Cómo usar modelos mentales para tomar mejores decisiones en el trabajo

La vida profesional está llena de opciones difíciles ¿Estoy preparado para este ascenso? ¿Cuál de mis jefes debería escoger como mi mentor? ¿Qué debería comer en el almuerzo? No existe un método infalible para tomar constantemente la mejor decisión —incluso el mejor de nosotros comete errores— pero, con las herramientas adecuadas, es posible maximizar las probabilidades de éxito.

La memoria humana es un mecanismo no demasiado fiable, de modo que conocer hechos individuales sólo te llevará hasta ese momento. Un camino mucho más efectivo para una exitosa toma de decisiones es desarrollar la habilidad de deconstruir un reto, como ‘¿por qué no funciona la impresora?’, de modo que pueda ser analizado desde diferentes perspectivas. Si puedes transformar tu mente en una máquina que te ayude a deducir, podrás tomar todas esas grandes decisiones acerca de tu carrera con la seguridad de que la conclusión a la que llegues no es resultado del sesgo individual, sino producto de la razón pura.

Igual te interesa…

trabajo economía digital oficina ordenador recurso

Aquí es donde los modelos mentales entran en juego. Cada modelo es una herramienta que tu mente puede utilizar para analizar y entender el mundo que te rodea. Cuando varios de estos modelos trabajan en tándem, forman una gran caja de herramientas para una fantástica toma de decisiones ¿Lo más importante para recordar acerca de los modelos mentales? Cuanto más tengas, mejor serás capaz de resolver el problema en cuestión. En su configuración de serie, el cerebro trabaja contra el razonamiento racional; se apoya en modelos que ya conoce y trata de forzarlos ante cualquier situación. Para el hombre con un martillo, todo parece un clavo.

Aumentando los modelos en tu rango cognitivo, disminuyes las posibilidades de que tu cerebro se vea sorprendido. Para comenzar tu camino hacia la cognición de clase mundial, te dejamos cuatro ejemplos de modelos mentales, de cuatro campos diferentes, que puedes empezar a usar ahora mismo para mejorar las decisiones que tomas en el trabajo.

‘Crowdsourcing’

El ‘crowdsourcing‘ ha existido desde hace mucho más que lo que la mayoría de la gente cree. En 1714, en una época en la que probablemente internet hubiera sido temido como algún tipo de magia negra, el gobierno británico se apoyó en el ‘crowdsourcing’ para resolver el problema de la longitud, que había sido la espina clavada de muchos barcos que realizaban viajes transoceánicos ¿Y qué eran los icónicos pósteres de ‘Se busca’ en el salvaje oeste americano sino un rudimentario método para utilizar el ‘crowdsourcing‘ en la justicia?

Igual te interesa…

Lo que hizo internet (y especialmente las tecnologías web 2.0) fue proporcionar por primera vez una plataforma verdaderamente eficaz para el ‘crowdsourcing‘. Ahora podemos obtener de todo, desde servicios a ideas o contenidos con un esfuerzo mínimo y utilizar sistemas que organizan cantidades masivas de datos en un abrir y cerrar de ojos. Esta es una combinación muy poderosa. En BBVA utilizamos el ‘crowdsourcing’ para probar y mejorar los productos que hacemos. Así, nuestros propios empleados también desempeñan un papel fundamental, probando versiones beta y proporcionando ‘feedback’.

La gran ventaja del ‘crowdsourcing’ es que aprovecha la sabiduría de la multitud. La sabiduría combinada de un gran grupo es mucho más inteligente que la de un solo individuo. Al utilizar el ‘crowdsourcing’ para la solución a tu problema, tendrás muchas más posibilidades de llegar a la decisión acertada.

“Cada modelo es una herramienta que tu mente puede utilizar para analizar y entender el mundo que te rodea”.

Eficiencia de Pareto

Los políticos pasan gran parte de sus carreras buscando mejoras de Pareto ¿Cómo pueden mejorar las oportunidades del Ciudadano A sin desventajas o desviar recursos del Ciudadano B?

