Ha sido un año crucial para BBVA Momentum. Durante estos meses, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA ha afrontado con éxito, una etapa llena de cambios, nuevos planteamientos y muchos desafíos.

Al igual que las empresas sociales a las que impulsa, BBVA Momentum también ha crecido. Tras unos años de evolución constante, desde su nacimiento en 2011 hasta 2015, el programa necesitaba avanzar y saltar fronteras. Por aquel entonces, ya había apoyado a 114 empresas innovadoras y sostenibles, que impactan positivamente en la vida de más de un millón y medio de personas. Sus cifras demostraban que la fórmula estaba funcionando. Sin embargo, en un mundo cada vez más complejo, lleno de retos sociales y medioambientales, BBVA era consciente de que no era suficiente. El programa necesitaba un periodo de reflexión para diseñar una nueva estrategia más global: Momentum Project se convertía, así, en BBVA Momentum.

Más grande, más ambicioso 

2017 ha sido el año del gran salto. En marzo, se lanzaba la convocatoria de la sexta edición, de manera progresiva, en cinco países (España, Estados Unidos, México, Turquía y Colombia) con un programa que se extendía y canalizaba en cinco direcciones: formación, acompañamiento estratégico, visibilidad, apoyo a la financiación y acceso a una extensa red de emprendedores, clientes e inversores. Y había algunas novedades importantes. Esta vez, la formación de 23 semanas corría a cargo de Corporate Learning, una plataforma nacida de la alianza entre el Instituto de Empresa (IE) y Financial Times, ya no era necesario que el impacto se diera en el mismo país donde estuviera situada la compañía, sino en cualquier lugar del planeta y a la figura del mentor, se incorporaba la del especialista, que daría apoyo y asesoramiento en dudas puntuales sobre distintos temas a través de la plataforma ‘online’.

Igual te interesa…

mentor-bbva-momentum

Durante las cinco semanas que duró el periodo de inscripción, más de 600 empresas de España, México y Estados Unidos presentaron su solicitud, Colombia lanzaba su plazo de recepción de candidaturas para seleccionar a sus 20 participantes y Turquía se sumaba con un programa piloto. Tras la etapa de selección de los proyectos semifinalistas, llegaba el turno del jurado global para tomar la decisión más difícil y decidir las empresas que entrarían en el programa. Había mucha expectación. Por fin, el 22 de mayo se hicieron públicos los 87 nombres de las compañías participantes en BBVA Momentum 2017. Ahora sí, comenzaba la aventura.

Un programa diseñado a medida

En los siete meses que ha durado el programa, los participantes han visto reforzados los pilares de su empresa para impulsar su crecimiento. La formación ‘online’, que permitía a todos los participantes acceder a contenidos y formatos innovadores y adaptados a sus horarios, era muy valorada por los emprendedores:  “Aproveché al máximo todo este programa brindado por BBVA a través del cual aprendí cosas nuevas relacionadas con mi negocio”, explicaba la emprendedora colombiana Camila Cooper, una de las fundadoras de Fruto Bendito. “Todos los días consultaba la plataforma, hacía las tareas pendientes y seguía en vivo las capacitaciones”.

La formación presencial de BBVA Momentum en España ha tenido lugar en el Impact Hub de Madrid.

El ecosistema, uno de los puntos que BBVA Momentum ha potenciado en cada edición, se ha reforzado con nuevo vínculos: “El proyecto ha adquirido un nivel de calidad en estos últimos meses que yo nunca hubiera imaginado”, afirmaba la emprendedora española Arancha Martínez, de Itwillbe.org. “Me ha dado acceso a personas, tanto del claustro como los compañeros, con unos currículums y experiencias increíbles en el entorno del emprendimiento social y que seguro aportarán muchísimo al éxito del proyecto”. En este camino, el apoyo de BBVA ha dado confianza y ha reforzado la motivación de sus participantes. “Esto valida a Cafe Momentum, reconoce que lo que estamos haciendo es efectivo y crea una oportunidad para que podamos escalar e impactar en la vida de más jóvenes”, aseguraba orgulloso el emprendedor estadounidense Chad Houser.

Igual te interesa…

conexion tecnología bbva azul

La labor de los mentores y especialistas del programa, una vez más, ha sido muy valorada por los emprendedores. “Momentum me está aportando conocimientos, pero sobre todo visión”, contaba Guillermo Molina, emprendedor español de FelizVita. “Me está aportando ‘expertise’ a través de su rama de expertos y mentores y me está dando confianza para afrontar el futuro”. Además, las apariciones en los medios de comunicación han contribuido a amplificar la visibilidad de estas empresas.

En España, el Pitch Day, el evento en el que los emprendedores han expuesto sus planes de crecimiento ante un público formado por empresas, organizaciones sociales, fondos de inversión, ‘business angels’ y clientes de BBVA, ha sido el colofón perfecto a estos meses de intenso pero gratificante trabajo, como también lo han sido los cierres de edición en cada uno de los países participantes. De ahora en adelante, todos estos emprendedores tienen por delante la tarea de aplicar lo aprendido, conseguir los recursos necesarios para crecer con el apoyo de BBVA Momentum y seguir avanzando. Mientras tanto, ya se está fraguando la nueva edición de 2018 con nuevos retos y objetivos por conseguir. La historia continúa.

Comunicación corporativa