Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología Act. 27 may 2019

Abiertas, transparentes y disruptivas, así serán las organizaciones del futuro

Las organizaciones actuales están construidas para un mundo lineal, jerárquico, centralizado, cerrado, de arriba abajo. Pero nuestro entorno está cambiando vertiginosamente, impulsado principalmente por las tecnologías exponenciales y la globalización que hace que lo que hasta ahora funcionaba se quede obsoleto en esta nueva realidad.

Así lo afirma Yuri Van Geest, coautor del best seller “Organizaciones Exponenciales”, que ha participado en la tercera edición de BBVA Brainstorm, el encuentro global con los empleados de BBVA. “El mundo se está volviendo cada vez más abierto y transparente, más disruptivo y eso también está cambiando la forma en la que se entiende el liderazgo y la gestión del talento y las personas”, afirma.

Para Van Geest, embajador de la Singularity University y experto en gestión estratégica, las “grandes responsables” de este cambio de paradigma son las tecnologías disruptivas como el cloud computing, la Inteligencia Artificial, el big data, el blockchain o el deep learning porque han irrumpido con una fuerza y a un ritmo hasta ahora desconocido en las sociedades modernas.

Yuri Van Geest durante el encuentro - BBVA

Como resultado de esta evolución, “estamos pasando de un mundo de escasez, donde lo importante es poseer para tener una ventaja competitiva, a un mundo de abundancia, en el que lo realmente relevante es el acceso”, destacaba Van Geest.

Y esto también se hace sentir en las empresas y en todo tipo de organizaciones. Estas reciben el calificativo de exponenciales cuando su impacto es desproporcionadamente superior -al menos 10 veces mayor que el de sus competidores- como consecuencia del uso de las nuevas técnicas de organización impulsadas por las tecnologías exponenciales. “Es lo que las hace más eficientes, rápidas y efectivas”, explicó Yuri van Geest.

Hacia una definición de organizaciones exponenciales

Para que una organización sea exponencial tiene que tener claro su MTP (Massive Transformation Purpose) y cumplir al menos cuatro requisitos entre SCALE ( Staff on demand, Community and Crowd, Algorithms, Leveraged Assets y Engagement, las fuerzas estabilizadoras de la organización), y IDEAS ( Atributos externos, motivadores de crecimiento. Interfaces, Dashboards, Experimentation, Autonomy y Social).

Desde el punto de vista corporativo, las grandes organizaciones deben tener un propósito aspiracional, que inspira a las personas de dentro y de fuera, a los empleados y a los clientes. El propósito es el ‘pegamento’ de la organización, la brújula que la guía a largo plazo.

Van Geest nombró diferentes compañías que cumplen estas características  Amazon, Airbnb, Google, Netflix o General Electric, pero también otras startups más especializadas como Estimize (solución de crowdsourcing), Etoro (plataforma social de trading), Slack (herramienta de comunicación para equipos) o Kensho (asesoría financiera ofrecida por algoritmos).

“Deben pasar de ser organizaciones jerárquicas (top-down) a exponenciales, es decir, organizaciones planas, flexibles, interconectadas, con tolerancia al error y equipos autoorganizados y autónomos. Este cambio también supone, por ejemplo, pasar de establecer planes estratégicos basados en la evolución pasada para periodos largos a estrategias a un año basadas en el MTP con test diarios y un mayor conocimiento del cliente”, el autor de Organizaciones Exponenciales se refirió a dos empresas como ejemplo, GitHub, una plataforma de código abierto y trabajo colaborativo para el desarrollo de proyectos que recluta miembros basándose en las capacidades futuras de las personas y la empresa china de electrodomésticos Haier.

¿Cuál es la clave para pasar de una organización lineal a una exponencial? Transformar el modelo de liderazgo, educar la dirección de la compañía en el mundo de la innovación y adaptar el estilo de dirección al entorno cambiante, se debe potenciar la diversidad, más mujeres y más jóvenes, tanto en el equipo directivo como en los mandos intermedios. Otras estrategias son revitalizar el core de la organización, lo que en muchos casos obliga a superar algunos rasgos culturales tradicionales, e identificar nuevos socios, invirtiendo y adquiriendo otras organizaciones exponenciales.

Las tecnologías que están emergiendo van a cambiar —están cambiando ya— las que parecían constantes fundamentales de la naturaleza humana hoy  es posible mejorarlas drásticamente.

Otras historias interesantes