¿Cómo han evolucionado las finanzas familiares durante la crisis?

- R.: Ha habido diferentes fases. En el caso de los créditos, en un primer momento, hasta mediados de 2010, la reducción de los tipos de interés del BCE fue muy importante para explicar la reducción de los pagos. Y a partir de entonces fue el desapalancamiento, ayudado también por esta reducción de tipos de interés, el que cobró más importancia. En el caso de los depósitos, en un primer momento, aumentó mucho el ahorro por motivos de precaución, en un momento en el que estaban muy bien remunerados los depósitos; después se optó por productos más rentables como la deuda o los pagarés; y ahora se ha vuelto a los depósitos, esta vez a la vista por un motivo de liquidez.

- P.: ¿Qué se puede esperar para el futuro?

- R.: Para los próximos trimestres no esperamos grandes cambios en la carga de las familias, mientras que los tipos de interés del BCE sigan en niveles tan reducidos. Es decir, que la política de tipos de interés bajos del BCE está teniendo y seguirá teniendo un efecto neto positivo para los hogares españoles.

Otras historias interesantes