Alcanzamos el estado de “Eficiencia de Pareto” cuando todas las mejoras de Pareto se han llevado a cabo y resulta imposible realizar ninguna mejora individual sin que ello conlleve como mínimo perjudicar a otro individuo. No es difícil ver por qué esto puede aplicarse una buena toma de decisiones. Se le da al pensador la noción de que está trabajando con recursos finitos, y de que su trabajo es encontrar la solución más productiva para esos recursos.

Igual te interesa…

derek-white-bbva-cabecera-ook

Imagina que quieres tomar una ruta diferente hacia una toma de decisiones exitosa y decides construir un robot que utilizará una avanzada inteligencia artificial (I.A.) para tomar todas las decisiones por ti. Cuentas con buenos materiales para construirlo, pero no puedes conseguir más. En lugar de quejarte por la necesidad de más materiales, puedes usar el principio de la Eficiencia de Pareto para encontrar la mejor combinación de los que tienes en tu mano. Por supuesto, ¡también necesitarás el conocimiento técnico del genio del ‘machine learning’!

El Efecto Observador

No todo puede ser observado y preservado de manera simultánea. A menudo, como cuando mides la presión de la rueda de un coche, afectamos el estado de la cosa, simplemente por tratar de observarla. En el caso de la rueda, es prácticamente imposible calibrar la presión sin dejar salir un poco de aire; por lo tanto, tu medida se verá afectada. Y esto es molesto: ¿cómo vas a medir el estado de algo si su medida cambia su estado?

También hay un equivalente psicológico; el Efecto Hawthorne, que ocurre cuando una persona es consciente de que está siendo observada. Ej. La gente que altera su comportamiento cuando sale en documentales televisivos porque quieren salir bien delante de la cámara. Estos pueden ser ejemplos sin consecuencias. Pero el Efecto Observador tiene serias implicaciones en tu proceso de toma de decisiones.

Imagina que eres el líder de un estudio que compila la investigación de mercado sobre un servicio que proporciona tu empresa. Pero también eres un individuo divertido y carismático y empiezas a gustarle a uno de los participantes de la investigación. Debido a que les gusta tu personalidad, y a que son conscientes de que estás grabando sus resultados, puede que te digan sólo lo que creen que tú quieres oír de ellos (este servicio es increíble, ¡bravo!) en lugar de lo que realmente piensan (esto es terrible, no lo compraría nunca). Si quieres tomar decisiones ‘informadas’ basadas en datos precisos, has de considerar cómo el Efecto Observador puede haber comprometido la información que tienes en tus manos.

Burbuja de filtro

Las burbujas de filtro suenan bien. Pero son básicamente restricciones en la mente; bloquean tu pensamiento de manera particular y suprimen la información relevante de entrar en tu proceso de toma de decisiones. Pueden ocurrir cuando un algoritmo como la función de búsqueda de Google intuye selectivamente el tipo de información que quieres ver en base a cosas como tu localización, los clics que hiciste en el pasado o tu historial de búsquedas. Cuando este proceso se repite en el tiempo, puedes quedar separado de la información con la que no compartes tu punto de vista, y aislarte en una ‘burbuja’ cultural o ideológica.

Igual te interesa…

Fotografía de Empleados de BBVA Continental en un momento de la planificación trimestral, scrum, agile

Esto puede tener consecuencias desastrosas; cámaras de eco de una mala toma de decisiones. Pero al tomar consciencia de las burbujas de filtro, puedes luchar y ampliar los horizontes de tu mente. Las 138.000 personas que trabajan en BBVA, por ejemplo, se ven inmersas en infinitas combinaciones culturales, nacionales, étnicas y de orientación sexual, y nosotros hacemos todo lo que podemos para preservar y estimular esta poderosa diversidad. Al trabajar junto a una gran cantidad de personas con intereses en cosas muy diversas, nuestros empleados son capaces de crear entendimientos cosmopolitas y, en última instancia, tomar mejores decisiones.

También emplean más modelos mentales de los que pueden describirse aquí. Si quieres más, esta lista de Medium es un sitio genial para empezar. Si quieres descubrir más acerca de la vida y oportunidades laborales de la compañía que está liderando el camino a la banca del siglo 21, por favor visita BBVA Careers y síguenos en LinkedIn.

Comunicación corporativa