Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vida y Cultura

Vida y Cultura

Con el fin de incentivar y motivar el espíritu de los ganadores de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2017, la Fundación BBVA Bancomer busca fomentar en los niños una educación financiera que les permita darse cuenta del valor del dinero, tener conocimientos de finanzas y pensar en la sustentabilidad de una forma interactiva y dinámica. En colaboración con el Museo Interactivo de Economía (MIDE) dio la bienvenida a los 1,000 estudiantes de este concurso para pasar un día divertido con actividades sobre economía.

la-alimentacion-de-garbine-muguruza-bbva

El cuerpo es la herramienta que todo deportista tiene para lograr el triunfo y eso implica que para obtener los mejores resultados hay que procurarle los mejores cuidados. La alimentación se convierte para ellos en un ritual pensado para conseguir la máxima energía y una pronta recuperación, por lo que cada comida está orientada a satisfacer las necesidades de un intenso ritmo de vida.

Como cada verano, las calles de París, Nueva York o Madrid se preparan para ser descubiertas y avivar la imaginación de sus visitantes. ¿Quién no ha soñado alguna vez con pasear por su ciudad favorita hace doscientos años y vivir en primera persona su historia? No hace falta seguir soñando. Gracias a la Colección BBVA podemos dar la vuelta al mundo y volver al pasado.

Garbiñe Muguruza accede a cuartos en Toronto

La española logra superar a Ashley Barty (6-0)(3-6)(6-2) en un partido peleado en el que supo poner calma en los momentos necesarios. Con un primer set en blanco para Garbiñe, la embajadora de BBVA vio como Barty apretaba y se llevaba el segundo. La número 4 del mundo tomó a tiempo el control del partido para hacerse con la manga decisiva. Muguruza pisa los cuartos de final de la Rogers Cup por primera vez en su carrera y se medirá con la ucraniana Svitolina en la siguiente ronda.

Que hablar es más fácil que escribir lo saben hasta los niños de cuatro años, que a tan relajada edad ya conversan con incontinencia, pero solo empuñan el bolígrafo cual lanza vikinga, sin desenvoltura, y apenas consiguen trazar garabatos de caligrafía ortopédica.